Viernes, 04 de julio de 2008

Flor de emprendimiento

 

Fuente: Diaro Pyme

Octavio Polanco, un ingeniero agrónomo oriundo de Pichilemu, en la VI  Región, se convirtió en un verdadero embajador de Chile en el mundo al cultivar una flor que sólo se daba en Sudáfrica. Innovar fue su premisa, investigar fue el camino, y el éxito su mejor cosecha. Aquí su historia en primera persona.

La idea de hacer este negocio fue innovar dentro del  mercado de las flores y traer un producto nuevo que tuviera un alto valor comercial y que se pudiera cultivar ocupando las tierras pobres que existen en el secano costero de la VI Región.

Durante el año 1996, empecé a pensar cuáles podían ser las especies que se ajustaran a esos parámetros, cuando cayó en mis manos un libro sobre las plantas del mundo. Leyendo llegué a las Proteas y me gustó la idea. Junto con otros productores comenzamos a traer semillas y a probar cómo se desarrollaban estas especies en el país. Al principio no fue fácil; sólo al cabo de tres o cuatro años, y aún a nivel experimental, pudimos obtener algunos árboles que nos dieron las primeras flores.

Pasada esa primera valla tomé contacto con la Universidad de Talca y coincidentemente ellos también estaban ensayando con estas especies. Así que presentamos un proyecto para viajar a Sudáfrica –país de origen de esta flor-, y estudiar en terreno las plantas. Al año siguiente la universidad trajo a Pichilemu algunas de Proteas Leucadendron y de Leucospermum, que se diferencian entre sí por tamaño, forma y duración. Los resultados de su adaptación fueron satisfactorios debido a lo parecido que es el clima de esta zona y el de Sudáfrica.

Yo seguí estudiando y leyendo libros que habíamos traído del viaje a Sudáfrica hasta que en el año 2002 presenté un proyecto a la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, y resulté seleccionado. Eso me permitió traer 11.500 plantas entre Proteas y Leucadendron, que nos permitieron profundizar el estudio que iniciamos con la Universidad de Talca. Llegamos a plantar las 5 hectáreas que hoy están en plena producción. En Chile también hay otros cultivos en San Antonio, Litueche y unas pocas en Licantén. En el mundo se produce en Sudáfrica, Nueva Zelandia y Australia, actualmente se está experimentando con el cultivo en Islas Canarias.

El mayor obstáculo en este camino ha sido el largo y constante proceso de investigación para aprender a cultivar esta especie y el desconocimiento por parte de los floristas de su existencia. También ha sido lento hacer que la gente prefiera este tipo de flores para la confección de adornos, pero con la experiencia que hemos ganado en las exposiciones y el apoyo del Club de Jardines de Chile, desde hace tres años hemos visto un incremento en su consumo en todo el país.

En estos momentos estamos trabajando para aumentar la superficie a 10 hectáreas, con miras a exportar a Japón, Nueva Zelandia y Estados Unidos, ya que hasta ahora todo lo que producimos se vende en el mercado interno, en ciudades como Santiago, Valparaíso, Concepción y La Serena. Pensamos que ese desafío tardará unos cinco años, fecha en la que espero tener además una fábrica de follajes para poder abastecer el mercado nipón con un producto de excelencia mundial.

Destacado: “La ciudad de Pichilemu ya no sólo se identifica con la práctica del surf, sino también con ser, de los pocos lugares en el mundo donde se cultivan las flores de Proteas. Me siento orgulloso de haber sido yo quien las trajo a Chile”.

FICHA EMPRESA
 
Empresa: Proteas del Mar
Dueño:Luis Octavio Polanco Parraguez
Trabajadores: 5
Sector Productivo: Floricultura
Año de inicio: 1987
Sitio Web:www.proteasdelmar.com

 


Publicante Pichilemunews @ 17:05
 | Enviar Noticia