Mi?rcoles, 07 de febrero de 2007
TODO EL MUNDO EN CONTRA DEL EMISARIO -AHORA- HASTA LAS AUTORIDADES COMUNALES QUE ESTABAN SECOS CON LA ?SOLUCI?N? DE LA EMPRESA

El problema sanitario de nuestra comuna y del proyecto de Emisario Submarino propuesto por la empresa ESSB?O -que felizmente hoy esta llana a cambiar por otra alternativa- ha traspasado nuestras fronteras, pues no solo los propios habitantes pichileminos -que piensan- rechazaron desde el primer minuto la propuesta contaminante, sino que ha ido generando rechazo en los deportistas locales del surf, como los que vienen desde todo el pa?s y del extranjero a practicar su deporte favorito a las olas pichileminas.
Es as?, como "pichilemunews" junto con alinearse desde hace a?os al lado de alternativas no contaminantes ha estado apoyando y trabajando junto a instituciones locales, difundiendo y advirtiendo de las amenazas de un emisario submarino -?soluci?n? en retirada en todo el mundo, salvo en los pa?ses tercermundistas- y Chile -seg?n los pol?ticos oficialistas ya salimos hace rato de esa condici?n, a?n cuando no le hacen feo a apoyar soluciones "chantas".
Pues bien, como dec?amos, varios medios nacionales de todo orden han acogido la inquietud ciudadana y el rechazo de ?sta hacia la alternativa originaria de la empresa sanitaria. Y asimismo, medios internacionales de varios pa?ses han publicado y se han hecho eco del peligro para el medio ambiente y las olas que aprecian en el mundo entero.
Uno de esos medios nacionales, que ya mencionamos, pero cuya nota no hab?amos tenido la ocasi?n de leer, ya la conseguimos. Se trata del peri?dico THE CLINIC -tambi?n mundialmente famoso- por su acidez y cr?tica a la fauna nacional, sobretodo pol?tica (?por qu? ser??), y se la damos a conocer a continuaci?n sin agregarle ni quitarle.
Adelante, mar ....

martes, enero 23, 2007
EL C?DIGO GEN?TICO DEL SURF

Crecieron arriba de las lanchas, entre medio de las redes, recolectando mariscos y pescados. Aprendieron a leer las corrientes junto a los buzos mariscadores o recortando los cochayuyos en los roquer?os. Hasta que alguien les prest? una tabla y fue -en ese momento- donde el surf en Pichilemu naci?. Algo gen?tico hay en la pasi?n que experimentan estos surfistas por el mar. Ellos, como hijos de pescadores, a?n siguen vinculados a las olas que los vieron nacer. En este deporte partieron artesanalmente y fueron tildados de vagos por sus vecinos. Hoy viven de correr olas gigantes o de ense?ar a montarlas a los "gringos" interesados en las singulares caracter?sticas del mar de la sexta regi?n. Pero un gran tubo de caca puede dejarles -literalmente- la cagada en sus vidas.

Al principio el surf era un juego. Improvisaron parches para sus equipos y amarraron las tablas con mangueras a sus pies. Ni hablar de entrar con trajes especiales a las fr?as aguas del pac?fico sur. Ese lujo era impensable para quienes deb?an en el verano juntar plata para comprarse el uniforme y los ?tiles escolares.
Pero el gusto por correr olas y contemplar el atardecer adentro del mar fue m?s fuerte.
A pesar de las cr?ticas familiares y los malos ojos con que la comunidad de Pichilemu miraba a este grupo de j?venes, de ese card?men surgi? la primera generaci?n de surfistas chilenos profesionales. Algunos de ellos recorren el mundo montando olas de 15 metros de alturas, otros ense?an surf durante todo el a?o y arriendan equipos a los turistas. Pero todos llegan a la misma conclusi?n: la mejor ola est? en Pichilemu.
Elvis, las tablas y las olas
Elvis Presley suena en la radio mientras Elvis Mu?oz toma un caf? mirando la playa y tararea alguan que otra parte de la canci?n. Sin el surf el hubiera sido un paseador de caballos como su abuelo o hubiera hecho pan amasado como su abuela. Pero no, prefieri? subirse a una tabla y hoy disfruta de la opci?n que tom? y que coincidi? justo con un cambio profundo que hizo en su vida.
- Mi cambio de nombre est? estrechamente ligado a mi inicio en el surf. A mi me dec?an Marcelo y estaba chato que me llamaran as? porque hay varios Marcelo en mi familia. Por eso cuando volv? al colegio, le ped? a la profesora que me llamara por mi primer nombre: Elvis.
Y su nombre pronto se hizo conocido en el c?rculo de surfista. Tanto que se transform? en el primero en tener auspicio en Chile. Su habilidad en la tabla lo llev? a competir en Per? y Brasil.
Hoy goza de su condici?n de referente para las nuevas generaciones que se han dedicado a este deporte y dice que vive tranquilo, que el surf le da para comer al cuerpo y al alma, ahora que ense?a a surfear a ni?os de pueblos del interior de Pichilemu, que muchas veces llegan sin haber visto el mar.
- Yo les digo que son los bajaos de cerros. Se quedan con la boca abierta mirando el mar. Piensan que es una piscina, que no se mueve. Son ni?os deseosos de aprender a pararse en la tabla. Hay muchos de ellos que creen que es como montar el caballo. Tengo un alumno que solo se puede subir por el lado derecho de la tabla y se para bien arqueado de piernas.
Para Elvis es vital que los ni?os contin?en con esta tradici?n de la zona, donde ?l es parte importante de la leyenda ligada a los inicios del surf en Pichilemu.
-Cuando empezamos en esto, nos amarr?bamos las tablas con mangueras, gomas de parabrisas y nos met?amos con short y poleras al mar. Nosotros aprendimos pr?cticamente solos, de repente llegaba uno que otro gringo, pero no nos explicaban como correr una ola o que tipo de tabla usar.
Eran los 90?s y Elvis luc?a una cabellera platinada, al m?s puro estilo californiano. Era un chico surfer que sale del mar para subirse a la patineta. De momentos un poco sobreactuado, pero es su estilo, medio imitando a los surfistas de la pel?cula "Punto de quiebre".
- Yo en esa ?poca era m?s choro. Me acuerdo que una vez le ech? la chori? a un gringo gigante porque se meti? en mi ola. El gue?n me dijo "te puedo matar" y me pesc? del pelo y me hizo una chinita, qued? m?s asustao que la chucha. Al otro a?o volvi? y me regal? unas zapatillas, ellos saben que no es bueno tener atados con los locales y eso pasa en todas las playas, cuenta.
Elvis ve las cosas con tranquilidad. El surf le da tiempo para estar con su hija y vivir tranquilo en su casa que est? construyendo despu?s de un incendio que lo dej? en la calle.
- Loco, yo qued? con lo puesto y con el surf me levant? de nuevo. C?mo no voy a querer este deporte si me ha dado todo. Mi opci?n era seguir como mi abuelo, paseando caballos o trabajando en las discoteques del sector. Ahora en cambio vivo de lo que hago y me doy tiempo hasta de transmitirlo a las nuevas generaciones. Estoy contento.
Con los pies sobre el agua
Ram?n Navarro tiene la piel curtida y huellas de sal en sus orejas. Es el actual campe?n chileno y uno de los pocos surfistas del mundo que corre olas de quince metros de altura. Sentado observa una herida en su canilla mientras comenta su viaje a Hawai.
- Voy a tomar unos cursos para continuar corriendo olas gigantes. Es una t?cnica especial, porque eres remolcado con una moto de agua al lugar donde nace la ola. La preparaci?n es en Hawai y somos un grupo de chilenos que nos integramos por primera vez en el circuito mundial, en la especialidad de olas XXL. Creo para dedicarse a correr olas gigantes tiene que existir una vinculaci?n ancestral con el mar. Yo nac? en Punta de Lobos, en una casa de pescadores. Tengo t?os buzos, mi pap? es pescador, con mi mam? y mis hermanos recolect?bamos algas. Imag?nate aprend? a bucear a los 6 a?os a reconocer cu?les son las rocas peligrosas o que te dice el viento cuando sopla de tal o cual manera. Yo soy de agua y ah? es donde mejor me siento.
En sus inicios en el surf, Ram?n debi? superar la barrera del prejuicio de una familia que esperaba que estudiara y dejara el duro oficio de los Navarro.
-El surf era una idea descabellada para un hijo de pescador. A parte no ten?a ning?n referente. Yo no pod?a decir me quiero parecer a ?l que vive de esto. Les cost? entender. Igual me apoyaron pero lo ve?an m?s como una entretenci?n m?a. Ahora que vivo de esto est?n m?s tranquilos.
Tan tranquila est? su familia que Ram?n sale -cuando no hay olas- con su padre a bucear y su vinculaci?n diaria con el mar est? m?s fuerte que nunca.
-Yo me esforc? para seguir viviendo en Pichilemu. A mi el mar me ha dado todo, es como el patio de mi casa. Me siento m?s seguro entre las olas que en la tierra. Por lo mismo lo respeto y sufro cuando lo veo todo contaminado.
Ram?n se inquieta y el tono de su voz se levanta. Ha recorrido durante a?os de norte a sur el pa?s buscando nuevos lugares para surfear y lo que ha visto -producto de la contaminaci?n- es dantesco.
- Me da paja ver como todos los a?os est? m?s contaminado el borde costero. Las celulosas en el sur, las mineras en el norte y los tubos de caca que ahora quieren colocar ac?. En Chile encuentras de todos los tipos de olas, todo el a?o y surfeas solo. Pero las autoridades no entienden que est?n perdiendo millones producto del turismo ligado al surf. Las autoridades prefieren el dinero f?cil y qu? mejor que venga alguien y te de plata por tirar mierda al mar.
Se toma la cabeza y se da un tiempo para volver sobre el tema de la contaminaci?n y la probable construcci?n de un tubo que vierta las aguas servidas en la playa de Pichilemu.
-Ahora quieren colocar este tubo ac?, al medio de la playa. Son tan bajos estos gueones que ESSBIO me contact? para ser mi sponsor. O sea los gueones quer?an comprarme. Yo les dije que dem?s los dejaba que me auspiciaran pero con la condici?n de que no construyeran el tubo. Nunca m?s me llamaron. La otra vez tambi?n nos invitaron a una reuni?n y yo les advert? que no me cuesta nada convocar a surfistas de todo el mundo para que nos atrincheremos durante el tiempo que sea necesario con tal de que no tiren caca al mar. ?O van a mandar a los pacos para sacarnos de al medio del agua? ?Quieren que muera alguien? Nosotros estamos comprometidos con esto y la comunidad surfista internacional est? al tanto y no vamos a dejar que tiren mierda a un lugar tan lindo como ?ste.
El emisario de caca
Cuando uno llega a Pichilemu, un gran lienzo y que no es de bienvenida, sorprende con una frase que se repite en parabrisas polvorientos y afiches pegados en las calles m?s c?ntricas.
En la frase se lee "no al emisario submarino", que no es otra cosa que un colector de 1700 metros y que es la soluci?n para no lanzar las aguas servidas a la laguna de Petrel y de paso cumplir lo que el anterior gobierno prometi?: alcantarillado para toda la comuna.
La empresa de Servicios Sanitarios del Bio Bio S.A. (ESSBIO), fue la encargada de desarrollar un estudio de impacto ambiental que contempla un colector instalado justo en el centro de la playa, que tendr?a un costo de 2600 millones de pesos y que operar?a, seg?n el estudio, como en un "sistema consistente b?sicamente en transportar y disponer las aguas servidas en el fondo marino".
A H?ctor Cornejo, el concejal surfista quien viene reci?n saliendo de su metida diaria al mar, no lo deja muy conforme los planteamientos de la empresa sobre "el emisario submarino".
-Ac? el turismo ligado al surf morir?a, quien va querer nadar en una playa con caca. Y no s?lo jodemos nosotros, tambi?n est?n las algueras, que es una peque?a agrupaci?n de mujeres que viven de las algas y que cosechar?an a menos de 100 metros de instalado el tubo, ni hablar de los pescadores y buzos mariscadores.
H?ctor se da tiempo antes de sacarse el traje de neopreno, para explicar que las corrientes submarinas que hay en esta zona no fueron consideradas por los expertos que desarrollaron el estudio de impacto ambiental y que si han sido "le?das" durante a?os por los pescadores, buzos y surfistas de la zona.
-Nuestros c?lculos, considerando el tubo que se quiere colocar y en el lugar, es que el agua con caca va a dar directamente a la mejor ola de Chile, que queda en Puntas de Lobos.
El concejal surfista, tampoco est? conforme con la planta de tratamiento que ser?a construida en un ?rea residencial de la ciudad.
-Ac? hay que hacer un tratamiento real de las aguas. No colocar un tubo con una reja para que filtre los s?lidos. El agua que sal? del tubo debe estar tratada y que no nos vengan de nuevo con que el agua del mar har? el trabajo de limpieza, eso es diluir caca en agua. Sentencia H?ctor
Origen, el documental
El surf sin personas que registren las piruetas no ser?a el deporte que genera millones de d?lares al a?o en todo el mundo. De la habilidad de fot?grafos y documentalistas depende la inmortalidad de la maniobra y la venta del "estilo de vida surfer" que tanto le interesa a las marcas de ropa que auspician a los deportistas. Ram?n Navarro lo tiene claro y asegura que el estilo es el negocio de sus auspiciadotes.
-Nunca vas a ver a un surfista compr?ndose tablas en el Alto Las Condes, ni yendo a tiendas para comprarse una polera de 30 lucas si la pod?s encontrar en la ropa usada.
Pero gracias a los auspiciadotes y fot?grafos, los surfistas pueden dar fe de haber montado una ola "XXL" o mostrar como se desplazan por un tubo.
Rodrigo Far?as, desde ni?o vio como algunos de sus amigos de la playa se transformaron en leyendas del surf nacional.
-Est?bamos en carretes o en las t?picas fogatas a la orilla del mar y Elvis empezaba a contar historias. Fueron esas historias las que me motivaron a contar el inicio del surf en Pichilemu.
De ah? se compr? una c?mara casera y grab? las historias que de alguna manera u otra estaban estrechamente ligadas a la llegada del "emisario submarino" a la playa. Edit? la sinopsis del documental y suspendi? el proyecto para terminar la carrera de publicidad.
-Un d?a me llaman del festival de Surfilm de San Sebasti?n (Espa?a) y me dicen que "Origen" (nombre del documental) qued? seleccionado entre los finalistas del concurso y que necesitaban el material completo. Yo pa dentro, les dije que en un mes m?s se los mandaba. Colgu? y me puse de cabeza a terminarlo. Al poco tiempo me llaman de Brasil, tambi?n pidiendo lo mismo. Fue genial lo que provoc?. Han llegado europeos que vinieron motivados por lo que vieron en el dvd. Creo que t?cnicamente se puede mejorar mucho lo que hice. Pero hay algo en estas historias que las hacen interesantes, adem?s que no es el t?pico video de surf. Aqu? est? presente una comunidad que se puede ver destruida por un tubo con caca y c?mo desde los surfista se genera un movimiento para detener esta contaminaci?n.

Fuente: The Clinic | Rodrigo Far?as
Publicante Pichilemunews @ 9:13
 | Enviar Noticia