Viernes, 13 de junio de 2008

MAESTROS, ENCICLOPEDIAS DEL DEPORTE

Por Roberto Traslaviña V., estudiante de Periodismo (U. de Chile).

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

El periodismo deportivo en chile cuenta con tres grandes representantes que figuran como modelos de los jóvenes que desean incursionar en esta área, ellos son: Pedro Carcuro, Sergio Livingstone y Julio Martìnez.

Estos tres íconos y bibliotecas del deporte han construido un camino de éxitos en esta área, comentando, narrando e informando diversos acontecimientos que ocurren en esta área. Mundiales, olimpíadas, panamericanos, sudamericanos, ligas, entre muchas otras fechas importantes para los hinchas han sido cubiertas de manera excepcional por estos exponentes del periodismo, quienes han llenado de emoción, alegría y un dejo de sensacionalismo sano las pantallas de todos los chilenos. Porqué no decir, entonces que todos les tenemos un gran cariño a estos tres bastiones que nos han acompañado durante décadas en los momentos más álgidos del deporte nacional e internacional.

Pedro Carcuro, sin duda el mejor relator de fútbol en la historia de nuestro país. Sus narraciones y comentario han acompañado a distintas generaciones desde los años 70, hasta la fecha, lo cual lo ha posicionado como el referente mejor evaluado de la pantalla chica y el más pedido por la ciudadanía como relator oficial de los partidos de la selección chilena. Frases célebres, como “me pongo de pie” “para ponerlo en un marco”, han quedado en el inconciente de todo quien a escuchado la voz de este humilde hombre que ama a la camiseta de la selección nacional más que ningún otro hincha.

Julio Martínez, la enciclopedia del deporte. Su estilo pausado, sus reseñas y ese vasto conocimiento imposible de memorizar son su mayor aval. El “huevito” es, sin duda, el periodista deportivo más querido y recordado por todo el país. Se consagró como periodista en el mundial del 62, donde cautivó a la fanaticada con la frase “justicia divina” en el partido de Chile contra la URSS. En el año 1997 obtuvo el Premio Nacional de Periodismo, triunfo a la credibilidad adquirida a lo largo de sus años de trabajo. El “huevo” también ha obtenido el reconocimiento de sus pares, así como lo afirmó Pedro Carcuro: "Para mí, Julio Martínez es lo más grande que hay en la historia del periodismo deportivo chileno", y con estas elocuentes declaraciones, es muy poco lo que queda por decir. Sólo es preciso dar las gracias a este paladín de las comunicaciones por todo su trabajo y aporte al área deportiva, sobre todo a los incipientes periodistas que lo ven como un ejemplo a seguir, puesto que hasta el día de su muerte siempre fue un fiel amante del deporte nacional.

Sergio Livingstone, sin ser periodista es uno de los rostros más respetados y creíbles dentro del mundo del deporte. Sus conocimientos en la materia, y, en especial, de fútbol son gracias a su gran carrera como jugador profesional, convirtiéndose en un ídolo para todos los fanáticos de nuestro país como también para la tan exigente barra argentina. Tras su retiro del balompié el año 1959, ha trabajado en Televisión Nacional de Chile realizando la mejor dupla en esta área junto a Pedro Carcuro.

Este trío de periodistas, han sido, son y seguramente serán recordados como lo más grande narradores deportivos que posee Chile, dejando la vara muy alta para generaciones futuras. Sin embargo, constituyen un ejemplo que mueve a jóvenes estudiantes o egresados a trabajar duro y a esforzarse para llegar a la cúspide del periodismo deportivo, manteniendo el legado heredado del trío de oro del relato de cancha nacional. 


Publicante Pichilemunews @ 16:56
 | Enviar Noticia