Lunes, 22 de diciembre de 2008
INTENCIONALMENTE SERÍA INCENDIO DE ARBOLEDA A ESCASOS METROS DEL RELUCIENTE EDIFICIO DEL EX CASINO
 
El edificio del ex Casino de Juegos -Monumento nacional, desde 1988- y que está a días (o semanas) de inaugurarse, sufrió anoche -y más quienes de alguna forma estuvimos desde años buscando un mejor destino para la construcción icono y patrimonio de la comuna- el calor y temor de sufrir -aparte del calor ambiente- del incendio provocado a escasos metros de la edificación en que funcionará un Centro Cultural.
En efecto, alrededor de las 23.10 horas se declaró un incendio en la arboleda que está al frente de la histórica construcción. Un tramo de casi 20 metros de pino macro fue afectado por enésima vez. Y según los primeros indicios se cree que fue intencional la tentativa que en los últimos años ha ido repiténdose.
Poco tiempo después -más que deseos de replantar árboles en el sector- salen iniciativas brillantes de instalar kisocos y/o locales comerciales como los que provisoriamente se hicieron allá por los años 85 más o menos.
Repetimos, PROVISORIAMENTE, y que se eternizaron.
 
Felizmente la rápida acción de los voluntarios del Cuerpo de Bomberos impidió daños mayores colaterales. Aparte de ello, según informó Radio "Entre Olas" FM que presenció el trabajo de los voluntarios, señaló que la red húmeda del edificio del ex Casino tuvo que debutar en sus fachadas y techumbres, a fin de impedir que el calor provocara daños mayores a las pinturas; como las chispas y ramas ardientes volaban por los aires, producto del viento sur que a esa hora aún estaba presente.
El factor viento ayer, de hecho, fue tremendo en el día como hacía tiempo no se vivía y cerca de la medianoche aún no cejaba. Pero el último informe de la radioemisora era más tranquilizador, dando por controlada la situación.
Otro factor fue el corte total de energía eléctrica en el radio urbano de Pichilemu provocado por el corte de los cables en la Avenida Agustín Ross, donde justo fue el foco del incendio, pues los pinos están practiocamente a dos o tres metros de la altura de los cables en el sector, lo que con el calentamiento de los cables, éstos se cortaron.

 
Comentarios