jueves, 22 de mayo de 2008

CINCO MONUMENTOS NACIONALES, UNA ZONA TÍPICA EN PICHILEMU Y EL DÍA DEL PATRIMONIO NACIONAL

 

Con cinco Monumentos Nacionales y una Zona Típica cuenta la comuna pichilemina, una situación poco común en las demás comunas del país, 345 en total; un orgullo que debemos honrar con el cuidado que debemos brindarle a cada uno de ellos y destacarlos como un plus y parte de la oferta turística de la comuna.

En el marco de la conmemoración del Día de Patrimonio Nacional cinco de ellos serán destacados por la Biblioteca Pública Municipal pichilemina, la que está preparando diversas actividades con tal ocasión y cuyos detalles esperamos tenerlos para comunicarlos.

  

 

 

Estos monumentos nacionales, son: el Parque de Palmeras “Agustín Ross” y el edificio del ex “Casino”, ambos declarados en 1988, por el Decreto Nº 100  y publicado en el Diario Oficial el 25 de Febrero de ese año. El tercero y cuarto de ellos, son el “Túnel El Árbol” y el “Caballo de Agua”, situados en el kilómetro 92,875 y kilómetro 95, respectivamente. Ambos fueron declarados MHN por el D. S. Nº 192, del 13 de Abril de 1993, mediante gestión del Centro Cultural Museo Lircunlauta de San Fernando. El quinto corresponde a la ex Estación de Ferrocarriles de Pichilemu, ubicada al final del Ramal San Fernando Pichilemu, en el kilómetro 119 (Punta de Rieles). Fue declarada MHN por el D. S. Nº 116 del 16 de Marzo de 1994, a solicitud de la Cámara de Turismo de Pichilemu.

En tanto, la Zona Típica, fue declarada el 22 de Diciembre de 2004 a través del D. S. Nº 1097 por gestiones iniciadas por la Cámara de Turismo de Pichilemu, reiniciada por el municipio e impulsada por “pichilemunews”.

No todos, por desgracia, han sido cuidados como corresponde. Debemos volver a recordar que una de remodelaciones realizadas por el municipio –en el año 1987- motivaron que el alcalde de la época, René Maturana Maldonado, con el apoyo de familiares de don Agustín Ross –presente en la inauguración de la remodelación- solicitaran la declaratoria tanto del parque como del edificio que albergara a uno de los primeros Casinos de Juego del país (1917 al 1930). Posteriormente, ha sido sometido a algunas mejoras –iluminación: dos cambios en menos de cuatro años- pero la Pileta iluminada con juegos de agua incluida ha sido imposible que funcione, pese a ello a la mano de los profesionales que ahí han intervenido, llámense éstos, arquitectos, ingenieros, etcétera.

El edificio del Casino se está actualmente restaurando y a pocos meses que sean entregadas sus obras para que funcione allí un Centro Cultura. Ello después de luchas, palos y presión desde principios de loa años ’90 hasta que por fin –previa la presentación del proyecto- se destinaron recursos para ello.

                          

La Estación de Ferrocarriles sufrió un incendio en la madrugada del lunes 9 de Abril del año 1991. Se quemó casi el 50% del recinto. Así permaneció, deteriorándose día a día –sin que EFE hiciera nada por ella- hasta que la Cámara de Turismo de Pichilemu, a poco más de un año de ser creada, presentó el Proyecto de “Restauración y Habilitación de la Casa de la Cultura de Pichilemu” a los fondos concursables del FONDART 1993.

Se obtuvieron fondos para restaurar solo lo que quedó del inmueble. Actualmente funciona allí un Centro de Servicios Turísticos, que le mantiene en buen estado.

Cabe indicar que para este proyecto, el municipio había comprometido 10 millones de pesos; pero argumentando posteriormente “que el Fondart no dio todo los recursos solicitados, ellos tampoco ponían los fondos comprometidos”.

Para restaurar todo el edificio –según presupuesto de la época- se necesitaban 22 millones aproximadamente. El máximo que se podía solicitar al Fondart para ese tipo de proyectos eran 12 millones de pesos. Otorgaron 6 millones 650 mil pesos. Con esos recursos, más otros logrados con el sector privado, la Cámara de Turismo de Pichilemu la inauguró el 6 de diciembre de 1996, en un acto artístico cultural que congregó a la comunidad pichilemina.

Por último, la Zona Típica –la más nueva- por “obra y gracia” de las autoridades comunales (destacadas ampliamente por los medios por sus “tremendas obras”) han dejado que a poco de ser declarada, sea una tabla rasa, ya que ha sido sobrepasada sin que se conozca hasta ahora, por qué han violado la ley del Concejo de Monumentos Nacionales.

Como “pichilemunews” hizo las denuncias oportunamente ante el CMN y no hubo respuesta, presumimos que todo ha quedado bajo la alfombra.

Sin embargo, esperamos equivocarnos.  


Publicante Desconocido @ 12:50
 | Enviar Noticia