Lunes, 07 de julio de 2008

VALLES Y LOMAJES IMPRODUCTIVOS DESDE HACE DÉCADAS HOY PRODUCEN VINOS Y ACEITE DE OLIVOS EN EL SECANO COSTERO 

-         Miles de hectáreas que por años vimos llenas de “espinos” son vergeles destinados a la vitivinicultura y olivicultura.

-         Terrenos en el pasado fueron también destinados al cultivo de olivos por congregaciones religiosas en tiempos coloniales.

 

Entre la localidad de Población –en la comuna de Peralillo- y Alcones –en la comuna de Marchigue- vimos por años a la vera del camino a Pichilemu, en lo que hoy se conoce como la Ruta I-50, kilómetros y kilómetros de terrenos llenos de espinos; especie arbórea usada para hacer carbón.

Muchas veces coincidimos con amigos y compañeros de viaje en el tren ya de ida o de vuelta a nuestros estudios fuera de Pichilemu, que aquellos parajes semejaban al visto en más de una ocasión en películas de cowboy. Y, debemos reconocer, que nunca en esos años pensamos en qué otra cosa podrían usarse esos terrenos, aparte de soñar ilusamente que –quizás- a lo más en una locación para ese tipo de películas.

    

Un paisaje similar a estas fotografías era el que se vio por décadas y décadas entre Población y Alcones. Hoy, son vides y olivos lo que se está cultivando.

 

Pero la verdad que, con los años, esos terrenos que eran recorridos por entusiastas marchiguanos en su famosa “liebrada” –cada 15 de Agosto- hoy lucen, de verdad, de película. ¡Sí!, tal como suena: de P E L I C U L A …..

Desde hace alrededor de unos quince años a la fecha gracias al emprendimiento de empresarios y al boom de los viñedos, ahí en gran cantidad de hectáreas plantó vides Francisco Javier Errázuriz, surgiendo las viñas Errázuriz Ovalle. Lo mismo, al interior de Marchigue en el camino hacia San José de Marchigue se aprecia grandes extensiones de viñedos con la misma marca, lo que ha permitido cambiar y verdear alegremente el paisaje. Pero no solo ello, sino una activación laboral y –sin duda- más oportunidades no solo para los habitantes de la comuna, sino de otras aledañas.

Ello ha permitido interesar en otros predios cercanos a que otros empresarios inviertan en la zona y activen –también- el turismo de intereses especiales, construyendo un hotel de primera línea para turistas extranjeros preferentemente; hecho que dimos a conocer hace algunos meses en estas páginas on line.

Pero no es solo esto. Pocos días atrás leímos con no poca alegría otra noticia que seguramente alegrará a los habitantes de Marchigue que están fuera de los límites de su comuna.

¿Por qué? Si bien sabíamos que en la comuna de La Estrella, como en Pumanque, entre otras del Secano Costero de las provincias de Colchagua y Cardenal Caro desde hace unos años a la fecha se estaban cultivando olivos; hoy esta noticia nos informa de una inversión de US$ 20 millones realizada por la empresa OLISUR, relacionada con el empresario Alfonso Swett.

Se trata del proyecto de “aceite de oliva” más grande del país y está situado en el valle de Marchigue. Según la información son 2.000 hectáreas, mil de las cuales ya están plantadas; proyectándose para este año 144 hectáreas, el 2009 otras 200 hectáreas y el 2010 otras 200 hectáreas.

    

Valles y lomajes llenos de espinos –ayer- son desde hace un tiempo a esta parte cultivos de vides y olivos; proporcionando mano de obra, trabajo y divisas al país.

 

El gerente general de Olisur, Tomás Eguiguren indicó: “La tecnología que hemos utilizado le hace muy bien a la industria en general y nos convierte en players de nivel mundial”. Y enseguida lo explica: “Con la tecnología utilizada se logró generar un cultivo altamente intensivo. Si en España o Italia la norma es tener 450 olivos por hectáreas –y en los más antiguos, 150 árboles- en Olisur se plantaron 1.800 olivos por hectárea”.

Ello les ha permitido convertirse en el mayor productor de aceite en el país y su primer aceite “Santiago” –en dos versiones- extravirgen y blend, será exportado a México, Brasil y Estados Unidos, donde en este último mercado esperan exportar el 45% de sus exportaciones.

La primera producción –realizada con la asesoría de expertos españoles- logró 200 mil litros de aceite, del cual un 90% se exportará a los mercados indicados y solo el restante 10% será para el mercado interno: restaurantes y hoteles.

Eguiguren termina señalando que quieren lograr “generar valor de marca”, lo que descarta que el producto se ponga a la venta en supermercados, manifestando enfáticamente que en el país irá solo a restaurantes, hoteles y tiendas especializadas.

Y como una muestra de los objetivos de Olisur, indica que estarán en los próximos días en la Feria Alimentaria Nancy Food que se realiza en Nueva York, hacia donde ahora está viajando para estar en esa cita que congrega lo más importante del mundo en productos gourmet.  

 


Comentarios