Mi?rcoles, 28 de noviembre de 2007
CARTA ABIERTA A ADOLFO, ESCRIBEN DESDE RANCAGUA

D?cadas atr?s la "clase pol?tica" era respetada. Era como tener un apellido de la m?s alta alcurnia y muchos que, no teni?ndolo, se sent?an orgullosos de pertenecer a ella, pese a su modesto apellido, como la gran mayor?a de los chilenos.
Hoy en cambio, la "clase pol?tica" cada vez TIENE MENOS CLASE. Los hechos cotidianos, donde los se?ores parlamentarios, dirigentes de partidos y funcionarios de gobierno dan un triste espect?culo; donde la "clase" no se v? por ninguna parte.
Hace d?as rondaba en mi cabeza hacer un art?culo para expresar mis modestas elucubraciones; pero por cosas de tiempo -incre?ble- no pod?a sentarme a ordenar las ideas y escribirlo. Hoy al revisar la prensa "on line", veo con no poca sorpresa un art?culo que calza casi en un 100% con esas ideas inmaterializadas y por ello, junto con felicitar al autor de este art?culo con "injundia" como dec?a una de mis abuelitas, lo reproduzco textual, d?ndole el cr?dito a Cristian Ibarra Iba?ez, del staff del Portal www.diarioelpulso.cl

Carta abierta a Adolfo, Don Color?n

Honorable Adolfo:

Usted no es santo de mi devoci?n. Es m?s, casi me cae mal. Me es absolutamente antip?tico, no s?, debe ser por ese estilo suyo, como de siempre andar maquinando algo, como de andar enojado queriendo darle con el garrote a alguien, mucho m?s soberbio y altivo que su hermano Andr?s (donde por cierto usted le gana por varios cent?metros).

Ahora le dio por irse en contra del gobierno (hace bastante tiempo), en contra de su partido, de la directiva, de los proyectos, en contra de EFE y del Transantiago, qu? cosa la suya!. Sin embargo quiere que le diga algo, le encuentro toda la raz?n!

Usted mi Honorable Adolfo (me suena como a maestro de Shao Lin), tiene la virtud -que hay que reconocerle y que no tiene la mayor?a de nuestros pol?ticos y parlamentarios- que no es mojigato ni acomodaticio, no tiene pelos en la lengua y se algo le parece mal, va y lo dice y -en estos tiempos que corren- aquello es un bien escaso, casi patrimonio arqueol?gico, por lo que se le agradece, sobre todo cuando es capaz de enfrentar toda suerte de frescura y cararajismo.

La consecuencia, como toda actividad de la vida -pero muy especialmente en pol?tica- tambi?n ha pasado a convertirse en un bien escaso. A riesgo de quedarse sin partido (que no es lo mismo quedarse sin militancia), usted ha desafiado a los poderes f?cticos no s?lo de la DC, sino tambi?n del gobierno. Lamentable, al menos a mi juicio, ha sido el actuar de la actual mesa directiva dem?crata cristiana, en donde el "nuevo sol" que se promet?a ha quedado totalmente eclipsado por esta, que debe ser la crisis m?s grave en la historia de la DC -incluso me atrever?a a decir- que el cisma que vivi? la colectividad a fines de la d?cada del 60 y que dio origen al MAPU y a la Izquierda Cristiana.

Esta suerte de "reflujo" partidista viene a evidenciar la falta de car?cter y liderazgo de un partido que poco a poco ha ido siendo absorbido por el otro partido "transversal" que usted ha denunciado, que no es siquiera la Concertaci?n, sino el poder del dinero y la mantenci?n de ese mismo poder por el poder. Lo que la opini?n p?blica -y no me quiero arrogar su representaci?n- pero al menos lo que el chileno medio percibe, que lee las noticias y trata de estar informado es que el Gobierno y las directivas de los partidos lo que necesitan son "peones", no parlamentarios pensantes que en determinado momento, discutan, debatan y pongan en jaque las propuestas gubernativas, como usted mi Honorable Adolfo lo ha hecho junto a sus "pensantes" jinetes. ?Y es que acaso, nosotros que somos la "sociedad civil" como nos ha encasillado la "clase pol?tica" a la cual usted pertenece, no los elegimos para eso?, porque si no fuera as?, mandamos a nuestros presidentes de juntas de vecinos, centros de madres y clubes deportivos a parar el dedo al Congreso y con eso basta (ahorr?ndonos de paso bastante de los impuestos que invertimos en esta democracia que, por Dios sale cara).

Bien Adolfo, usted ha defendido el principio b?sico de lo que es la ?tica parlamentaria. Y no una directiva partidista con un actuar casi "stalinista" puede venir a imponer principios y normas en donde no es precisamente la cara m?s visible la que gobierna, sino m?s bien "el lado oscuro de la fuerza", como dir?a el joven Skywalker, que todos los d?as se levanta tratando de alcanzar ese "nuevo sol", que por momentos brill? m?s que su propia impronta.

Usted hay que reconocerlo tambi?n, ha sido bastante caballero al no querer profundizar en otros aspectos de esta crisis, que no s?lo es el Transantiago, sino que est? asociada a otras empresas estatales, donde los v?nculos familiares de la mesa de su partido tambi?n est?n involucrados como es el caso de EFE. S?lo por mencionar algo....
Ni hablar del tema del Tren Trasandino, las platas de Chiledeportes, la crisis en el SENAME, la promesa incumplida del Puente sobre el Canal de Chacao y del Paso Las Le?as, etc.

Para qu? agobiarlo m?s mi estimado Adolfo (bah!, si hasta le estoy tomando cari?o). Sepa usted que en esta cruzada, por denunciar el "chanchullo", el "cararajismo" de algunas autoridades de gobierno y partidos no est? solo. Hay cientos de Verdejos, de Moyas, P?rez, Sotos y uno que otro conspicuo ciudadano que le apoyan y le entienden. Pueda ser que la espada l?ser que ha tomado la tenga bien cargada y no le pase lo de Obi Wan Kenobi en la Guerra de las Galaxias, que por d?rselas de jovencito heroico se dej? vencer por el "lado oscuro de la fuerza".
Publicante Pichilemunews @ 11:21
 | Enviar Noticia