Jueves, 17 de abril de 2008

HORA A HORA, DÍA A DÍA, FUNCIONARIOS GUBERNAMENTALES SE EMPEÑAN EN DEMOSTRAR SU EFICIENCIA: HOY UN CASO DE RIPLEY

 

Funcionarios del Consejo de Monumentos Nacionales como el señor Älvaro Garrido Isla dan una clara luz acerca de cómo ese organismo cumple con su labor de cautelar el patrimonio nacional que por ley se le asigna.

Realmente es lamentable –que al margen de su calidad profesional, de la cual no me pronuncio- existan funcionarios tan “diligentes” en un organismo en que –se supone- tienen que estar con las antenas paradas, atentos, a cuanta denuncia con base y responsabilidad se presente, para reaccionar eficazmente ante los atropellos a la ley que dicen cautelar.

Hoy, con no poca sorpresa, leí nota en el Libro de Visitas donde uno de estos funcionarios rasga vestiduras y se pone de ejemplo. ¿Ejemplo de qué?

 

“pichilemunews” –a través de tiempo- ha gestionado diversas iniciativas con éxito en ese organismo, pero por desgracia desde un tiempo a esta parte las “cabezas” no son las más idóneas. No dudo que sean personas “profesionales”, PERO SU DESEMPEÑO HA QUEDADO EN EVIDENCIA en una serie de situaciones donde sencillamente –cual toreros- le han hecho una verónica y aquí no ha pasado nada.

Distinta actitud y accionar es la que pudimos conocer y constatar en los años 90 cuando estaba la señora Marta Cruz Coke Madrid como Directora Nacional de la Dirección Nacional de Bibliotecas, Archivos y Museos, DIBAM (y hasta el 2001) cuando solicitamos la declaratoria de Monumento Nacional para la ex Estación de Ferrocarriles de Pichilemu , la que fue declarada como tal en un corto proceso (1994), marcado y caracterizado por le eficiencia de ambas partes –el CMN y la Cámara de Turismo de Pichilemu, la contraparte- pues documento y antecedente solicitado lo remitíamos con prontitud.

Lo mismo cuando solicitamos declaratoria de Zona Típica y autorizaciones para intervenir el edificio de la Estación, al usar pino impregnado en lugar de raulí, roble, olivillo, entre otras maderas nobles. Todo ello, para “estirar” los recursos del Fondart logrados mediante un proyecto para ese fin. No obstante, TODOS LOS VENTANALES de las fachadas verticales fueron confeccionadas con maderas nobles, recuperadas de las vigas chamuscadas que quedaron tras el incendio de Abril de 1991. Es más, algunas PUERTAS que aún no se usan y que están allí guardadas a la espera de que la persona puesta allí –en la Estación- por funcionarios políticos se digne a “retirar”.

 

Ahora bien, nuestras críticas sobre el pésimo y lento accionar de ese organismo no es en contra de los funcionarios subalternos, sino de las “cabezas” que dirigen y que hablan muy bien sobre su función ante la prensa, pero que actúan distinto desde sus escritorios a la hora de demostrar que su discurso es verdadero.

Tenemos la mejor opinión de profesionales y funcionarios que allí se desempeñan: Solo por nombrar algunos que están más frescos en mi memoria: el ex Secretario Ejecutivo Angel Cabeza Monteira; el arquitecto Cristian Maztner; Desiré Román, etcétera.  Como muchos otros, con toda seguridad. 

Pero como en todo, hay excepciones … ¿En cuál lado está usted señor periodista?

Como nombré a quien era jefa directa del CMN en los años 90, no puedo dejar de referirme a la actual Directora Nacional de la DIBAM, Nivia Palma Manríquez, de la cual –también- tengo excelente impresión, pues ella se la jugó en relación a la restauración de la Estación cuando ella era funcionaria de FONDART, dependiente del Ministerio de Educación.


Cabe recordar que EFE, pese a que contábamos con un proyecto aprobado para restaurar la Estación (1993), este organismo estatal –que hoy está cuestionado por la labor de sus ejecutivos políticos- NO QUERÍA TRASPASAR el recinto a ningún título. No eran capaces de “poner un peso” para reparar los restos de la ex Estación tras el incendio indicado; pero a la vez la burocracia les impedía –según ellos- entregar en Comodato el recinto, menos donarlo al municipio como era la idea en un momento con el fin exclusivo de destinarlo a Casa de la Cultura, entre otras ideas.

Finalmente, después de “una barraca de palos” por los medios de comunicación se allanaron a firmar un Contrato de Arrendamiento, a cambio de la inversión en la restauración.

Así se hizo, pese a que el contrato era leonino y todos aconsejaban NO FIRMARLO. Sin embargo, lo firmamos y finalmente se pudo invertir el monto del Fondart. Hoy ese recinto es uno de los mejor cuidados en cuanto a ese tipo de patrimonio.

Así es la historia. Palabras sacan palabras …

 

Lamento que la institucionalidad no considere un escenario como el que está aconteciendo en el Congreso Nacional hoy, a raíz de la acusación a un Ministro de Estado por NO CAUTELAR DEBIDAMENTE LOS RECURSOS; para funcionarios menores que NO CUMPLEN SU PEGA.

Si hubiera existido, unos cuantos debieran estar en la palestra, ante su incapacidad de darse cuenta que están haciendo mal las cosas.

Hoy, muy de tarde en tarde –obligado por las circunstancias más que por una convicción- el Ministro Vidal señala que “quienes están haciendo mal las cosas tienen que irse para la casa”.

No obstante, vemos todos los días situaciones semejantes y, como no hay presión, las cosas siguen tal cual. Inercia pura.

 

¿Qué más podemos decirle señor?

Cómo es eso de que fue productor ejecutivo en una serie de televisión, ¿o fue actor?

Ah, decirle que por un segundo, un instante, pensé en aprovechar este nexo para preguntar qué ha pasado con ….; pero luego –recapacité- desistí. Las respuestas eran para ayer y no para el próximo año o nunca.

Quizás nos animemos en una próxima acción a escribir sobre los merecimientos que tienen algunos para que le levanten un Monumento a la eficiencia.

 


Publicante Pichilemunews @ 12:40
 | Enviar Noticia