miércoles, 13 de julio de 2005
Nuevamente se pospuso -al quedar "en trámite"- el alegato en la Corte de Apelaciones de Rancagua la causa conocida CASO "CALENDARIOS" que hace más de dos años y tres meses interpusieron los concejales Roberto Córdova, Aldo Polanco -y los ahora ex concejales- Carlos Leyton y Washington Saldías contra quienes resulten responsables.
El caso estaba programado en la Tercera Sala, en cuarto lugar, ayer en la Corte de Apelaciones. Tan es así, que estaban anotados para alegar el abogado Humberto Lemaire por el alcalde Jorge Vargas, y el abogado Esteban Cuello, por parte de Hugo Vargas, ex empleado municipal pichilemino; y el abogado Manuel Yánez, por los querellantes.
La causa se está viendo en esta instancia judicial -Corte de Apelaciones de Rancagua- ante la resolución del Juez de Pichilemu, Rodolfo Moreno Osses de "no dar a lugar" a sometimiento a proceso a los querellados, quienes -a juicio de los querellantes- cometieron una serie de delitos al realizar actos irregulares y maliciosos, que revisten el carácter de delitos en la confección de material impreso, para una campaña de previsión del Virus Hanta, con dineros del Departamento de Salud.
Al explicar por qué se pospuso el alegato, el abogado Manuel Yánez declaró al Informativo de la radio "Entre Olas", que el Presidente de la Tercera Sala, Ministro Bañados, optó por solicitar antecedentes que están en el Tribunal de Pichilemu, para tenerlos a la vista, y luego escuchar los alegatos pertinentes.
Eso significa -explicó el abogado- que el Tribunal pichilemino deberá hacerlos llegar a la Corte de Rancagua y el caso se pondrá en Tabla para la próxima semana.
Requerido el profesional por qué esta seguidilla de dilaciones. Unas veces por impugnación de los abogados de los querellados y, ahora, por esta otra causa, el abogado Yánez manifestó "pregúntele directamente a los querellados, porque si ellos son supuestamente inocentes no lo demuestran de una vez y usan estas argucias sus abogados".
Para conocimiento de los cibernautas y comunidad en general, uno de los abogados de esta causa, Humberto Lemaire, es de reconocida experiencia en defender, entre otros personajes y causas no muy "santas" -a traficantes de drogas- y tiene residencia de "descanso" en nuestra comuna. Es muy fácil verlo, varias veces al mes haciendo tour en locales comerciales. De algunos es ya habitué y se hace cada vez, más conocido.
Hacemos este alcance sin el ánimo de cuestionar su derecho a prestarle sus servicios profesionales a quien lo desee (ya que todas las personas requeridas por la Justicia tienen derecho a defensa), sino para informar que así como este profesional, el abogado Manuel Yánez -también- en su calidad de profesional ha debido defender a inculpados de diferentes delitos, al margen de que, finalmente, le haya ido bien o mal, en cada caso.
En la profesión de abogado, como en otras profesiones, e incluso oficios, no se puede discriminar, aunque -también- está el derecho a "negarse" a prestar sus servicios. Y en este caso hay varios ejemplos, pero que no vienen al caso.
Publicante Desconocido @ 21:33
 | Enviar Noticia