Domingo, 14 de enero de 2007
"LOLITA", EL ESCRITOR MANUEL ROJAS, C?HUIL Y OTRAS YERBAS

Muchas veces adoptamos palabras a nuestro vocabulario porque lo o?mos en la radio, en la televisi?n, o lo le?mos en alg?n medio escrito, diario, libro, etc?tera.
Y de pronto, de tanto repetirla pasan a ser palabras que -incluso- la Academia Real de la Lengua, las incluye oficialmente con la correspondiente descripci?n del concepto.
Una de estas miles de palabras es Lolita. La que se usa para identificar a jovencitas quincea?eras -con un rango hacia abajo como para arriba- pero que lleva us?ndose m?s de cincuenta a?os.
?Sabe de d?nde surgi?? ?No!, pues bien, este nombre fue el nombre de la novela que us? el escritor ruso Vladimir Nabokov, y con la cual logr? una notoriedad y muchos d?lares por su ?xito, y por las pol?micas que gener? en su tiempo, lleg?ndose a prohibir su edici?n por un tiempo, por el tema que trataba: la relaci?n que se produce entre un escritor de edad ya cincuent?n seg?n recuerdo y una "mocosita" de unos 12 a?os, bastante desarrollada y con un encanto "muy especial" que cautivaba e incitaba -cual n?nfula- inconcientemente (??) .., produciendo una turbaci?n y fascinaci?n que ni le cuento.
No le voy a contar la novela por cierto, pero debo confesar que all? por los a?os sesenta y dos, cuando se empez? a hablar de la pel?cula Lolita, que protagonizaba la novel y debutante actriz, Sue Lyon, me enamor? de su imagen y por mucho tiempo uno de mis deseos juveniles era ver la pel?cula, que por cierto no era para menores. Adem?s, trabajaban Shelley Winters, Peter Sellers y James Mason, entre otros.
A?os despu?s v? la pel?cula, pero no protagonizada por esa actriz, sino por Dominique Swain -en el rol de Lolita- Jeremy Irons en el papel del escritor y Melanie Griffith en el papel de la esposa de ?ste.

LA LOLITA JULIANNE
Leyendo el suplemento literario del Diario la Tercera, del s?bado reci?n pasado, me enter? que nuestro premio nacional, el escritor Manuel Rojas tambi?n tuvo a su "Lolita". Incluso, llegu? a pensar que -quiz?s- su colega y escritor ruso se hab?a inspirado en su experiencia. Pero no era as?, ya que -pese a ciertas coincidencias- la novela del ruso fue escrita varios a?os antes.
En efecto, la "lolita" Julianne Clark, de 17 a?os cay? subyugada ante nuestro escritor, 50 a?os mayor que la p?ber norteamericana.
Ocurre que, estando Manuel Rojas dictando c?tedra en distintas universidades de Estados Unidos, en los a?os 60, naci? una amistad con su alumna Julianne Clark que los hizo vivir una especial historia de amor.
Manuel Rojas -autor de Hijo de Ladr?n (1951), El Vaso de Leche, y premio nacional de Literatura en 1957- hab?a enviudado de su primera esposa, la profesora Mar?a Baeza, la que hab?a muerto a la temprana edad de 36 a?os. Y, pese a que ella lo hab?a inspirado en hermosos versos -Deshecha Rosa (1954)- el escritor no era hombre de una sola mujer. Su segunda esposa fue Valerita L?pez, pero como ya dec?amos -estando en Estados Unidos- Manuel Rojas vivi? un t?rrido affaire que lo llev? a huir buscando tranquilidad para vivir su fulminante pasi?n.
Los padres de Julianne denunciaron el hecho a la polic?a y se convirtieron en fugitivos. Contaron con la ayuda y complicidad de los tambi?n escritores -Enrique Lafourcade y Fernando Alegr?a- desafiando y sorteando una serie de obst?culos, tanto morales como legales. En un autom?vil llegaron a M?xico donde se casaron finalmente.
Muy luego -cuenta Julianne- nos reconciliamos con mis padres. As? lo cuenta ella: "Una vez en M?xico, le escrib? a mi familia y la relaci?n se compuso. Mi mam? vino a pasar la Pascua con nosotros y se fascin? con Manuel. Vio que ?l era un hombre bueno, que me hac?a feliz, y se puso contenta. Ellos tuvieron una relaci?n cordial".
Julianne cuenta que en 1963 volvieron a Estados Unidos y el escritor dict? un curso en la Universidad de Oregon. Luego montaron el auto y tomaron la carretera hasta El Salvador. Desde all? se embarcaron a Santiago, instal?ndose en Chile, pero en 1970 ella regres? sola a su pa?s, tras una dif?cil decisi?n que la llev? a embarazarse, pero de otro hombre. La diferencia de edad y sus deseos de tener un hijo fueron el detonante, aunque segu?a amando al escritor. De hecho mantuvieron una estrecha comunicaci?n epistolar, hasta varios a?os despu?s. Es m?s, avisada por una amiga en com?n se enter? de que Rojas estaba gravemente enfermo. Viajo con su hijo peque?o y -seg?n se dice- hubo un emotivo encuentro. Pero cuando agonizaba, su nueva pareja y los hijos del escritor decidieron aislarlo, llev?ndolo a la playa. Muri? el 11 de marzo de 1973.
Cinco d?a antes su "lolita" debi? retornarse nuevamente a su pa?s, donde hasta hoy sigue trabajando como acad?mica y escribiendo.
De hecho la misma Julianne ha anunciado recientemente que est? escribiendo un libro sobre su vida con el escritor que fuera su marido. Ah? dar? a conocer detalles de una historia que ella mejor que nadie conoce y donde desentra?ar? ciertas cosas que -cuenta ella- no son tal como se han difundido.
Es una obra que habr? que esperar, pues -sin duda- que al menos traer? un cap?tulo relacionado con sus veraneos en C?huil junto a Manuel Rojas y otras personas del ?mbito p?blico.
No olvidemos que, Rojas incluy? hasta un personaje cahuilino -un tal Llanca- en su novela "Punta de Rieles" y en la novela a "Pi? por Chile" relata algunas vivencias veraniegas en C?huil, Punta de Lobos y Pichilemu.
Publicante Pichilemunews @ 18:17
 | Enviar Noticia