Viernes, 26 de septiembre de 2008

HUBO INTENCIÓN –A ÚLTIMA HORA- PERO LA CORPORACIÓN CULTURAL MUNICIPAL NO PUDO CONSTITUIRSE LEGALMENTE AYER

 

Pese a que se hizo a la rápida, a última hora, queremos destacar –al menos el intento- del alcalde suplente Marcelo Cabrera por constituir la Corporación Cultural Municipal –aunque con agregados que más parece a un engendro que otra cosa- ayer a las 18 horas en el salón municipal.

Y si decimos a última hora, lo señalamos porque hoy viernes 26 el alcalde suplente –que es la autoridad edilicia que por derecho propio debe presidirla- debe abandonar el cargo según lo determina la Ley Electoral y Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, cuando se es, a la vez, candidato.

Aparte de lo anterior hay que indicar que no obstante –por razones que desconocemos- y por los nombres de los asistentes muy pocos parecen estar realmente vinculados al tema cultural.

No se crea que hay un afán de descalificar a algunos de ellos, o ellas. Nada más alejado, ya que una corporación cultural tiene que estar fundada preferentemente con hombres y mujeres –al margen de sus eventuales vinculaciones o simpatías a partidos políticos o credos religiosos- que se les conozca actividades en el campo cultural. Es muy posible que las tengan –en el fondo y en el último tiempo- un accionar en el campo de la cultura. Es posible …., pero faltaron personas que son cultores de diferentes expresiones artísticas que no estuvieron presente.

No digo que no fueron invitadas porque lo desconozco, pero de acuerdo a la información que tenemos, algo me dice que no se invitaron a todas las personas que debían estar ahí. De partida a dirigentes o ex dirigentes de instituciones culturales. ¿Acaso no tenía que estar alguien de la Banda Instrumental (su director al menos), del Sindicato de Artistas, de Gestarte, de la nueva institución cultural creada hace unos meses, los folcloristas (al menos uno en representación de los diferentes grupos folclóricos), los artistas plásticos, los literatos, la Agrupación de Audiovisualistas, el grupo de teatro (que es dirigido por una actriz de vasta trayectoria)?, por dar algunos ejemplos. ¿Y los gestores culturales, dónde están?

De las organizaciones –según las informaciones que conocimos- la única considerada fue la Agrupación Ciudadana por un Pichilemu Limpio, institución que en abril pasado entregó estatutos basados en los que a su vez le hicimos entrega (redactados hace cuatro años) cuando quedaron stand by –casi igual que ahora- por el tema eleccionario.

Durante los seis o siete últimos años más de una docena de personas hicimos talleres y cursos de gestión cultural, dictados –algunos- por profesores de la Universidad de Valparaíso. Y si bien no todos han perseverado en el tema, no estaban presentes allí por ese plus, sino –una persona- porque fue invitada por otro de los convocados. Es decir por casualidad.

 

CONCLUSIÓN

Decíamos respecto a los estatutos que éstos parecían un engendro. Sí, más o menos así, pues se le agregó la parte deportiva y recreativa. No decimos que estos dos últimos temas sean menos importantes que la cultura; pero me temo que –si persisten con eso- es muy probable que cuando los estatutos pasen por la revisión del Consejo de Defensa de Estado, que los revisa y da su opinión sobre ellos al Ministerio de Justicia, vengan observaciones al respecto.

Eso, si se insiste en ello, pues aún se está a tiempo en enfocarse en el tema cultural, ya que –si bien se leyeron los estatutos- no se pudo realizar la Constitución de la Corporación por no estar presente el Notario Público quien –para el caso de las Corporaciones y Fundaciones- es él quien tiene que oficiar de ministro de fe y certificar los hechos que se someten a consideración de la asamblea reunida, como son la aprobación de los respectivos estatutos y certificar la presencia efectiva de los asistentes y ser testigo de la elección del directorio provisorio. Y no fue el caso.

Lo increíble es que estaba presente el abogado Alejandro Flores. Ignoramos a estas alturas si aún sigue siendo el Asesor Legal de la Municipalidad; pero un deber de un funcionario con esa responsabilidad es haber advertido de la necesidad y presencia del Notario Público.

Debido a esta no concurrencia, es que finalmente se constituyó una comisión de cinco voluntarios para ocuparse de una nueva convocatoria.

¿Funcionará? Esperamos que sí, como también que la próxima convocatoria sea amplia.

 

 

 


Comentarios