Lunes, 02 de junio de 2008

ADIÓS A LAS VÍCTIMAS DE PANAMÁ EN MEDIO DEL DOLOR Y CARIÑO DE LA CIUDADANÍA

 

 -  En una jornada de hondas expresiones de emotividad se realizaron las honras fúnebres,

   con toda la solemnidad y protocolo que amerita este tipo de actos oficiales.

      -  En todo el recorrido desde la Escuela de Carabineros hasta el Parque del Recuerdo, de

         varios kilómetros, recibió el último adiós de la ciudadanía.

      -  Ocho discursos oficiales hubo tras la ceremonia religiosa.

-  Más de 5 horas y media duraron las diferentes etapas, desde que se iniciaran poco antes de

  las 11 AM y culminaran hace pocos minutos, mientras los restos mortales son sepultados,

  paralelamente, en íntimos instantes de las respectivas familias.

 

En medio de innumerables actos de demostración de cariño, de dolor, solidaridad ante el trágico accidente aéreo acaecido en Panamá, el jueves recién pasado, la ciudadanía le tributó un póstumo homenaje a las víctimas, encabezadas por el General Director de Carabineros, José Alejandro Bernales Ramírez.

Desde el primer momento en que se conoció la trágica noticia, personalidades, autoridades y gente de distintas condiciones se han ido sumando a quienes -junto con expresar sus condolencias a la institución de Carabineros, a los familiares de las víctimas- las expresiones hacia quien dirigió desde 2005 a la fecha al Cuerpo de Carabineros, el General Director, José Bernales, la figura de éste ha ido poniéndose en relieve.

En efecto, desde todos los sectores –cual más, cual menos- se ha destacado la personalidad de un hombre excepcional, con don de mando pero a la vez con un cariño inconmensurable por su tropa, a la que él indicaba con dos palabras: “mis Carabineros”; lo que repitió en muchas ocasiones, sobretodo cuando debió lamentar la muerte de ellos en actos de servicio.

Pero esa dimensión humana ha quedado más patente en las voces de las viudas de aquellas víctimas, cuando éstas –al ser requeridas por los medios de comunicación- han recordado el papel que el General Bernales fue en los momentos más difíciles y críticos de sus vidas al perder al jefe del hogar.

La elocuencia de la viuda del Cabo Moyano –muerto a manos de delincuentes- es lo que se nos queda: “La sencillez y el apoyo del general Bernales, junto a su esposa, han sido el pilar para sobrellevar nuestro duelo. Sus llamadas, ya para saber de nuestro estado de salud, anímico, o para informarme de las diligencias en torno a quienes mataron a mi esposo, refleja su estatura humana de un hombre excepcional”.

Frases similares a esta, vertidas por hombres y mujeres; incluso de personas que no le conocieron –sino a través de su labor y acciones hacia la comunidad- muestran que el General Director se ganó el cariño de todo el pueblo.

 

FUNERALES

Las miles de personas que han desfilado por la Escuela de Carabineros, los otros tantos millares de condolencias –vía mal- dan cuenta que el general Director, como sus oficiales muertos junto a él y dos de las esposas de éstos –Teresa Bianchini de Bernales y Carolina Reyes de Tapia- es una de las muestras del cariño de la ciudadanía por la institución que más valora, la que está para –justamente- protegerla y mantener el orden público de la nación.

Los actos litúrgicos que se sucedieron fue, también, otra muestra patente en que sus familiares y relaciones, como de la presencia de altas autoridades y personalidades, como en el oficio que se desarrolló en la casa matriz de la institución fueron signos elocuentes de reconocimiento a una labor que la ciudadanía ha sabido valorar, pese a las contradicciones y ambigüedades del poder político.

Asimismo, debemos recordar las muestras de la ciudadanía ante la llegada de los cuerpos de las víctimas y que, desafiando las bajas temperaturas, espero férreo por las principales arterias por donde la columna mortuoria motorizada y escoltada, pasaba por las calles franqueadas por hombres y mujeres que le tributaban un saludo, en su paso hacia donde serían sus exequias.

Iguales demostraciones se vieron en el traslado de las víctimas de Panamá, hacia el parque del recuerdo, pasando por las calles de la capital y donde recibió el tributo popular y el tradicional adiós de las floristas del Mapocho en su camino hasta el campo santo.

 
NOTA del EDITOR: Problemas en el servidor a la hora que quisimos despachar esta nota, ayer terminado los actos oficiales, nos impidió hasta ahora tenerla en el sistema.


Publicante Pichilemunews @ 12:24
 | Enviar Noticia