Viernes, 05 de diciembre de 2008

Municipalidad aún no contrata a Salvavidas

JOVEN A PUNTO DE MORIR AHOGADO EN EL MAR PICHILEMINO SE RECUPERA EN RANCAGUA

 

- Tras su rescate debió ser trasladado en helicóptero de Carabineros

 

Recuperándose en Rancagua, se encuentra el joven estudiante de esa comuna, que ayer estuvo a punto de perder la vida mientras disfrutaba junto a compañeros de curso en la playa principal de Pichilemu, hasta donde había llegado en paseo de fin de año.

Tras un operativo en que participaron sus propios compañeros, surfistas y personal de la Capitanía de Puerto, se le rescató y enseguida procedimientos de reanimación, llevándosele al Hospital local mientras se observaba su evolución. No obstante, ante la gravedad de su estado se hicieron gestiones para un rápido traslado vía aérea, lo que se concretó alrededor de las 19 horas en un helicóptero de Carabineros, trasladándosele a Rancagua a un centro especializado.

Todo ello ocurrió ayer, 4 de diciembre, con una gran cantidad de bañistas principalmente jóvenes estudiantes de toda la región y de otras, quienes en esta época –TODOS LOS AÑOS- llegan en viaje de estudio o de fin de año. Sin embargo, ante esta situación histórica el municipio NO TENÍA SERVICIO DE SALVAVIDAS.

Somos el principal balneario de la región, la capital del SURF, pero las autoridades comunales aún no entienden algunas cosas: la necesidad de estar preparados ante hechos y situaciones que son parte de la rutina de un balneario, sobretodo en esta época del año y que semana a semana va aumentando la cantidad de población flotante que viene a disfrutar de las playas.

 

PREOCUPACIÓN

Ante la situación de emergencia vivida ayer, un colaborador de “pichilemunews” –el destacado windsurfista Nicolás Recordón- nos ha enviado su visión sobre lo acontecido.

Leamos parte de su nota:

Hoy, un joven de Rancagua junto a sus compañeros de 4° medio, de visita en Pichilemu en paseo de fin de año, sufrió un accidente en el mar.

Colonias de fin de año se les llama a estos grupos de estudiantes que alegremente eligen la costa para sus viajes de fin de estudios para celebrar su egreso de la enseñanza media y rendición del bachillerato o prueba de Aptitud Académica, ahora, la PSU. Colonias que son muy bienvenidas y que auguran un prospero verano para la turística ciudad.

El mar estaba "chico", cristalino, tibio como en los años de corriente del niño, había lindo sol y nada de viento.

Los niños, los jóvenes, los hombres nadaron mar adentro y jugaron en las olas. No había salvavidas  para instruirlos de los peligros del mar porque su contratación, supervisión y control depende de una municipalidad desmembrada, caótica, empobrecida moralmente y que invierte su escuálida energía en encubrir a delincuentes.

Uno de esos jóvenes se cansó, no supo dominar las traicioneras corrientes de la rada de Pichilemu y tubo que ser rescatado por sus mismos compañeros y personal de la Gobernación Marítima de Pichilemu.

Reanimación, traqueotomía y estabilización en el Hospital de la ciudad. Posteriormente fue trasladado al aeropuerto  para ser evacuado en helicóptero de Carabineros de Chile al hospital regional de Rancagua. Pulso de 123, presión arterial 16-4, t° 35,8° C al momento de ser embarcado. Esas eran las novedades que recibían sus familiares.

Otra mala noticia que propaga esta ciudad al mundo.

El balneario regional, capital del surf chileno, lugar de libertad y felicidad, nuevamente en la noticia. Mala noticia.

Amigos, familiares y conocidos de este joven (felizmente está en recuperación), la pensarán 2 veces antes de mandar en el futuro a sus hijos a veranear a Pichilemu.

A las 19:00 hrs de hoy Jueves 4 de Diciembre de 2008, acudieron al aeropuerto de Pichilemu, Carabineros de Chile, Gobernación Marítima, dotación del Hospital Municipal y gran número de vecinos para ejecutar y presenciar la evacuación aérea de esta "víctima municipal".

Menos mal que aún existe el aeródromo! pueden los pichileminos estar orgullosos. Pueden también ayudar a que sus 8 hectáreas no se transformen en "loteos brujos".


Comentarios