Lunes, 12 de noviembre de 2007
UNA COINCIDENCIA: LA PERLA "ESCONDIDA" Y LA PERLA MAULINA

En este moderno pa?s, mientras m?s se quiere asemejar a otros, ser vanguardista en temas que por d?cadas -m?s bien, siglos- han sido tab?, es solo discurso, porque el que dice la verdad pura, finalmente es el que pierde. Y, aunque lo sabemos, as? seguiremos per se.
Y como es tema contingente, rescato de Ch?vez, la cita que hizo del Padre de la Patria uruguaya, Jos? Gervasio Artigas, al momento de su controvertida participaci?n en la reciente Cumbre: "Con la verdad no ofendo, ni temo".
Es lo que pasa en muchos ?mbitos. Por ejemplo: Ayer fueron los carabineros que fueron dados de baja por ser "gay". ?Cu?ntas veces no se sabido de oficiales que han estado en fiestesitas?, seg?n algunos, verdaderas bacanales al estilo de la pel?cula la "Noche de los Generales" ?Y a ?stos los han echado de la instituci?n, qu? les pas?, o finalmente los destinaron a regiones?, donde el diablo perdi? el poncho y "aqu? no ha pasado nada". Como ha ocurrido con otros "condoros". Tambi?n ha pasado con alg?n Juez por ah?. ?Y qu? ha pasado?
Tambi?n est? el caso de la integrante -a?n- del Ej?rcito, Marisol Vargas, quien pese a que est? iniciando su propia batalla, lo m?s seguro -aunque sea due?a de la verdad- es que se ir? a la cresta; mientras oficiales de la instituci?n lo m?s seguro es que salgan indemnes o, a lo m?s, les den unas "anotaciones" en su hoja de vida.
?A qu? vamos con estas reflexiones, con estas preguntas?
Bueno, por algo hay que empezar, para hablar de un tema que nos ha llamado la atenci?n en la prensa. El caso de Perla, la futura porno star chilena, que ha emergido desde Constituci?n a ser conocida "on line" y que ha sido reclutada por el autor de cintas de ese tipo, Leonardo Barrera, un ex concejal radical, hoy director de cine triple equis chileno.
?Por qu? hablar de este tema? Porque esta "Perla" -contradictoriamente un "diamante en bruto", seg?n el cineasta- lleva el nombre de una bailarina de topless que tambi?n era de la S?ptima Regi?n -Curic? m?s exactamente- y que "pichilemunews" conoci? el a?o 1982, nada menos que en la "Perla del Norte": Antofagasta.
En estricto rigor, precisamos, nos la presentaron, despu?s de verla bailar y, posteriormente, estuvo en nuestra casa nortina y pasamos una tarde en familia en la playa La Portada de Antofagasta.

ESCONDIDA
Estando trabajando en el Proyecto Escondida, desde el a?o 1981 al 1983, en un momento pr?cticamente la mayor?a de mis compa?eros y trabajadores que regresaban del descanso, despu?s de estar varios d?as en el campamento del mineral en etapa de exploraci?n, uno de los temas m?s recurrentes -entre otros- eran los topless que hab?an en Antofagasta. Y donde hab?a casi unanimidad para darle la mejor nota a PERLA, una bailarina que por su encanto, belleza y dotes de bailarina ejerc?a la mayor atracci?n de los parroquianos.
Un compa?ero dibujante -cuyo nombre cambiaremos por el de Gabriel- subi? al campamento m?s feliz de los habitual, simplemente porque sinti? curiosidad por conocer a Perla y -seg?n ?l- no era exageraci?n de que ?sta realmente era una "hembrita" que deslumbraba. Al siguiente regreso de su descanso (o bajada a la ciudad) lleg? con la novedad que ya pod?a decir que era uno de sus amigos y que era s?per sencilla, corriente, nada de tirada como algunas suelen ser. Lo que obviamente nos despert? la curiosidad y como lleg? a ser tan evidente, este compa?ero nos dijo a varios: "Cuando coincida nuestra bajada, nos ponemos de acuerdo y vamos juntos a conocerla. ?Les parece?".
La respuesta de unos cuantos fue: ?listo!
Nuestra primera experiencia con este tipo de espect?culo hab?a sido un par de a?os antes, en Santiago. Ah?, junto a otro compa?ero -que trabajaba en el mismo servicio de la Universidad de Chile- que era como el personaje de "Canitrot" (del Japening con Ja), nos llev? a conocer este negocio que reci?n estaba apareciendo en la capital del pa?s. Y que hoy es un "negocio de exportaci?n". La verdad que personalmente no ejerc?a una real atracci?n, sino m?s bien, curiosidad por ello.
Tres a?os m?s tarde, ahora en el norte del pa?s, junto a la curiosidad de conocer a Perla, estaba adem?s la promesa de nuestro compa?ero de present?rnosla, de conocer un poco m?s a esta estrella del baile. As? que no pas? mucho tiempo en que algunos d?as de descanso coincidieron. Nos pusimos de acuerdo y llegamos tres compa?eros a presenciar la jornada. Vimos el show de seis u ocho muchachas, la mayor?a entre 18 y 22 a?os, rubias, morenas. Todas muy buenas mozas, pero sin duda que los aplausos m?s efusivos se los llevaba Perla, que en verdad luc?a espl?ndida, extraordinariamente hermosa. Ten?a una hermosa cabellera negra, de pelo liso y con una chasquilla estilo Cleopatra, la gracia de una gacela, tez blanca, de unas l?neas muy delicadas. Sin tener quiz?s las medidas perfectas, era muy arm?nica en su anatom?a. Bail? un tema muy sensual y, cuando en medio de la penumbra reconoci? a nuestro compa?ero y gu?a, se acerc? a la mesa a bailar m?s cercana que a otras, sin decir palabra ni nada; y?ndose tras su performance en medio de los aplausos.
Y muy luego, mientras estaba bailando otra compa?era, muy sutilmente y con un vestido que cubr?a su traje de actuaci?n lleg? a la mesa a saludar a su amigo. Y este ah? nos present? a quienes le acompa??bamos.
Estuvo un rato compartiendo y cuando faltaban dos o tres bailes para su turno nuevamente, pidi? permiso para retirarse y prepararse para su nueva presentaci?n. La que vimos. Un nuevo baile, nueva performance, tan sensual o m?s que la anterior.
Obviamente que nuestro regreso y nuestros comentarios hicieron que otros compa?eros fueran a verla, a conocerla.
A un par de meses de esa experiencia, el mismo compa?ero me confes?: "Te cuento un secreto. Estoy pololeando ni m?s ni menos que con aquel monumento que conociste".
?Qu??, ?de verdad o est?s bromeando?, le repliqu?.
- "Verdad, si no me crees junt?monos en Antofagasta y sales de dudas".
As? fue no m?s. Lo invit? a almorzar junto a su "polola" a nuestra casa y planificamos que despu?s ir?amos a la playa.
Lo que efectivamente ocurri? y tras el postre y dejar la loza lavada, fuimos a la playa. El con su polola, yo con mi esposa e hijo, rumbo a La Portada, hacia el norte de Antofagasta. ?Est? dem?s decir que durante el almuerzo y en la playa jam?s se toc? el tema de Perla?
Pues bien, ya durante el campamento minero otra vez, este compa?ero me pregunt?: ?Qu? te pareci? la Perla artista, y mi polola?
- Totalmente diferente. ?Era realmente Perla?
Mi respuesta hizo re?r a mi compa?ero, al tiempo que me dec?a: "Pero obviamente que era ella. Solo que ah? no estaba con maquillaje y el nombre que us? en t? casa, es el verdadero. No iba a decir que se llamaba Perla, si ese es su nombre art?stico".
F?sicamente se parec?a, pero a pese a mis dudas iniciales, me convenci? que era aquella Perla maravillosa, la cual a?n mantenemos en la retina y disco duro.
Es por ello que el nombre de esta otra "perla" maulina nos hizo gatillar este recuerdo de nuestra segunda estada en el norte grande (1981-1983). Antes hab?amos permanecido un a?o en Iquique (1970), otra ciudad de la que guardo entra?ables recuerdos, que muy a pesar de algunos, quiz?s, seguiremos recordando y quiz?s, otras an?cdotas antofagastinas.
Publicante Pichilemunews @ 9:55
 | Enviar Noticia