Jueves, 26 de abril de 2007

TANUM?, LOS ASPILLAGA Y EL PRESIDENTE ALLENDE

El domingo reci?n pasado -22 de Abril- sali? publicado un art?culo sobre Tanum? y la familia Aspillaga en el Diario El Mercurio. La noticia la conocimos reci?n desde Berl?n, Alemania a trav?s de un mail de nuestro amigo Jorge Aravena Llanca. Y curiosos, quisimos conocer detalles de aquella nota, raz?n que nos motiv? a "entrar" a su versi?n on line hasta dar con ?l y sus fotograf?as. Est?n muy interesantes, pues muestran ese basti?n "con vida". Es decir con personas en diferentes ?pocas, que veraneaban en esa verdadera mansi?n o palacete de terratenientes en la jerga contestataria, que se ven como cualquiera otra, pero que sin embargo, a?n hay pichileminos que recuerdan el trato que se les brindaba a quienes osaran pasar por la playa.

El texto period?stico nos desilusion?. Esperaba m?s. Muy pocos datos y poco precisos para provenir de la fuente misma, inaccesible para nosotros, aunque en un momento estuvimos conectados -v?a mails- con un familiar cercano y apellidado Aspillaga en su segundo apellido, de quien intentamos conocer algo m?s sobre la construcci?n de Tanum?, sin ?xito.
As? y todo, en el tiempo hemos publicado algunas fotos que captamos el a?o 1976. Ello ocurri? con ocasi?n de un Campeonato Regional de Pesca Deportiva, organizado por el Club de Pesca y Caza "Pichilemu" y que tuvo como escenario esa bella playa nortina de nuestra comuna.


Fuimos invitados a cubrir el torneo siendo Corresponsal del Diario La Tercera, pero mientras se desarrollaba, el desaf?o era fotografiar las dependencias por el exterior y -en lo posible- en el interior, pudi?ndolo hacer solo por fuera, ya que la autorizaci?n para acceder al lugar, era solo a la playa y no al recinto que est? rodeado por un muro de piedra que en su parte m?s alta -frente a la playa- alcanza sobre los cuatro metros; constituyendo un replapl?n que contiene amplios y hermosos jardines con setos de pinos moldeados, un espejo de agua frente a las dos esfingies que franquean las escalas a la Mansi?n rodeando de una columnata de unos cuatro o m?s metros.
Con esfuerzo nos subimos al escarpado muro que termina en unos ochenta cent?metros, cuya cara va con sus planos inclinados hacia el interior. Y sobre ellos, un cerco de pino macro de un metro de altura. Fue precisamente este cerco el que nos protegi? de la vista avisora de su due?o, ya anciano que ese fin de semana "se dej? caer" para cuidar que extra?os osaran entrar a su propiedad.

El anciano paseaba entre la columnata y los muros de la mansi?n y cada vez que ?ste pasaba por detr?s de las columnas, "pichilemunews" se paraba como un resorte con la c?mara en riestre para hacer las diferentes tomas, corri?ndonos por sobre el muro para captar diferentes ?ngulos. Tras hacer una cantidad suficiente de tomas exteriores, dimos un gran rodeo para tomar vistas posteriores de la propiedad; pero siempre con el cuidado de no ser visto por los moradores.
Mientras est?bamos en estos menesteres, tanto el alcalde de ese tiempo, a la saz?n Eduardo Parragu?z Galarce, como el Teniente de Carabineros Hern?n Toro Rodr?guez hicieron varios intentos de convencer al anciano para que una vez terminada la jornada de pesca, autorizara para recorrer el recinto. Los intentos fueron en vano, pero ya cuando se hab?a hecho el proceso de pesaje y medici?n de las piezas capturadas por los deportistas de toda la regi?n y ya nos dispon?amos a devolvernos a Pichilemu, en el atardecer, un empleado nos vino a avisar que est?bamos autorizados para recorrer los jardines posteriores.


Si bien nos permiti? ver solamente los jardines que se introduc?an por una quebrada tras la mansi?n, pudimos conocer la Corte Suprema que era un WC de caj?n, pero finamente construido, que no ten?a pozo negro, sino que pasaba un angosto canal de hormig?n que tra?a un caudal de aguas cristalinas que se llevaba todo hacia otros lugares desconocidos. Una manera de eliminar malos olores, donde permit?a pasar horas en tranquilidad y tomar sabias decisiones.

ALLENDE Y TANUM?
Aparte de las numerosas historias en torno al excesivo celo para cuidar el lugar, hay una que se sale completamente de ese ?mbito. Es la siguiente: "Asumido el gobierno del Presidente socialista Salvador Allende Gossens a La Moneda, le lleg? a ?ste una nota desde Pichilemu, donde se le suger?a que ser?a importante conocer ese Palacio tipo fara?nico y, eventualmente, declararlo como una residencia de descanso para los Presidentes de Chile (tenemos una copia de tal documento). El caso es que don Chicho se interes? y se dio el gusto de conocer el palacete. Ello ocurri? en el mes de Abril del a?o 1973, cuando nada hac?a presumir los acontecimientos que se precipitaron m?s tarde.

En esa oportunidad lleg? un helic?ptero desde el cual se bajaron como cuatro caballeros. "Uno de ellos ten?a lentes gruesos y los restantes ven?an con armas en las manos, rifles o algo as?", nos contest? el lugare?o y cuidador de la casa de los Aspillaga, cuando le preguntamos sobre aquello.

Al darnos m?s detalles, Jos? Valenzuela -ya fallecido- nos relat?: "Yo no sab?a qui?nes eran estos se?ores. Me saludaron y me preguntaron si yo era el cuidador. Yo les contest? que s?. Y ah? el que parec?a era el jefe, me dijo que les abriera la casa grande. Yo le dije que no ten?a las llaves, que se la llevaban los patrones pa ' Santiago. Cuando le contest? eso, el caballero de lentes me pregunt? si no sab?a qui?n era ?l. Yo le dije que no.
Eso le molest? porque me dijo: "YO SOY EL PRESIDENTE DE CHILE".

?Y usted qu? hizo entonces? Yo le dije que no sab?a leer y que no sal?a del Fundo muy rara vez, pero no se si habr? comprendido mi ignorancia.

?Qu? pas? despu?s? Me dijeron que ven?an exclusivamente a conocer la casa y que lo har?an igual, con llaves o sin llaves ....

?Y? Ah? me dijeron que les indicara la puerta principal. Llegamos ah? y una de las personas le dispar? al candado. Luego entraron y al rato salieron ...

?Qu? hicieron luego? Se despidieron y se dirigieron al aparato que estaba como a unos 80 metros en la playa ....

?Y se fueron altiro? ?No!! Estuvieron como una hora a lo menos ah?. Caminaron hacia los roquerios por la orilla de la playa y despu?s bajaron unas cajas y se sentaron. Un poco antes de irse se sintieron unos disparos y al rato se escuch? el ruido del aparato y se fueron ...

?Y que hizo usted luego que se fueron?

Camin? hasta el lugar donde hab?an estado y me da la idea que comieron y bebieron algo. Mirando se ve?an restos de frutas y tambi?n metros m?s all? encontr? una caja con unos hoyitos ..

?Caja de qu? cosa ..?

Yo no s? leer, pero era bien bonita, con letras amarillitas brillantes. As? que la recog? y me la llev? .....

?Y la guarda todav?a ...?

?No! De eso hace ya como tres a?os. Y un caballero de Pichilemu me rog? que se la regalara, as? que se la d? ....

A estas alturas, debo decir que el relato encajaba casi en un cien por ciento con el que le o? al vecino y comerciante pichilemino, Miguel Rodr?guez Ortiz un a?o antes, en su casa en Santiago, hasta donde llegu? para conocer su relato, tras enterarme que ?l ten?a ese trofeo, que ten?a nada menos que la firma del Primer Mandatario y que fuera derrocado casi tres a?os atr?s. Despu?s de saber cu?l era el motivo de mi inter?s, accedi? a mostrar el envase de cart?n de una botella de Whisky, de marca Grant, seg?n recuerdo, la que en una de sus caras estaba la r?brica del ex Presidente. Y los correspondientes orificios de proyectiles de rifle o pistola, donde ensayaron la punter?a los pasajeros del helic?ptero.

Dicho sea de paso, Miguel Rodr?guez es el padre de "Marusela", la protagonista principal de la novela "Pichilemu Blue".

Por cierto esta es una de las decenas de historias que est?n ligadas a Tanum? y particularmente al palacio fara?nico, como lo llam? el propio autor de la novela que citamos, en un reportaje que hizo para una revista, en los a?os ochenta, cuando este palacio estaba en poder del empresario Francisco Javier Err?zuriz. Poco tiempo despu?s, sufri? un misterioso incendio que dej? solo las columnas en pi? y los jardines inc?lume. Si hay que agregar que, el terremoto del a?o 1985 bot? una de las cabezas de la esfingie.


Publicante Pichilemunews @ 0:01
 | Enviar Noticia