Jueves, 27 de octubre de 2005
Un recurso de queja ante la Corte de Apelaciones de Rancagua present? en d?as pasados la defensa del alcalde Jorge Vargas Gonz?lez, ante la negativa del juez Rodolfo Moreno Osses de "dar a lugar" a petici?n de abrir el sumario en el Caso Videos.
La acci?n de la defensa del alcalde Vargas -realizada el d?a 6 de
Octubre por dos de sus abogados- pretend?a que se abriera el sumario de la Causa -listo para dictar sentencia- para tomarle declaraci?n a dos personas que trabajaron en un momento con la querellante, en la Carnicer?a que regentaba hasta hace alg?n tiempo.
En la solicitud y posterior apelaci?n al Juez Moreno, la defensa
plantea que en la dicha Carnicer?a se habr?a producido un "ardid y complot", respectivamente, para perjudicar al alcalde Vargas.
La primera presentaci?n a la que el Juez Moreno no dio a lugar, el d?a 7 y 13 de Octubre, respectivamente, se?ala: "Que venimos en solicitar a US. Disponga en virtud del art?culo 401 del C?digo de Procedimiento Penal, la reapertura del sumario de la referencia, con el objeto puedan practicarse las diligencias que se indicar?n en el otros?, por estimar esta parte que la realizaci?n y pr?ctica de las mismas son decisivas para ilustrar suficientemente en VS. La tesis que defenderemos cual es, que la estructuraci?n y elaboraci?n del ardid no es m?s que una grosera y obscena persecuci?n pol?tica en cuyo prop?sito se utilizaron m?todos despreciables, il?citos e impropios de un estado de derecho democr?tico, tales que, alteraron la verdadera naturaleza probatoria de los instrumentos que le fueron presentados a VS.".

CUESTIONAMIENTO
Las medidas que buscan los profesionales que defienden al procesado, en el caso video, buscan -seg?n las argumentaciones de las presentaciones- desacreditar el medio de prueba que present? la querellante -Lidia Catal?n- precisamente un video, la ?nica manera que encontr? ?sta para basar su testimonio y que permitiera -de alguna forma- que la Justicia pudiera, en su momento, confrontar la voz que aparece en el video con la del acusado; tr?mite que fue sometido a diversas pruebas y/o peritajes de expertos en el tema. Y donde la voz del acusado est? suficientemente probada que es de ?l y no de terceras personas. Como igualmente, de la conversaci?n donde se prueba el delito de cohecho, que es la causal por la cual esta sometido a proceso.
Hoy, la defensa pretende llevar a dos ex empleados a declarar que
ellos oyeron conversaciones donde -supuestamente- la querellante se puso de acuerdo con terceras personas para "grabarle" al acusado.
Es muy posible que efectivamente hayan o?do algo al respecto. Sin
embargo -si van al tribunal a declarar- deber?n decir c?mo se
obtuvieron sus declaraciones, las cuales -al parecer- se realizaron de una forma muy poco habitual en la Notar?a de Pichilemu.
En definitiva, si la Corte de Apelaciones "da a lugar" al recurso de queja en este sentido, ser?n varias las personas que tendr?n que ir al Tribunal, como por ejemplo, funcionarios de la Notar?a, entre otros, a explicar si realmente los "declarantes" hicieron efectivamente su declaraci?n delante de alg?n funcionario de la Notar?a, o ?stas estaban preparadas, como extraoficialmente habr?a ocurrido, seg?n fuentes que denunciaron en el "Libro de Visitas" de www.pichilemunews.cl, un hecho similar y que podr?a ser coincidente con este caso.
Giros inesperados -y desesperados- que est? llevando la defensa del procesado Jorge Vargas, donde pueden resultar un verdadero "boomerang".
Ya estaremos informando sobre nuevos antecedentes.
Publicante Pichilemunews @ 15:37
 | Enviar Noticia