Martes, 27 de febrero de 2007
CHARLES DARWIN, LAS EMPANADAS Y CAHUIL

Nuevamente hemos quedado sorprendidos con un art?culo de nuestro amigo escritor e investigador -que le entregamos y que rescatamos del blog: cahuil salinero (www.blogger.com)- Don Antonio de Petrel.
Conozca la relaci?n entre el naturalista y la cuasi relaci?n que -quiz?s- habr?a cambiado la historia.


CHARLES DARWIN Y EL DERROTERO DE GAY.

Charles Darwin, joven naturalista ingl?s se embarc? en el bergant?n Beagle bajo el mando del capit?n Robert Fitz Roy, la nave zarp? desde el puerto de Davenport en Playmouth en los d?as finales del a?o 1831 para llevar a cabo una expedici?n que durar?a aproximadamente cinco a?os.
Uno de los impactos m?s notables de aquel viaje, fueron las conclusiones de Darwin sobre el tema de la evoluci?n del hombre, todo un vuelco en el conocimiento, solo desmentido por el fanatismo religioso.
Rigurosamente, Darwin escribe su Diario de un naturalista alrededor del mundo y de la publicaci?n de ?ste, resulta m?s que obvio, que realiza el mismo recorrido que Gay unos a?os antes, y no por casualidad sino por que as? se program? para acceder a los mismos fen?menos y lugares de inter?s y esta certeza me permite presumir, que de no mediar una repentina enfermedad que acus? en las inmediaciones de Mallermo, Charles Darwin habr?a concluido esa expedici?n espec?fica, en C?huil, del mismo modo que don Claudio Gay.
Seg?n el acompa?ante de Darwin, John Meehan, quien nos da una visi?n m?s sensitiva y humana de su ilustre coterr?neo, ?ste no hizo caso de una advertencia del vaqueano Mariano Gonz?lez para que se abstuviera de probar unas empanadas junto con un generoso vino y chicha ofrecido por un matrimonio de campesinos, quienes prepararon para festejar las fiestas patrias, dicha comida t?pica, todo hecho en casa.
-Tengo un est?mago firme, se?or, y estoy acostumbrado a esta comida y bebida -explic? entre dos bocados-. Nunca me hacen da?o. Pero usted, se?or, debiera tener m?s cuidado. Usted es europeo.
-?De qu? est?n hechas estas empanadas?
-Es una masa se?or, llena de carne y cebollas, algunas aceitunas y a veces un huevo. Es la comida favorita de nuestro pueblo.
Darwin mordi? la empanada con mucho entusiasmo y el gu?a hizo lo mismo. Termin? su empanada, bebi? vino de fabricaci?n casera y acept? una copa de chicha, bebida hecha de uvas, m?s parecida a la sidra que al vino, no obstante su consistencia algo espesa.
Al d?a siguiente, cuando se retorc?a de dolor, Darwin record? las advertencias de su gu?a. Pero entonces era demasiado tarde. Sinti? como si un fierro al rojo estuviera explorando en la mara?a de sus intestinos. Se revolv?a, quej?ndose, como si las p?as de la saeta se retorcieran y movieran con sa?a.
Martens, otro de los acompa?antes, reflexionaba, no encontraremos un doctor por estos lugares, la ?nica cosa que se puede hacer es tratar de regresar a Valpara?so tan pronto como sea posible, pero si pudi?ramos llevarlo a la casa de Corfield ser?a mejor.
El d?a 20 Darwin, se encuentra en "La Cueva del Obispo", -uno de los nombres que se da a la caverna situada en la hacienda San Antonio de La Cueva- y no obstante su enfermedad estudia y recolecta numerosos f?siles de fauna marina extinta, en este miembro de la llamada "Formaci?n de Navidad". Continua su viaje, presuntamente, Topocalma, seg?n el acad?mico chileno Jos? Frutos, quien sobre la base de datos morfol?gicos, paleontol?gicos y litol?gicos proporcionados por el mismo Darwin, uno de los sitios visitados por ?ste ser?a la Rada de Topocalma, al sur de Navidad.
La Formaci?n de Navidad corresponde a la Era Terciaria, y en esta formaci?n son evidentes la estratificaci?n de dos per?odos geol?gicos; Plioceno (13 millones de a?os) y Mioceno (25 millones de a?os).
Darwin dice, "la arenisca contiene fragmentos de madera al estado de lignita o parcialmente silicatada, dientes de tibur?n y conchas en gran abundancia. Ya en la parte superior o inferior de los barrancos marinos son muy numerosos en ejemplares los g?neros pect?nculos y oliva y las siguen las turritelas y fusas. Recog? en un peque?o espacio las siguientes treinta y una especies, todas las cuales son extinguidas y varias cuyos g?neros no llegan actualmente tan al sur". Las mencionadas especies fueron clasificadas en Inglaterra por el especialista, Sowerby.
Detecta tambi?n el fen?meno del "solevantamiento de las costas", producido por grandes e intermitentes movimientos tel?ricos durante eras geol?gicas pasadas y al que han contribuido tambi?n, recientes terremotos, temblores y maremotos, determinando el actual relieve costero, la formaci?n de acantilados, lagos y lagunas.
Incesante Charles Darwin, no pudo resistir este otro bocado, materia de su estudio. Mil fuegos lo doblegan, su estado de salud es insostenible, desde Navidad marchan en demanda de Valpara?so para su urgente atenci?n, llegando a esa el d?a 27 sobre en un carruaje dispuesto por un hacendado para el enfermo ya exhausto.
Dice Meehan, poco feliz la manera de terminar tan interesante e instructiva excursi?n, y yo agrego con insistencia, si no mediara aquella cald?a y el vinito "patero", hubiera seguido Darwin con el "curso l?gico", su excursi?n, tomando en la Boca del Rapel, direcci?n al sur, tal como hizo Claudio Gay unos a?os antes, y llegar hasta la Boca del Nilahue, en C?huil y yo estar?a gritando hoy esta ilustre visita como si fuera un gol. Talv?s.
Publicante Pichilemunews @ 0:01
 | Enviar Noticia