Jueves, 27 de diciembre de 2007
Casinos, garitos, juegos y Manuel Rojas

De nuestro viejo y querido Manuel Rojas y de sus Im?genes de infancia tomamos estas notas sobre los juegos de azar.
"Fuera de estos hombres hab?a en el barrio otros, atrayentes tambi?n por su vida y car?cter, aunque menos ostensibles y bulliciosos. Exist?an por all? casas de juego, timbas populares- se las llama carpetas-, cuyos due?os, ladrones o polic?as retirados o comerciantes de poca monta, explotaban el vicio del juego entre trabajadores y gente tragediosa. No era raro ver pasar en las ma?anas, muy sentados dentro de un coche, a individuos que no llevaban encima m?s ropa que los calzoncillos y la camisa: hab?an perdido su dinero en el juego y despu?s del dinero hab?an jugado y perdido el traje, los zapatos y el sombrero. Por esos tiempos, y hasta unos veinte a?os despu?s, llevaban sombrero hasta los naturalistas (los ?nicos que no lo llevaban eran las personas reputadas dementes). Otros, sin cr?dito con los cocheros, pasaban a pie, envuelto el cuerpo, de la cintura para abajo, en una hoja de diario o en un trozo cualquiera de g?nero. A pie desnudo o en calcetines desfilaban con gran seriedad por la calle, en medio de las sonrisas de los transe?ntes y las preguntas y risillas ir?nicas de los conocidos.
Todo este mundo de subhombres, ladrones de ?nfima categor?a, mendigos, jugadores, borrachos y bandidos, daba al barrio un car?cter singular, constituyendo un espect?culo entre triste y pintoresco, entre bizarro y repugnante. Algunos amigos m?os, de filiaci?n liberal, me aseguran que esos hombres y muchos otros de igual o parecida condici?n, son as? porque no quieren ser millonarios, poetas, sabios o h?roes. A pesar del aprecio que siento por esos amigos, se me hace duro creerlo.

Hace algunos a?os me confidenci?, la hija del ?ltimo operador del casino clandestino de Pichilemu, que su padre tom? la decisi?n de cerrar las salas de juegos dado los excesivos cobros de las autoridades por hacer vista gorda al funcionamiento del "primer casino".
M?s juego, m?s casino.

Don Antonio de Petrel
Publicante Pichilemunews @ 8:31
 | Enviar Noticia