Viernes, 15 de febrero de 2008

EL SENADOR NAVARRO, JUAN EMILIO CHEYRE, LA LIBERTAD y LA DEMOCRACIA

 

¿El senador socialista Alejandro Navarro es o se hace? La pregunta surge al leer su reacción –a otra reacción, esta vez del ex comandante en Jefe del Ejército, general ® Juan Emilio Cheyre- donde ambos expresan sus puntos de vista sobre cuestiones contingentes.

En ambos casos podemos no estar de acuerdo en sus opiniones –no compartirlas- pero al mismo tiempo las respetamos. Asimismo, no por ello, como ciudadano podemos restarnos o quedarnos callados para expresar ciertas incongruencias como decir: “Cheyre traspasó el límite permitido en la crítica política”, según señaló el senador y fans del Presidente Chávez. El senador se olvida que estamos en Chile –en plena democracia y no en el país del venezolano- donde éste último a ejercido su poder para “castigar a un cantante” que tuvo la tupés de criticar su gobierno. Y por ello –Sanz- no ha podido concretar en dos ocasiones conciertos programados.

Acaso solo los que agachan la cerviz y lanzan piropos al gobierno –como ocurre en Chile, tienen asegurada entrada a La Moneda y recibimiento- y en determinadas ocasiones personalidades mundiales se encuentran que la “agenda de La Moneda” está recargada.

Por otra parte, el propio gobierno –en su momento- reconoció al general Cheyre los “gestos” que ningún otro general, en tan alto cargo -como Comandante en Jefe del Ejército, tuvo ante el tema de los derechos humanos.

Ahora que está retirado y ejerce otras funciones, donde quiera que sea, tiene todo el derecho de expresar y emitir cuanta opinión se le venga a la cabeza. Reitero, aún no estando de acuerdo con él, pero así como las respeto, también, tengo el derecho –y obvio, cualquier ciudadano de esta república, por modesto que seamos- a emitir opinión.

Y por ello, es que estamos totalmente en desacuerdo en lo referido a solicitar medidas coercitivas en contra de La nación o cualquier otro medio de comunicación. Lo mismo, cuando el senador pide que Cheyre renuncie a su actual cargo o la Universidad Católica –su empleadora- actúe en contra por estar involucrando supuestamente a esa casa de estudios superiores.

Es por ello, que nos hacemos la pregunta en relación al defensor de la democracia y las libertades, el senador Navarro. ¿Es o se hace ..?

Veamos el artículo que da cuenta de lo comentado:

"Cheyre traspasó el límite permitido en la crítica política"

www.diarioelpulso.cl

Como "extremadamente graves" y "que traspasan el límite permitido en la crítica política", calificó el senador Alejandro Navarro las fuertes declaraciones del ex comandante en jefe del Ejército y actual director del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, Juan Emilio Cheyre, quien en entrevista con Radio Duna solicitó al Parlamento clausurar el Diario La Nación, acusando a sus periodistas de "comprar" expedientes secretos de procesos que llevan causas de delitos de violación a los derechos humanos cometidos en dictadura. A la vez que lanzó duras críticas a la Presidenta Michelle Bachelet, a quien cuestionó por la reciente renuncia del general Gonzalo Santelices, involucrado en la participación de los preparativos de 14 asesinatos de presos políticos cometido en 1973; y al Ministro de Defensa José Goñi, por sus conocimientos de 'instituciones paramilitares' y no de defensa.

Ante esto, el senador socialista Alejandro Navarro, expresó que "los dichos de Cheyre son un atentado hacia el Estado de Derecho de Chile, al acusar de ese modo al Ministro Goñi y, además, un atentado contra la libertad de expresión, una agresión a los medios de comunicación y al país, al instar al Legislativo que clausure el diario La Nación, por emitir reportajes y notas que dan a conocer la verdadera verdad, la que él, siendo Comandante en Jefe, o sus generales le ocultaron a los chilenos. Es inédito y absurdo querer perseguir a La Nación por investigar sobre hechos que no le son cómodos de explicar a Cheyre".

Navarro agregó que "la acusación que realiza, además, en contra de los profesionales de La Nación son sumamente graves. Aquí, al parecer, no tiene claro que los periodistas y los medios de comunicación chilenos tienen sus fuentes y existe el secreto profesional cuando está en juego una información pública de interés de todos los chilenos. Y precisamente, eso ha hecho el Diario La Nación, investigar e informar, si eso es lo que le molesta a Cheyre, cabe recordarle, entonces, que en la actualidad no estamos en dictadura y que en Chile existe la libertad de expresión, de prensa y de información, y que, estoy seguro, ningún legislador en su sano juicio tomará su solicitud, la que, por cierto, traspasó todo límite de una crítica política".

Del mismo modo, el legislador hizo un llamado a Cheyre a aclarar sus dichos "porque sus palabras son implícitamente un llamado a subversión, al decir que el Ministro Goñi, quien está a cargo de las FFAA del país, no sabe de defensa y sí de instituciones paramilitares. Lo que aquí ha hecho el ex comandante en Jefe del Ejército, es una gravísima imputación a un ministro de Defensa en ejercicio, a sabiendas que con una imputación como esa se puede debilitar su función, lo que es un atentado contra el Estado de Derecho, lo que además, daña gravemente al Ejército, al Gobierno y a la propia Universidad Católica, donde él mismo es director del Instituto de Estudios Internacionales".

En ese sentido, el senador señaló que "Cheyre ha dejado a la Universidad Católica en una posición bastante incómoda, ya que esta casa de estudios deberá aclarar si son opiniones compartidas o sólo son personales, y si es así, el ex Comandante en Jefe, debería renunciar a su cargo de director del Instituto de Estudios Internacionales de esa prestigiosa Institución, dado que lo que ha hecho ha sido omitir una opinión política dura, legítima, pero que por cierto compromete al Departamento que hoy, él dirige. En ese contexto, la Universidad Católica debe tomar cartas en el asunto y tomar drásticas determinaciones, sancionar o expulsar a Cheyre, salvo que comparta todas las declaraciones y críticas que emitió, a pesar de que sus incursiones en política nacional escapan a su rol en la UC, y lo único que hacen es comprometer el prestigio y la opinión universitaria".

El parlamentario, expresó que "es inaceptable que un ex Comandante en Jefe, que ahora lleva las preseas de director de la Universidad Católica, omita opinión sobre política contingente y califique las acciones y la deferencia que tuvo la presidenta Michelle Bachelet con un destacado intelectual de la izquierda de nuestro país, reconocido a nivel internacional, como lo fue Volodia Teitelboim".

Navarro, además, recordó que "Cheyre ha faltado a su condición de Comandante en Jefe del Ejercito al jurar al país y al entonces Presidente Ricardo Lagos, que había entregado toda la información que poseía sobre materia de violación de los Derechos Humanos, y si así lo hizo, a Cheyre le mintieron. Le mintió su general Santelices, al que hoy defiende, y si este no lo hizo, entonces fue Cheyre el que faltó a la verdad. En todo caso, en ambos casos un general ha mentido, porque no cumplieron no cumplió con el compromiso de filtrar en el Alto mando del Ejército toda vinculación con violación a los DDHH, y eso es un agravio para el Ejército y para el país".

"Aquí no fue la Presidenta Bachelet la que rompió un acuerdo o como sólo él llama, una 'política de Estado', ya que el primero que quebrantó el acuerdo fue el propio Santelices o tal vez el mismísimo Cheyre, que alomejor sabía de la condición del ex comandante de la Guarnición de la Región Metropolitana. Cabe recordar que Gonzalo Santelices no era un niño de pecho cuando cumplió las órdenes de retirar de la cárcel a los presos políticos, llevarlos a la pampa, donde fueron asesinados por la Caravana de la Muerte, y luego recoger sus cadáveres y trasladarlos a la morgue, por lo que no puede eludir la responsabilidad que le corresponde en los hechos".

Con todas estas graves imputaciones, Navarro expresó que espera que "el Comandante en Jefe del Ejército y el Ministro de Defensa reaccionen y tomen cartas en el asunto; y que el diario La Nación y el Colegio de Periodistas se querellen contra Cheyre, ya que no pueden dejar pasar estas graves acusaciones".


Publicante Pichilemunews @ 11:48
 | Enviar Noticia