S?bado, 14 de junio de 2008

DOS MUERTOS DEJÓ EL PRIMER ACCIDENTE AÉREO OCURRIDO EL AÑO 1785

 

El sueño de volar en el hombre fue desde siempre algo que no solo quedó en la mente de “afiebrados” seres que hicieron lo imposible por cumplirlo; remontándose a fechas muy pretéritas en diversos puntos del planeta.

Es así, como –incluso- en la mitología griega se habla de ICARO y Dédalo, quienes intentaron volar con “alas fabricadas de cera”, pero sucumbieron al acercarse al sol.

Pero ¿creería usted si le decimos que un ciudadano chileno también quiso volar cuando aún no se inventaban los aviones?

Es un hecho que ocurrió en una localidad de nuestra región, pero llegaremos solo hasta aquí –por ahora- para no desviarnos del hecho que estamos recordando hoy, al cumplirse 223 años que se produjera el primer accidente aéreo que dejó dos víctimas fatales.

Recordamos este hecho por cuanto en poco menos de un mes, hemos lamentado la trágica muerte de seis chilenos en una accidente aéreo en Panamá. Y, recientemente, todo el país estuvo pendiente del accidente del avión Cessna, modelo Caravan 210 de tren retráctil, monomotor de 10 pasajeros que volando desde el Aeródromo “La Paloma”, en Puerto Montt, en viaje a Aysén no llegó a su destino.

Desde la hora en que se reportó del accidente Chile –y especialmente sus los familiares de los pasajeros- estuvieron en ascuas, sin saber realmente del paradero y estado de los pasajeros ante el inminente desenlace.

Pero, felizmente, las patrullas de rescate aéreo ubicaron el lugar y rescataron con vida a los nueve pasajeros, en tanto el piloto Roberto Bahamonde, herido en el accidente falleció tras 48 horas de sobre vivencia, producto de las heridas que sufrió en aterrizaje forzoso sobre las copas de los árboles en la montaña.

El piloto, de 60 años, con más de 16 mil horas de vuelo y una amplia experiencia en esas zonas australes, quizás las más peligrosas para volar en el mundo; tuvo –sin duda- un rol que lo eleva a un plano de héroe, pues la aeronave como la tripulación podría haber tenido peor suerte. Y el hecho que se hayan salvado todos en un primer momento, se debe a la pericia y temple del piloto al mando.

Y, obviamente, que también en este caso está la mano del supremo hacedor que tenía un destino reservado diferente.   

 

1785

Un poco antes, en el año1783, los hermanos Joseph Michel y Jacques Etiénne Montgolfier inventan el globo aerostático. Es el día 19 de octubre de ese año cuando demuestran un invento que revolucionaría al mundo.

Logran elevar –primero- un globo aerostático cautivo, tripulado por el francés Jean Francois Pilatre de Rozier, en Paris ante una multitud atónita que miraba extasiado hacia el cielo.

Había nacido la aeronáutica, sin saber sus inventores el alcance que tendría y hasta dónde se podría llegar …

El invento consistía en un globo de papel y otros materiales al cual se le prendía fuego bajo su único orificio, llenándose de humo y aire caliente.

Y aunque se creía que era el humo el que provocaba el vuelo del globo, tardó algún tiempo en descubrirse que el verdadero “combustible” era el aire caliente el que era capaz de hacer elevar el globo …

No pasó mucho tiempo para que dos intrépidos franceses: Jean François Pilatre de Rozier y François Laurent, marqués de Arlandes, se animaran ahora a volar por los cielos parisinos ante el asombro y la admiración de los privilegiados habitantes que tuvieron la visión de esa experiencia histórica; lo que ocurre el 21 de Noviembre de 1783. Mil metros de altura y 25 minutos de duración es ese primer intento.

En otro vuelo –ahora con más tripulantes- ocurrido el 5 de Enero de 1784, por exceso de peso se produce el primer accidente, pero felizmente sin víctimas fatales. Los ocupantes: L. Mongolfier, Jean Francois Pilatre de Rozier, el príncipe de Ligne, el conde Laurencin, el de Dampiarre y el de Laporte D’Aglefort resultan con heridas leves.

No obstante, en otro vuelo ocurrido el 15 de Junio de 1785 se produce el primer accidente fatal de la aviación. Cae el globo que lleva a Pilatre de Rozier y Romain, cerca de Boulogne y mueren sus dos ocupantes; transformándose en los primeros mártires de la conquista del espacio. Sucede en Boulogne, cerca de Paris, Francia.

Desde aquellos días, meses y años, han pasado 223 años donde cada avance –como en otras áreas- han ido sorprendiendo día a día a la humanidad.

Pero, también, hay que decir que –si bien han ocurrido cientos de víctimas en esta carrera, como en accidentes; han muerto muchos miles de personas provocadas indirectamente en donde el avión ha sido protagonista de combates y bombardeos que la historia recuerda, sobretodo con aquellos dos lanzamientos de las bombas atómicas, en Hiroshima y Nagasaki, en Japón en la Segunda guerra mundial.

Aquellos muertos han sido producto de acciones premeditadas y no se comparan en número a las que, por accidente, han perdido la vida. Por cierto muchas menos.

Y para concluir este tema que da para mucho, les invitamos a ver algunas fotografías bajadas desde internet. Y de paso, buscaremos la información de aquel “hombre-pájaro” chileno de una localidad rural que también quiso imitar a las aves y volar.

 

 




Los hermanos Joseph Michel y Jacques Etiénne Montgolfier construyeron el primer globo aerostático.


Publicante Pichilemunews @ 15:19
 | Enviar Noticia