Mi?rcoles, 12 de marzo de 2008

Concejales de oposición culpan al alcalde, quien ordenó se realice un sumario:

Arde Calama por entrega de casas sin terminar

Lejos de acabar, el conflicto que comenzó hace unas semanas parece estar más al rojo que nunca. Sobre el edil, Arturo Molina (DC) pesan dos indagaciones: una interna y otra de la Contraloría.

12/3/2008
Fuente: La Nación

Convulsionado estuvo el último concejo municipal en Calama por el conflicto que se desató entre el alcalde, los concejales y algunas pobladoras y adherentes del edil, quienes se trenzaron en una discusión por las casas entregadas sin terminar hace unas semanas.

La polémica -por unas viviendas sin ventanas ni vidrios y con puertas y techos en malas condiciones- le ha traído más de un dolor de cabeza a Arturo Molina (DC), quien tiene sobre sus hombros un sumario interno y una investigación desarrollada por la Contraloría General de la República.

Investigaciones

Varias autoridades se han preocupado por el tema luego de las protestas y la huelga de hambre realizada por las afectadas, que exigen recibir la casa propia que han esperado por más de cuatro años.

El diputado Felipe Ward (UDI) presentó en la Contraloría una solicitud de información para conocer los hechos ocurridos, y determinar si el alcalde tuvo responsabilidad en la decisión de entregar las casas de la población Independencia antes de tiempo.

Con la petición, el parlamentario buscará que el organismo recabe los antecedentes para establecer si el alcalde vulneró preceptos legales, e incumplió sus deberes de autoridad de la comuna. En el municipio también se está desarrollando un sumario interno para determinar quién dio la orden de entregar las casas, que ni siquiera habían sido recibidas por la Dirección de Obras, como estipulaban los contratos.

Según el concejal Edwin Rowe (PRSD) "el sumario determinará quién autorizó la entrega de las residencias y ahí se castigará a los culpables". Además explicó que se está implementando una mesa de trabajo entre la gobernación, la Seremi de Vivienda, los pobladores y la municipalidad, para buscar una solución al problema.

De acuerdo al concejal Ignacio Urgandarín (RN) "el alcalde usó a las personas para hacer un show electoral y trajo a la inauguración a Álvaro Scaramelli y a la seremi de Vivienda. Después le pasaron las llaves a los vecinos y luego se las quitaron".

Concejo complicado

Urgandarín presentó una propuesta al concejo para entregar una indemnización a las pobladoras, que recibieron las casas en mal estado, por los gastos de arriendo y mudanzas en que debieron incurrir. Sin embargo, no pudo exponer su propuesta, ya que el edil llegó a la reunión con unas 60 adherentes, quienes comenzaron a gritar impidiendo que los concejales pudiesen pedir explicaciones o hablar con él.

"Al alcalde le propuse sacar dinero de la celebración del aniversario para indemnizar y no quiso, porque le interesa echar la casa por la ventana para quedar bien con la gente", explicó el concejal. Según el administrador municipal Guido Maturana "el alcalde instruyó el sumario y estamos esperando si resulta alguna responsabilidad del municipio".


Publicante Pichilemunews @ 10:38
 | Enviar Noticia