Viernes, 09 de marzo de 2007
PARA VARIAR, CON UNA Y OTRA IRREGULARIDAD DE POR MEDIO PRETENDEN HACER TRABAJAR UNA NUEVA RADIOEMISORA

Una carta denunciando datos falsos en la adjudicaci?n de una concesi?n de radiodifusi?n sonora en la comuna de Pichilemu y otras irregularidades, presentaron ayer tres radiodifusores de la VI Regi?n al Subsecretario de Telecomunicaciones.
Copia de la carta que est? firmada por Radio "Rancagua" de esa ciudad, Radio "Entre Olas" de Pichilemu y "Exodo" de Santa Cruz -ingresada en la Oficina de Partes con el N? 20.251, en el Ministerio respectivo- fue enviada a los dos senadores -Chadwick y Letelier- y a los diputados -Barros y Latorre- del Distrito 35 con la idea de que fiscalicen y hagan algo al respecto de esta verdadera burla y artima?a del concesionario que coludido con otros se presta para lograr que un individuo que est? procesado y condenado obtenga -a trav?s de terceras personas- una concesi?n que seg?n la ley le est? vedada, precisamente, por no reunir los requisitos estipulados para obtener ese tipo de concesiones.
Cabe se?alar que, pese a que la concesi?n le fue otorgada a la sociedad Empresa Nacional de Transmisiones y Duplexiones Limitada, con domicilio en la comuna de ?u?oa, en Santiago, el Estudio Principal est? ubicado en Pichilemu. No tiene nada de raro que el Estudio Principal est? en Pichilemu, pues la frecuencia es para la comuna de Pichilemu. Lo raro e irregular es que la ubicaci?n del estudio principal es, casualmente, el domicilio particular de un individuo que anteriormente intent? una concesi?n y le fue negada finalmente por estar impedido por la Justicia para obtenerla.

En la carta se denuncia la existencia de datos falsos, al publicarse -en principio en un diario de circulaci?n regional- que el estudio principal estar? ubicado en la Calle San Bernardino, arteria que no existe en Pichilemu.
Posteriormente, en la publicaci?n del decreto de la resoluci?n de la Concesi?n, en el Diario Oficial -del 28 de Diciembre de 2006- se indica como ubicaci?n del estudio principal en la calle Bernardino Iturriaga, con una numeraci?n inexistente, mayor a la cantidad de cuadras de la mencionada calle.
Y por otra parte, se certifica que cumplido el plazo legal para estar funcionando en la frecuencia establecida, cinco d?as despu?s de ello no aparece la se?al irradiada, lo que solo esa causal es m?rito de caducidad de la concesi?n.
Otra de las denuncias que se realizan, es que adem?s de una persona que est? impedida de tener un medio de comunicaci?n, es un pariente cercano que trabaja en una repartici?n directa del Gobierno Regional, lo que aparentemente constituir?a un hecho incompatible, y que ser?a de una manera u otra socia o copropietaria de elementos de la radioemisora que se pretende hacer funcionar, torci?ndole la mano a la ley.

IRREGULARIDADES
Esta situaci?n denunciada es solo una de muchas otras que se producen con cierta regularidad en el ?mbito de las comunicaciones.
En efecto, hay concesiones de radiodifusi?n que "funcionan" cuando los fiscalizadores del Ministerio anuncian que ir?n a constatar determinada funci?n. Y tras ella desmontan antenas y estas quedan sin funcionar. Algunas de ellas por a?os est?n sin emitir se?al, pese a que la ley es clara en las sanciones; pero lisa y llanamente no se cumple y es burlada una y otra vez.
Ojala que con la denuncia de tan ?giles parlamentarios, que han dado toda clase de garant?as en su actuar parlamentario, se preocupen de averiguar c?mo est?n funcionando las cosas y -con su eficiente acci?n- pongan r?pido remedio a ellas.
Y ojala que los santos escuchen, no se hagan los sordos o miren para el lado.
Publicante Pichilemunews @ 0:01
 | Enviar Noticia