Viernes, 12 de agosto de 2005
Mientras unos pocos honorables realmente trabajan, se preocupan, y se ganan su dieta parlamentaria, otros se dedican a "apitutar" a familiares y a seguir escalando en "el servicio p?blico" (??), para que los chilenos les paguemos su sacrificada labor.

Como tambi?n hay excepciones, entregamos una moci?n que est? impulsando el diputado Leopoldo S?nchez -que realmente no se a qu? partido pertenece y tampoco me interesa- para proteger los glaciales que este gobierno est? permitiendo sean intervenidos, como lo ser?n los Glaciales de la Tercera Regi?n si finalmenmte se permite siga adelante el proyecto Pascua Lama.




MOCI?N


ESTABLECE LA PROHIBICI?N DE LA EJECUCI?N DE PROYECTOS DE INVERSI?N EN GLACIARES


CONSIDERANDO:


1? Que existe conciencia en casi todas las naciones del mundo sobre los efectos perniciosos, actuales y futuros del cambio clim?tico en nuestro planeta.

La Comunidad Cient?fica Internacional, ha estimado que el clima global se ver? alterado significativamente, en el pr?ximo siglo, como resultado del aumento de concentraciones de gases invernadero tales como el di?xido de carbono, metano, ?xidos nitrosos y clorofluorocarbonos. Estos gases est?n atrapando una porci?n creciente de radiaci?n infrarroja terrestre y se espera que har?n aumentar la temperatura planetaria entre 1,5 y 4,5?C. Como respuesta a esto, se estima que los patrones de precipitaci?n global, tambi?n se alterar?n en los pr?ximos cincuenta a?os.


Tambi?n existen estudios serios que indican que se est?n produciendo grav?simas alteraciones en los ecosistemas globales. As?, por ejemplo, algunos investigaciones dan cuenta del hecho que los rangos de especies arb?reas, podr?n variar significativamente como resultado del cambio clim?tico global. Por ejemplo, estudios realizados en Canad? proyectan p?rdidas de aproximadamente 170 millones de hect?reas de bosques en el sur Canadiense y ganancias de 70 millones de hect?reas en el norte de Canad?, por ello un cambio clim?tico global como el que se sugiere, implicar?a una p?rdida neta de 100 millones de hect?reas de bosques.

Estos cambios medioambientales necesariamente tendr?n como consecuencia, desequilibrios econ?mico, pues se acrecienta la vulnerabilidad de las econom?as de los pa?ses que dependen fuertemente de recursos naturales.

En relaci?n al impacto directo del cambio clim?tico sobre seres humanos, se ha concluido, que en este fen?meno se encuentra la causa ?ltima de la expansi?n del ?rea de enfermedades infecciosas tropicales, las enormes inundaciones de terrenos costeros y ciudades, la prevalencia de tormentas m?s intensas, y el aumento estad?stico de la ocurrencia de episodios m?s prolongados de sequ?as.

2? Que resulta indispensable, por lo anteriormente expuesto, que las naciones del orbe junto con cumplir con los compromisos adquiridos al suscribir el Protocolo de Kyoto que pretende disminuir la emisi?n de gases con efecto invernadero, que est?n siendo decisivos en la generaci?n del cambio clim?tico global, deben preocupares tambi?n de asegurar muy especialmente la disponibilidad, acceso y uso racional de los recursos h?dricos, los cuales est?n siendo directamente amenazados por la amenaza constante de la sequ?a, los cambios demogr?ficos, los reg?menes de apropiaci?n y la contaminaci?n de los cursos y dep?sitos naturales de agua dulce.

Cada a?o, m?s de mil millones de seres humanos se ven obligados a recurrir al uso de fuentes de abastecimiento de agua potencialmente nocivas. Este hecho seg?n Naciones Unidas perpet?a una crisis humanitaria silenciosa que acaba con la vida de unos 3.900 ni?os al d?a. El fracaso colectivo para abordar este problema se traduce en unas perspectivas de futuro muy poco esperanzadoras para los miles de millones de personas que viven atrapados en una espiral de pobreza y enfermedad.

Cuatro de cada diez personas en el mundo no tienen acceso a un ba?o de pozo y casi dos de cada diez no tienen una fuente de agua potable segura. Con el fin de frenar esta terrible situaci?n, entre los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM) se incluye reducir a la mitad el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible al agua potable y a servicios b?sicos de saneamiento antes de 2015.


3? Que, en relaci?n a la cada vez m?s escasa disponibilidad de recursos h?dricos destinados al consumo humano y a la explotaci?n agr?cola, son muchos los cientistas sociales y l?deres mundiales que postulan como Steve Lonergan que las tensiones por el agua dulce aumentar?n a medida que se agrave su escasez. Este autor cita por ejemplo al ex secretario general de las Naciones Unidas, Boutros Ghali, y al difunto rey Hussein de Jordania" quienes habr?an sostenido que "la pr?xima guerra en Medio Oriente ser? por el agua", y esto es por la sencilla raz?n que la demanda aumenta a un ritmo alarmante en algunas regiones, debido al crecimiento de la poblaci?n y al incremento del consumo por habitante. En muchos pa?ses con escasez de recursos h?dricos, como Jordania e Israel, no existe una forma obvia ni econ?mica de aumentar la oferta de agua, y por tanto es probable que surjan tensiones entre diferentes usuarios. La segunda crisis es la del deterioro de la calidad del agua. La agricultura es el mayor contaminante: el creciente uso de fertilizantes y pesticidas qu?micos ha contaminado tanto fuentes de agua superficiales como subterr?neas. Tambi?n est? en aumento la contaminaci?n dom?stica e industrial, y el problema afecta tanto a pa?ses industrializados como en desarrollo.

Finalmente, Lonernag , quien ha sido director de la Divisi?n de Alerta Temprana y Evaluaci?n del PNUMA, el uso del agua tiene una dimensi?n geopol?tica.


4? Que ante este escenario, Chile se encuentra en una situaci?n de privilegio en el contexto global, pues es poseedor de importantes reservas de agua dulce calculadas en millones de metros c?bicos. Estas reservas, tienen como base esencialmente la presencia a lo largo del territorio nacional de m?s de mil quinientos glaciares, y de dos grandes campos de hielos, uno en la Regi?n de Ays?n y el otro en la Regi?n de Magallanes, Campos de Hielo Norte y Sur, respectivamente, que son los que nutren en la temporada estival los r?os y buena parte de los lagos de nuestro pa?s.

Cuidar en consecuencia nuestro patrimonio glaciar debiera ser una preocupaci?n relevante de todos los chilenos y especialmente del Estado que tiene que ser capaz, con una mirada estrat?gica, incluso de seguridad nacional, de salvaguardar la integridad de esos recursos naturales no renovables y que se encuentran amenazados de desaparecer.

En efecto, cient?ficos latinoamericanos han indicado que los glaciares andinos han entrado en una fase acelerada de retroceso debido al calentamiento global y al fen?meno meteorol?gico conocido como El Ni?o, estim?ndose que desaparecer?n completamente en 20 o 30 a?os. Esta situaci?n, se estar?a produciendo tanto en el norte de la cordillera (Ecuador, Per? y Bolivia), como en el sur (glaciares Echaurren y Piloto Este, en los Andes de Santiago y Mendoza, respectivamente) y el extremo sur (San Lorenzo, Andes de Patagonia y Tierra del Fuego).

M?s a?n, cient?ficos de la NASA aseguraron hoy que los glaciares se est?n derritiendo mucho m?s r?pido de lo esperado, debido fundamentalmente a los cambios en las placas de hielo de Groenlandia y la Ant?rtida. Waleed Abdalati, responsable del Programa de Cri?sfera de la Agencia Espacial Norteamericana, explic? que "se estima que m?s de 100 millones de personas se ver?n afectadas por el incremento de un metro en el nivel de los oc?anos, en los pr?ximos cincuenta a?os.? Las consecuencias, de lo este fen?meno sin duda que ser?n nefastas para amplias poblaciones del mundo, tanto por la disminuci?n de los recursos disponibles para consumo humano y para la producci?n de alimentos, a lo cual hay que sumar las ?reas habitadas que ser?n inundadas de manera permanente por el mar.


5? Que en nuestra legislaci?n nacional lamentablemente no contiene disposici?n alguna referida a la conservaci?n de los glaciares. Ni en la Ley ambiental ni en la legislaci?n sobre el uso y aprovechamiento de las aguas se contiene normas que permitan proteger a los glaciares del uso abusivo de sus cualidades, tanto como fuente de agua y tambi?n como depositarios ?nicos de ox?geno milenario y testigos fieles de la evoluci?n del clima en nuestro planeta.

6? Que atendido lo anterior, considerando la urgencia que impone generar un marco protector id?neo, es que proponemos a la H. C?mara de Diputados, este proyecto de ley, de un Art?culo ?nico, mediante el cual agregamos un inciso tercero y final, al art?culo 11 de la Ley N? 19.300 de Bases Generales del Medio Ambiente, para excluir, a?n, con sometimiento al sistema de evaluaci?n de impacto ambiental todos los proyectos o actividades humanas realizadas directa o indirectamente sobre glaciares, con la sola excepci?n de aquellas que tengan por finalidad el aprovechamiento de su valor paisaj?stico natural y el desarrollo de actividades de investigaci?n cient?fica o tur?sticas y el aprovechamiento del derretimiento natural de los mismos.

7? Que, confiamos, en que la H. C?mara de Diputados pueda analizar a partir de esta sencilla propuesta legislativa una materia como es el patrimonio glaciar chileno que ha estado absolutamente ausente, hasta que se hicieron p?blicos los impactos del proyecto minero de Pascua Lama, de la agenda de asuntos de inter?s p?blico, de manera tal de que podamos responsablemente generar una normativa que permita su conservaci?n en el tiempo y su aprovechamiento, probablemente en el futuro, cuando contemos con la tecnolog?as m?s adecuadas para disminuir al m?ximo posible, los impactos ambientales negativos, que cualquier actividad humana sea o no con fines econ?micos, que se realice sobre ellos o en su ?rea de influencia directa.

POR TANTO

Los diputados que suscriben, venimos en presentar el siguiente:

PROYECTO DE LEY

ART?CULO ?NICO: Agr?guese el siguiente inciso tercero y final nuevo, al Articulo 11 de la Ley N? 19.300 de Bases Generales del Medio Ambiente:

"Con todo, ni a?n someti?ndose al sistema de evaluaci?n de impacto ambiental podr?n desarrollarse actividades o ejecutarse proyectos en las zonas glaciares, salvo que estas tengan exclusivamente finalidades de investigaci?n cient?fica o de aprovechamiento ecotur?stico o de aprovechamiento del derretimiento natural del hielo y el escurrimiento sistema de evaluaci?n de impacto ambiental".

LEOPOLDO S?NCHEZ GRUNERT
Diputado
Publicante Pichilemunews @ 20:13
 | Enviar Noticia