Mi?rcoles, 07 de mayo de 2008

En Pichilemu, CONAPACH junto a diversas organizaciones concuerdan alianza para reclamar recuperación de merluza común.

Fuente: CONAPACH

El tiempo corre y la incertidumbre aumenta, así como la necesidad de una pronta respuesta a las medidas que los pescadores artesanales de la zona centro sur del país necesitan de parte de la Subsecretaría de Pesca   para  impulsar la recuperación, y posterior conservación, de la pesquería de merluza común.
Esa fue la motivación que llevó, este 6 de mayo a diversas organizaciones de pescadores artesanales de San Antonio (quinta Región), Pichilemu y Navidad (sexta Región) encabezadas por la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile, CONAPACH, a sellar una alianza para exigir al gobierno el cumplimiento integral de la propuesta entrega al subsecretario y a la presidenta Bachelet el pasado 4 de abril.
El acuerdo firmado por cinco organizaciones expresa que las medidas entregadas a la autoridad deben ser implementadas “desde ya para recuperar y conservar los recursos pesqueros afectados por el uso indiscriminado de la pesca de arrastre” a fin de contar con una reserva genética de las especies, única forma que garantiza la sustentabilidad tanto de los recursos en el tiempo, como de la misma actividad desarrollada ancestralmente por las comunidades costeras.
Hace poco mas de un mes, el ejecutivo tiene es sus manos  la propuesta de la pesca artesanal,  entregada por CONAPACH y la Coordinadora de Sindicatos de Pescadores de San Antonio, y en el primer punto éste sector reclama el cierre de las regiones IV, V, VI y VII a la operación de artes de pesca devastadores como es  la pesca de arrastre en la pesquería de merluza común, con el objetivo de proteger la fracción juvenil.
La  propuesta elaborada por los pescadores se sustenta en el interés de este sector productivo por asegurar la sustentabilidad de la pesquería, y al mismo tiempo instar al Gobierno a cumplir el deber constitucional de resguardar los recursos naturales.
De esa manera, la propuesta solicita el establecimiento de una veda reproductiva durante los meses de agosto y septiembre en toda la pesquería, priorizando el uso de artes selectivos en la actividad artesanal.
Así mismo, las organizaciones  cuestionan la tardanza en la realización del estudio hidroacústico correspondiente al periodo de otoño, “en circunstancias que la desmedrada situación del recurso exige extremar medidas tendientes a monitorear el estado a fin de adoptar oportunamente medidas que eviten el colapso”, dice la propuesta.
Las organizaciones, además instan a la autoridad a convocar a todos los sectores que participan de la pesquería de merluza común a fin de incorporase en la creación del plan de manejo de la pesquería el cual debiera implementarse en 2009.
En cuanto al Comité Científico instaurado por la autoridad pesquera, las organizaciones de pescadores establecen como plazo para avaluar las medidas de recuperación del recurso, el próximo 31 de agosto, las cuales deberán incluir el cierre a la operación de artes de arrastre en las regiones antes señaladas. Las organizaciones que concretaron esta alianza son CONAPACH, la Federación de Pescadores de la Provincia de Cardenal Caro, Federación de Pescadores de la Comuna de Navidad, Federación de Pescadores de la Comuna de Pichilemu, y la Coordinadora de Defensa de la Pesca Artesanal, de San Antonio.


Publicante Pichilemunews @ 21:27
 | Enviar Noticia