Jueves, 17 de abril de 2008

CARTA A UN QUIJOTE SANFERNANDINO: EL PROFESOR E INVESTIGADOR VÍCTOR LEÓN VARGAS

 

Estimado amigo Víctor:

                                       Junto con saludarte a ti y a tu familia, quiero expresarte algunas palabras en este día especial para ti.

                                       Primero que nada agradecerte, en considerar hacerme partícipe de las tantas batallas que has dado en defensa del otrora Ramal San Fernando-Pichilemu que con tanta fuerza defendiste –en el régimen militar y luego en los gobiernos que sobrevinieron- de la acción artera, de destrucción, de robos, de negociados, con el PATRIMONIO FERROVIARIO.

                                        Quizás no se logró mucho con la denuncia ante la impavidez y desidia de quienes ostentan el poder; pero “tranquilo papá”, la conciencia que muchos venden está incólume. ¡Eso es lo importante!

                                         Sé que más de algún mal rato estas luchas han causado, como cuando –juntos- fuimos invitados a una sesión del Consejo Regional y vimos cómo –la autoridad comunal pichilemina de la época- defendía la posición oficial y minimizaba los argumentos en defensa de la permanencia del servicio de tren de pasajeros a Pichilemu, por ejemplo, el único medio seguro de movilización en esos tiempos.

                                          Asimismo, los desencantos, cuando proyectos que realizaste junto a tus alumnos –con tanto esfuerzo, denuedo y entusiasmo- los capitalizaron quienes habían tomado palco hasta entonces.

                                          No obstante a estos obstáculos, has seguido en tu tarea y pese a ello, has podido concretar algunos de tus sueños: Dejar plasmado en obras escritas acerca de ese ciudadano ilustre sanfernandino –el patriota José Gregorio Argomedo- como tu libro sobre  “Energía y Motores …” y el realizado junto a tu amigo y científico Hans Niemeyer, obra que postulada con tu nombre al Fondart no “pasó el cedazo del Jurado”; pero que después con el nombre de Don Hans –sin agregarle ni quitarle NI UNA COMA- pasó por un tubo. Así son las cosas no más, lo que uno no ve, otro lo capta, otro lo valora.

                                          Es por todo aquello y la obra que hoy presentas es que me he motivado a escribirte estas palabras.

                                          Debo confesarte que me intriga un poco esta proeza. Ya que si bien sé que antes ganaste proyectos Fondart, a estas alturas la imagen que tengo de esta instancia es solo “para iluminados”. Y aún así los expertos que integran los Jurados dejan pasar solo proyectos de excelencia.

Ya no más “penes gigantes” (¿te recuerdas ese proyecto escultórico, dónde está?),. Las Batucadas ya no suenan ….  ¡Que terrible!!

                                            Fondart está evolucionando ….

 

                                            Bien Víctor, te felicito una vez más y aunque no podré acompañarte, toda mi aliento y deseos de éxito con tu obra “Cultura Ferroviaria de San Fernando y sus Ramales”, que se lanza oficialmente en el Gimnasio del Liceo Industrial de la capital de Colchagua.

                                             Antes de terminar mis palabras, una pequeña recomendación, si me permites. Si vez a alguien de la “clase” (¿?) política en la ceremonia has como si no los ves, no los oyes, o simplemente, miras para el lado; tal cual lo han hecho muchos cuando tú has puesto de manifiesto las irregularidades, la sepultación y venta del ramal, tu proyecto de Ciclovía, etcétera, etcétera. Y así, quizás, se den cuenta que están para hacer algo, pero que ante ello, no han hecho nada.

                                            Con todo el afecto desde hace más de veinte años de lucha, recibe mi abrazo fraternal.

 

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan muchos días y son muy buenos; y hay otros que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”. Berthold Brech.

 

 

 


Publicante Pichilemunews @ 12:27
 | Enviar Noticia