Viernes, 30 de noviembre de 2007
TRADICIONAL FIESTA DE SAN ANDR?S Y EL CARDENAL CARO

Una vez m?s, devotos, feligreses y creyentes en el santo Ap?stol San Andr?s, llegados desde distintos puntos de la comuna pichilemina, como de otras comunas y regiones est?n participando de las actividades conmemorativas en la Iglesia de Ciruelos, localidad rural a 13 kil?metros al sur oriente del balneario.
Como cada 30 de noviembre, en un verdadero rito, familias completas se trasladan hasta el lugar en medio de quebradas y bosques, para cumplir ya con una "manda" o simplemente para estar en una tradici?n que se viene repitiendo desde siglos.
La mayor?a de quienes asisten, sobretodo la gente de campos, se aprovisiona y se prepara con d?as de anticipaci?n para viajar a Ciruelos. Ocasi?n donde los "plum?feros" son los fiambres recurrentes, los huevos duros, ensaladas de cebollas cocidas, entre otras, y el infaltable pan amasado son la merienda preferida, todo aquello, con algunos tragullos de "mistelitas y tecito" servido -obvio- en tazas, para cumplir con la ley, que durante el d?a hace cumplir la Ley Seca.

DO?A RITA
Se cuenta entre muchos otros hechos y an?cdotas que, el a?o 1865 ? en los primeros meses de 1866 do?a Rita Rodr?guez Cornejo, fue part?cipe del "recibimiento" de la imagen del "Santo" que ven?a llegando de Europa a Ciruelos, en sucesivas postas ya que el ferrocarril estaba muy lejos de la costa. El caso es que ella, en estado de gravidez, se arrodill? -como muchos fieles- a la pasada de la caravana que ven?a acompa?ando a la comitiva, ya a pi? o montado a caballo, y "se encomend? al Santo" para que el hijo que esperaba -si era var?n- se lo entregar?a al servicio de Dios.
As? contaba a?os m?s tarde, orgullosa, do?a Rita cuando el ni?o Jos? Mar?a Caro Rodr?guez -nacido el 23 de junio de 1866- decidi? irse a estudiar para ser un "curita".
Bien, ese ni?o que naci? en el sector Los Valles de la Hacienda San Antonio de Petrel y cuyos abuelos eran de Quebrada del Nuevo Reino, a unos pocos kil?metros de Ciruelos, fue ascendiendo hasta convertirse en el Primer Cardenal de la Iglesia Chilena.
Y no fue f?cil, pues una enfermedad lo llev? -una vez ordenado sacerdote-tempranamente a ser destinado como P?rroco de Mami?a (1910), al interior de Iquique, para que pudiera seguir un tratamiento basado en ba?os termales.
Al a?o siguiente fue Vicario Apost?lico de Tarapac? -con sede en Iquique- donde debi? enfrentar una dura lucha con el ate?smo que -a trav?s de la prensa local- lo ten?a como blanco de sus cr?ticas y ataques por la labor pastoral incansable que realizaba en todo el territorio pampino de su jurisdicci?n. Pero no solo a trav?s de la prensa, sino de hecho, cuando empez? a organizar procesiones, fueron atacados por elementos radicales.
Pese a su bonhom?a, buen trato y si bien proven?a de un hogar campesino y colchaguino no era de las "chacras"; pues le dio de su propia medicina a sus detractores, en especial a uno que se escond?a bajo un seud?nimo y que era un ciudadano peruano. En efecto, el Vicario fund? una publicaci?n que serv?a para devolver los "palos" que le daban a trav?s de la prensa.
El 28 de abril de 1912, el internuncio -monse?or Sibilia- lo consagr? Obispo de Iquique, donde permaneci? trece a?os; siendo nombrado el 14 de diciembre del a?o 1925, Obispo de La Serena.
En tanto el 14 de octubre de 1939 fue nombrado Arzobispo de Santiago. El 23 de diciembre de 1945 se conoce la noticia que ser? consagrado Cardenal, lo que ocurre efectivamente el 19 de mayo de 1946 recibiendo el capelo cardenalicio.
Este hijo ilustre de Pichilemu falleci? el 4 de diciembre de 1958 a la edad de 92 a?os.
Publicante Pichilemunews @ 8:00
 | Enviar Noticia