Martes, 06 de noviembre de 2007
"LOS ?NGELES NEGROS", AMORES IDOS Y EL "CHORO" SORIA

"Como quisiera decirte, lo que llevo aqu? dentro ...." dec?a parte de la letra de aquel rom?ntico tema de "Los Angeles Negros", una de las tantas canciones que nos hizo bailar y musitar -a aprendices de conquistadores- junto a la piel de nuestra acompa?ante all? por los a?os setenta.
?Qui?n no -de esas d?cadas- no bail? acaso un tema de aquellos que, sin duda, eran un "plus" para avanzar a un grado superior (como dir?a el Rumpy en su terminolog?a hoy en boga)?
Por estos d?as est? en cartelera un pel?cula documental sobre el conjunto de San Carlos, que rompi? en Chile -y varios pa?ses- principalmente en Centroam?rica y en M?xico, donde se radicaron definitivamente, siendo -similar a The Beatles- referentes obligados para decenas de bandas, grupos y conjuntos que fueron creadas fruto del ?xito del grupo chileno.
Hoy, en el Canal 13 luego de la sobremesa pudimos ver un programa donde se record? la trayectoria del grupo musical que -con un nuevo esquema y estilo- se impuso en los ranking latinos, lo que nos llev? a recordar hechos agradables y desagradables de nuestra etapa de estudiante -ya en la Universidad- estando en Iquique el a?o 1970. Y que pese a nuestra condici?n de estudiante, de una familia numerosa (11 hermanos) hab?a que junto a estudiar, trabajar para ayudarse algo m?s y medianamente cumplir con los pagos de la pensi?n y otros gastos inherentes.
As? y todo, pese a las precarias condiciones en que est?bamos, tenemos los mejores recuerdos de esa estada de un a?o en el norte, donde junto a conocer a grandes personas, amistades incre?bles, amores t?rridos y fugases, "enamoramientos", amigas y amigos que de vez en cuando salen al recuerdo, como compa?eros de carrera u otros de la misma universidad. Es as? como surgen la Gloria (la Yoyi, de Hospital), la J?ssica (iquique?a, simp?tica a m?s no poder), la Patricia (de Santiago), un par de hermanas (donde solo recuerdo a Noelia, hermana de una polola), a la Laly (iquique?a que estudiaba en Valpara?so y que conoc? en el ?ltimo mes en que estuve en esa ciudad nortina, pero que lo pas? incre?ble -mal y bien- antes de venirme), a Consuelo (de Punta Arenas) y a Silvia (iquique?a, con la cual -despu?s de casi treinta a?os- retomamos contacto). Por supuesto que hay m?s nombres, pero por no tener una relaci?n de amistad, si bien nos recordamos de sus nombres, eran parte de nuestra vitrina preferida.
Algunas de estas amigas fueron parte de aquellas ocasiones en que disfrutamos de la m?sica de "Los Angeles Negros" -ya en bailes p?blicos en sedes de sindicatos o de casas y/o departamentos de amigos comunes- y que luego de esa antesala nos llevaron a transitar por caminos m?s gratos y sublimes. Literalmente "Los Angeles Negros" nos ayudaron a llevar y viajar a las estrellas junto a nuestros ?ngeles terrenales.
Posteriormente estudiamos otra carrera universitaria -que terminamos y nos titulamos- pero de todos los a?os en que estuvimos, el mejor recuerdo -sin duda- est? en Iquique -llamada orgullosamente "tierra de campeones"- a lo que agregamos: tierra de campeonas.

OTROS ?MBITOS
Esa estada en Iquique -al d?a siguiente de llegar- nos permiti? conocer tambi?n de la generosidad de coterr?neos radicados en esa ciudad: la Familia Silva Pino, donde asistimos posteriormente al bautizo del primero de sus hijos. Tambi?n, a un militante comunista -tremendamente querido- quien gracias a sus contactos nos permiti? trabajar y ser m?s llevadera nuestra estada en la ciudad nortina. Ah? mismo, por avatares del destino, en el establecimiento -una Librer?a distribuidora, de ese militante- encontr? al Teniente D?vila (quien hab?a estado por los a?os sesenta en Pichilemu), obviamente con un grado superior y que a?os despu?s lamentablemente fue una de las v?ctimas del a?o 1973, estando destinado en Antofagasta.
Conoc? -tambi?n- al alcalde socialista Jorge Soria Quiroga en su despacho. Llevaba ilusamente una tarjeta de su colega regidor -del mismo partido- Washington Sald?as Fuentealba, quien me presentaba y solicitaba un apoyo para un posible trabajo, ya que la carrera que est?bamos estudiando era vespertina. Por cierto que a este alcalde no tengo nada que agradecerle ...
El a?o 1983, estando de vuelta al norte -en la ciudad de Antofagasta- planificamos un viaje a Iquique junto a mi familia, esposa e hijo mayor. Entramos a un local para almorzar y que veo: al "Choro" Soria atendiendo. La amabilidad de su cara de dependiente -tras llevarnos el pedido- cambi? cuando quisimos mantener un di?logo y le pregunt? desde cu?ndo estaba de vuelta en Iquique. La pregunta le sorprendi? y -para tranquilizarlo- me identifiqu?. Le dije que era de Pichilemu y que all? hab?a conocido a otro iquique?o que lleg? relegado el a?o 1974 y que hab?a estado junto a ?l en Pisagua y que ?ste me hab?a contado todas las peripecias posteriores a esa experiencia tras el Golpe Militar. Eso fue peor, ya que pidi? permiso y se retir? a otras tareas, pensando quiz?s qu? cosas de su interlocutor: ser? milico, de inteligencia, qu? querr?, qu? se trae entre manos, etc?tera, ?o ser? un ?ngel negro?
Virtualmente desapareci? del mapa. Hasta que nos fuimos, aparte de ver a su mujer y ni?os -con las velas colgando- deambular entre las pocas mesas, nada m?s.
El a?o 1997, en un Congreso en La Serena, lo volvimos a ver y a saludar, pero para no incomodarlo no le recordamos ning?n hecho del pasado. Caso contrario -se habr?a olvidado de "la gota"- y capaz que se hubiera devuelto a pi? a Iquique ...

NOTA: Este art?culo lo escribimos hace ya varias semanas, con la idea de publicarlo, pero algo -un olvido, quiz?s- lo dej? traspapelado y reci?n buscando otros archivos, lo pesquisamos. De ah? que quiz?s situaciones medianamente recientes, sean ahora pasado. Producto, precisamente, de que este archivo se hab?a quedado en un rinc?n ...
Publicante Pichilemunews @ 16:23
 | Enviar Noticia