Jueves, 08 de febrero de 2007
DON ANTONIO DE PETREL NOS CUENTA HECHOS -ALGUNOS DESCONOCIDOS- Y UNA BELLA LEYENDA

Hace unos d?as, dimos cuenta del Blog que nuestro dilecto amigo, Don Antonio de Petrel, se atrevi? a "instalar en Internet" y muy activo -con renovados br?os- nos est? entregando informaci?n de lo que ?l sabe y ha investigado.
Por ahora, hemos rescatado una hermosa leyenda, como otros textos que diariamente iremos dando a conocer. Aunque usted tambi?n puede acceder directamente, busc?ndolo en www.blogger.com e insertar el nombre de C?huil salinero, hacer clic, para que le aparezcan de una vez todos los art?culos que est? "subiendo" para el deleite y conocimiento.
Vamos a lo prometido:

LA POZA DEL ENCANTO (LEYENDA DE ESPINILLO, PICHILEMU)
Repasando notas dispersas apunt? del Censo de 1865..."Estero de Nilahue que nace en la hoya hidrogr?fica de los cerros de Caune, recogiendo las vertientes occidentales de esta cordillera, los esteros de Pumanque, Lol? i Quiahue i desemboca en el mar en la Caleta de C?huil".
Este estero guarda en algunos de sus recodos varios secretos, como las huellas del fel?n que condujo por uno de sus afluentes a los soldados espa?oles que cayeron encima del vivac de Lautaro, donde nuestro h?roe mapuche rindi? su vida.
Pero existe tambi?n una bella historia, la de la Poza del Encanto, ?sta se encuentra al sur-este de Pichilemu, a unos 28 kil?metros aproximadamente, en un punto donde confluyen los l?mites de tres de las comunas de la provincia Cardenal Caro,
Por el nor-este de la ribera en el territorio de Marchigue y el Fundo San Miguel de las Palmas, propiedad -por muchos a?os-de la familia Foster, por el sur-este con la comuna de Paredones y el Fundo Santa Teresa de Nilahue de don Francisco J. Errazuriz y por el-oeste, la comuna de Pichilemu, en el poblado de Espinillo, propiedad de numerosos peque?os propietarios.
El curso sinuoso y largo camino del estero Nilahue y en plena cordillera de la costa, se arrastra suavemente, durante el verano, formando numerosas pozas, algunas de considerable tama?o, como la llamada "Poza del Encanto".
En las profundidades de la poza del encanto hay un palacio grande y hermoso, con todas las comodidades que una persona pueda requerir, ah? vive una Bella. Ella aflora del agua y trepa el pe??n rocoso aislado frente a la peque?a cascada que desagua las vertientes de San Miguel, sobre la piedra, la Bella arregla sus cabellos con su peine de oro, pasa horas, tras horas pein?ndose y luciendo sus gracias con un aire de melancol?a.
Un buen d?a la encontr? un vaquero de la Hacienda, quien al verla, se enamor? inmediatamente y le hizo sus "proposiciones". La Bella acept? casarse con ?l, con una condici?n, el hombre que la quiere como esposa deb?a luchar con un toro que la custodiaba. Este toro era muy bravo, echaba fuego por la boca y narices y era muy ladino, pero ten?a un punto de debilidad, le dijo la Bella, se le pod?a dar muerte con un combo bien pegado entre sus dos cachos. Muerto el toro ella se casar?a con el vaquero.
El vaquero termin? de escucharla y arranc? a perderse, antes de que fuera a aparecer el toro y tuviera que enfrentarlo por pretender a la Bella.
La Bella muy triste por que el vaquero no estuvo dispuesto a pelear con el toro y liberarla, se fue a vivir a la poza de Las Yeguas, un poco m?s arriba del Nilahue, donde se le suele ver, especialmente, en las noches de luna llena. Mientras espera, ella contin?a peinando su lindo cabello.
Publicante Pichilemunews @ 0:01
 | Enviar Noticia