S?bado, 10 de mayo de 2008

EL PERRO DEL HORTELANO SE QUIERE COMER AL GALEÓN "ORIFLAMA" ANTES QUE APAREZCA Y SIN MOVERSE DEL ESCRITORIO

No se puede pensar otra cosa al oir a los "cauteladores" del Estado -ante los micrófonos y cámaras de TV- defender la ley y la cacha de la espada, pero cuando a ellos les conviene.
Es lo primero que se me vino a la mente al oír a Oscar Acuña, CMN, a quien "pichilemunews" hace menos de un año le preguntó personalmente por la "destrucción del patrimonio ferroviario" en el Ramal San Fernando-Pichilemu, en donde EFE licitó el levantamiento de 70 kilómetros de rieles y durmientes, entre las Estaciones de Peralillo y Pichilemu.
Como no hicieron nada efectivo al respecto -ante una denuncia de "pichilemunews" enviada a ese Consejo de Monumentos Nacionales, ni siquiera respondieron nuestra nota- se lo preguntamos tras participar en un acto en la municipalidad de La Granja y donde se llenó la boca de la eficiente gestión del CMN y de lo que la ley señala al respecto; pero que no siempre aplican, como fue en este caso.
La respuesta que nos dio, fue "siempre en todo orden de cosas, hay excepciones a la regla. Y en el caso que usted señala es eso ..." Y siguió muy campante -sin que se despeinara- a otras urgentes tareas (¿?).
De paso, hay que recordar que el presidente Lagos -quien firmó el decreto autorizando a EFE para levantar líneas y durmientes, en diciembre de 2005- lo hizo después de anunciar que "esta es la primera etapa del Tren del Vino, la siguiente será llegar nuevamente hasta Pichilemu". ¡Claro!, el "día del Coco".

TOKAY MARU
El 19 de Enero de 1955 un pesquero japonés -al mando del capitán Endo, oriundo de Nagasaki, y sobreviviente de la Bomba Atómica lanzada allí- se vió obligado -en la oscuridad de la noche- a llevar a su barco a la costa cuando se dieron cuenta sus tripulantes que estaban "haciendo agua". La orden fue acercarse a la costa, encallando en los roquerios de Punta de Lobos, siete kilómetros al sur de Pichilemu.
Se salvaron todos sus tripulantes nadando entre los roquerios en medio de la intensa noche. Ahí permanecieron durante el resto de la noche por cuanto no sabían dónde estaban. 
Horas más tarde fueron estudiantes seminaristas de la Orden Mercedaria quienes los encontraron "muertos de frío", tiritando entre las rocas, cuando los primeros salieron esa mañana antes del desayuno, desde la Casa de Veraneo que tenían en el lugar.
Luego de darles alimento y prestarles vestuario, e informada la autoridad, fueron trasladados por éstos -alcalde Sergio Morales y el Teniente de Carabineros Tulio Rodríguez- hasta Pichilemu, consiguiendo atención para ellos -una docena de tripulantes- en pensiones, residenciales y hoteles, mientras el embajador de Japón les prestaba ayuda y traslado al Puerto de San Antonio, donde estaba la firma para la cual trabajaban.
Hace unos años, "pichilemunews" -en campaña de busca de objetos y piezas para el Museo de Pichilemu- alentado por el buzo y funcionario municipal Franco Fernández hizo averiguaciones con la Armada, y paralelamente, con una firma de artículos submarinos para conseguir apoyo ante el eventual "rescate de piezas" de esa nave para el Museo.
No obstante, la burocracia nos hizo desistir. Ni siquiera habíamos hablado con el CMN. Si hablamos primero con ellos, no podría contarles ni este relato ....
Así es como funciona el aparataje en algunos servicios.
En Pichilemu a poco de declarse Zona Típica a un perímetro de lo que construyera el impulsor del balneario -y legado mucho de ello al municipio- han destruido construcciones sin que se sepa qué ha hecho el CMN respecto a ésto. También hicimos la denuncia por escrito, oportunamente, sin que hayan respondido y menos -lo más importante- saber cuál fue su acción para proteger el patrimonio protegido por esa Zona Típica y la Ley que dicen proteger.
Veamos una de las crónicas respecto del Oriflama.

El "Oriflama"

Fuente: Terra

Descubrimiento

Alcalde de Curepto afirma que defenderá rescate de centenario galeón español

 
Ya se ha abierto una polémica entre la empresa privada que hizo el hallazgo y el Consejo de Monumentos Nacionales sobre la propiedad del cargamento de oro y otras valiosas especies que puedan encontrarse. (Terra.cl)

SANTIAGO, mayo 10.- Una férrea defensa para que se rescate el galeón "Oriflama", cuyos restos y posible tesoro se encontrarían diseminados en una de las playas de Curepto, región del Maule, anunció el alcalde de la comuna, Armando González.

Para el edil el descubrimiento del navío, que zozobró en 1770, reviste una gran importancia desde el punto de vista turístico y a su juicio "le cambiaría el perfil a nuestra comuna".

Sin embargo, ya se ha abierto una polémica entre la empresa "Oriflama S.A.", que hizo el descubrimiento, y el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), sobre la propiedad de la nave y del cargamento de oro y otras especies que puedan encontrarse, desde la aplicación de la ley.

Consultado si el municipio tomará parte si el caso se judicializa, el alcalde González señaló a Terra.cl que dicha materia se verá en el concejo nicipal el próximo 15 de mayo, pero "mi interés es que el barco sea rescatado y yo defenderé eso", insistió.

En este contexto, recordó que la nave está en la arena y no sumergida en el agua, "por lo que no está prohibida su excavación".

De paso, criticó las leyes patrimoniales y en especial el decreto 311 que señala que los restos sumergidos desde hace 50 años tienen carácter de monumentos históricos, por lo que no se pueden intervenir sin autorización del Consejo.

"Yo soy franco, encuentro que es una estupidez que en nuestro país se hagan leyes que prohíban sacar restos de naufragios del fondo del mar de más de 50 años. ¿A quién le sirve tenerlos ahí?. La gente de Monumentos Nacionales que me parece que es gente muy importante, culta y con nivel intelectual importante, debiera usar bien ese intelecto y pensar que no es bueno entrabar cuando se va a hacer algo de importancia como es el rescate de este barco", sentencia.

El alcalde asegura que desde el año 2002 ha estado interesado en lo relativo al galeón, y que en ese tiempo le solicitó al almirante encargado de la zona que autorizara a la empresa a realizar los trabajos y "siempre estuve al tanto de lo que se hacía".

Por ello afirma que para Curepto sería "espectacular que se rescate el barco, porque nos transformaríamos en la primera comuna en Chile y Sudamérica en rescatar un navío español".

La nave está ubicada en un lugar "muy bueno para nosotros: Está en la playa "Las Trincheras", cuyo nombre se debe a que Lautaro combatió muchas veces a los españoles allí; está cerca de la Carretera de la Costa, a tres minutos de la capilla Huenchullamí que es de 1585 y, por lo tanto, hay toda una posibilidad de desarrollar un tema turístico", sueña el edil.


Publicante Pichilemunews @ 14:59
 | Enviar Noticia