Lunes, 25 de agosto de 2008

DIVERSAS OBRAS TRAS SU EJECUCIÓN –PESE A SER CONSTRUIDAS Y SUPERVISADAS POR PROFESIONALES- MUESTRAN SUS FALLAS TÉCNICAS

 

Tal pareciera que varios profesionales que están ejerciendo hoy en día –no solo en la región, sino en todo el país- han estudiado en una Universidad estilo “olla marmicoc”, puesto que ejemplos para dar sobre cada pastelazo que han cometido faltarían páginas para consignarlos a lo largo y ancho de nuestro chilito.

Hoy se denuncia lo que está ocurriendo en el edificio construido para la UTEM en San Fernando.

Hace muy pocos meses leímos sobre otro colegio en esa ciudad capital de Colchagua, también en Cachapoal. Pero no es la única provincia afectada por estos profesionales que, lamentablemente, muchas veces actúan con la complicidad y vista gorda de inspectores fiscales y directores de obras de las respectivas municipalidades.

En cuanto a proyectos educativos, en Pichilemu tenemos a la Escuela “Divino Maestro”, construida a partir de la iniciativa de “pichilemunews” quien señaló al Concejo Municipal de dónde sacar los dineros para adquirir el terreno en el sector de reina del mar para construir allí un gran colegio.

La escuela destinada a servir a cientos de niños de las poblaciones y villas que se estaban construyendo vía subsidio de la vivienda, experimentó graves fallas de construcción: grietas en muros, goteras en diversos recintos, etcétera, etcétera.

Pensar que cuando nos decían que “materiales de construcción” salían a “turistear”, tanto del colegio en construcción como de las poblaciones aledañas era una vulgar mentira para desprestigiar a la autoridad comunal, no quisimos seguir denunciando aquello por falta de pruebas. Pero, las reparaciones al colegio indicado “no fueron mentiras”. ESO SÍ QUE NO, muchos niños y apoderados, como algunos profesores pueden dar fe de ello.

La verdad siempre se impone, dicen.

Pero sigamos. Más de alguno con la epidermis delicada dirá ¿qué se cree este articulista?

¿Pero cómo se explica entonces que pese a que personas “profesionales” estaban a cargo de las obras, además de quienes tienen que estar en forma permanente revisando que se cumplan las especificaciones técnicas, que los morteros tengan la dosificación calculada y estipulada en planos, etcétera, no se cumplan. Que los materiales sean de la calidad y medidas, etcétera.

El gobierno regional, sus consejeros han destinado muchos millones de pesos a diversos proyectos educativos y sedes universitarias; pero pareciera que quienes están construyendo, van a tener que ir nuevamente a “reforzar” la malla curricular o asistir a clases de ética profesional, pues los títulos que muchos están prestos a exhibir –cuando se les pone en duda- no avalan la teoría y la práctica que está reflejada en estas obras mal hechas, con dineros que son de todos. ¿O no?

 

Educación superior: 

Fallas en edificio ponen en duda proyecto UTEM en San Fernando 

 

Fuente: www.elrancaguino.cl – 25.8.2008

 

-Nuevo edificio de la UTEM con graves fallas estructurales y el Consejo Académico acordó cerrar ingreso de nuevos alumnos para el año 2009.

 

En duda está el proyecto universitario de la UTEM en San Fernando impulsado desde el gobierno regional. Al anuncio de la casa de estudios del cierre de matrículas para el año 2009, se suma el grave daño estructural al nuevo edificio que no tiene más de dos años de construcción. No cuenta con agua potable ni alcantarillado, el hall y la biblioteca se llueven —lo que ha ocasionado destrucción a la estructura—, y el gobierno regional, como una medida de seguridad aisló el lugar ante una posible caída de la estructura. Si se suma a esto los problemas que ha presentado la Universidad de Valparaíso en Rengo, se puede afirmar que la educación superior pública en la región se desmorona en forma inexorable. Como un balde agua fría fue recibido por los consejeros regionales el informe emitido por la rectora (s) de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), Haydée Gutiérrez, quien el pasado 22 de julio entregó un completo estudio de la sede universitaria, quedando plasmada en el acta 357, sesión ordinaria, del Consejo Regional. La rectora inició su intervención señalando que el trabajo que está desplegando está orientado a sentar las bases para la realización de la elección de enero del año 2009, que renovará la dirección de la casa se estudios, plazo hasta el que ella estará en calidad de subrogante.

 

La académica indica en el informe que se le había señalado que la sede de San Fernando era una “verdadera joya”, pero al visitar el lugar pudo comprobar que no era tan así, y muy por el contrario, presentaba graves daños de infraestructura, y que pese a las garantías no se solucionaban los problemas. En el tema académico sostuvo en el citado informe que en la actualidad sólo se estaban impartiendo 4 carreras, y “a pesar que es vergonzoso la realidad debe ser reconocida”, señala la académica a los consejeros regionales, pues —añade— “estas carreras no tienen los laboratorios necesarios para una educación de calidad”.

 

Agregó que tampoco cuenta con dotación de agua potable con lo que se hace imposible el funcionamiento de al menos un casino, desde el punto de vista de la información la biblioteca cuenta con escaso material sostuvo la rectora (s). Otro punto a considerar —señaló Haydee Gutiérrez en el informe— es la grave crisis financiera que está atravesando la universidad, que se resume en que no se cumplieron los compromisos contraídos con este Gobierno Regional, y en que no se pueden abrir nuevas carreras. Y en ese sentido precisa que “lo correcto es mejorar y fortalecer las existentes, mejorar el servicio que se está ofreciendo, regularizar las cuatro carreras vía PSU, reestructurándolas y adecuándolas a los mismos planes de Santiago”.

 

Finalmente la rectora (s) concluye que “consideramos más responsable de parte de esta Rectoría congelar los cupos para el año 2009, de modo que mientras no se regularicen todos los planes que actualmente se están ofreciendo, no abrir nuevos cupos ni tampoco ofrecer nuevas carreras”. Esta es la posición tanto del consejo académico, como del consejo superior, que es la instancia máxima de la Universidad.

 

Las reacciones de los consejeros regionales

El consejero Luis Martínez inicia su intervención en la citada sesión del 22 de julio señalando que felicita a la rectora por la valentía expresada en su exposición, porque “este Consejo Regional ha tenido varias sesiones con el ex rector de esa casa de estudios, donde se debe reconocer que este Consejo fue engañado, no siendo nunca informado con la transparencia expuesta en este pleno”. La consejera Jacqueline Vidal señaló que reconociendo el valor de decir la realidad de lo que está sucediendo en la universidad, en primer lugar, sostiene que “es tremendamente doloroso lo ocurrido, ya que el Consejo Regional tenía muchas expectativas respecto al futuro de los jóvenes de la Región”. La consejera Nieves Cosmelli sostiene, que si bien es cierto que el terreno fue donado por la municipalidad de San Fernando, “se desconoce cómo se otorgaron los permisos de construcción en una propiedad sin factibilidad de agua potable ni alcantarillado, cuestión que era sabida por este Consejo Regional y su solución debió plantearse antes de dar los permisos de construcción respectivos”. 


Comentarios