Lunes, 05 de enero de 2009

AÑO NUEVO JUNTO AL MAR AUSTERO CONVOCÓ IGUAL A MILES DE PICHILEMINOS Y TURISTAS

-         Sin el brillo de los primeros años y no más allá de 8 minutos fue el espectáculo pirotécnico de la fiesta –ya tradicional- con la cual Pichilemu le dio la bienvenida al nuevo año.

Si bien igual el AÑO NUEVO JUNTO AL MAR, actividad que organiza la Cámara de Turismo de Pichilemu –con el apoyo y patrocinio municipal, aparte de algunos privados- contó con la masiva presencia de pichileminos y turistas, ésta no contó con el brillo de sus primeros años y está claro que para sostenerla en el tiempo es necesario una coordinación y trabajo de más tiempo y preparación.

Debe reconocerse –también- que estos dos últimos años tampoco han sido muy normales en el quehacer comunal y que afecta muy directamente esta actividad, por cuanto pasa por la voluntad municipal de apoyar la actividad, cosa que al final siempre se da, no siempre surge en el momento adecuado, sino que lo más del tiempo a contrapelo con los plazos.

A ello debe agregarse esas promesas –que son bien percibidas por la ciudadanía- pero que luego quedan dando bote y nadie toma con la debida responsabilidad aquellas que –tarde o temprano- hay que PAGARLAS. Tal es el caso como son la adquisición de los fuegos artificiales, los que se pedían a la prestigiosa empresa de nuestra región –ubicada en la ciudad de Rengo- y que este año hubo de recurrir a otra empresa.

¿Por qué?, porque la administración del alcalde suplente Marcelo Cabrera no se preocupó de pagar la correspondiente factura. Y, obvio, en este minuto el municipio pichilemino no es confiable, aunque las personas que dirigen el municipio, circunstancialmente sean otras.

Es por ello que los fuegos artificiales fueron POCOS y –según pudimos averiguar este fin de semana- más caros que los anteriores.

Para algunos consultados, no importa que el espectáculo pirotécnico sea –o trate de compararse a los de la V Región donde desde hace tres años aproximadamente están unidos los municipios de Valparaíso –cuna de estos espectáculos- Viña del mar y Con-Con donde además de ser extensos en tiempo, son los que se despliegan por una gran cantidad de kilómetros de costa.

Lo importante es que realmente sean ESPECTACULARES. Pueden ser escasos 5 minutos, ocho o diez, pero que sean impactantes, SORPRENDENTES. Esto no se está logrando al “estirar” las secuencias y donde al final la gente en lugar de quedar maravillada, queda tremendamente frustrada.

Por otra parte, “compramos” la información que entregó una alta autoridad de Carabineros, quien en el diario “El Rancaguino” señaló que en la región habían solo tres espectáculos pirotécnicos autorizados: En Santa Cruz, Marchigue y Pichilemu, indicando que serían de 25 minutos en nuestro balneario.

Seguramente esa es la información que le dieron a él y la difundió cuando fue entrevistado por el diario rancaguino. Pero la realidad fue otra. En Pichilemu se contabilizaron escasos 8 minutos y bien espaciados unos de otros.

No se crea que no intentamos tener la versión oficial, de la Cámara de Turismo pichilemina. Se nos contestó que nuestra solicitud de detalles del espectáculo fue traspasada a la secretaria para que ésta nos informara; pero hasta hoy nada se sabe, tampoco del balance. A estas alturas qué se podría decir ….

VERANO, ALCOHOL, VIGILANCIA POLICIAL
Según reporteros de “pichilemunews” aún se notan trabajos inconclusos, montones de pasto en las calles a la espera de su retiro, como también basura y en forma evidente se nota que la playa no cuenta con receptáculos para que las personas de buenas costumbres los usen.
Cosa que es más que evidente con las fotos que iremos entregando. Incluso, basura –restos de materiales de construcción- que permanecen MÁS DE UN MES en la esquina de Primer Centenario esquina de Angel Gaete, a escasos sesenta metros de la Municipalidad, sin que NINGÚN INSPECTOR o funcionario detecte o se de cuenta que están allí, desparramándose.  Es más, están afuera –o frente- a la propiedad de uno de los inspectores municipales de verano.
¿Y cómo está el control de la ingesta de alcohol en la vía pública, en las calles, en la playa. Como de menores en los establecimientos comerciales?
¿Están funcionando las policías como se espera, con la debida vigilancia, rondas y patrullas, respuesta a los vecinos solicitando auxilio ante desórdenes en la vía pública?

Ya lo veremos en una próxima entrega.

 

 


Comentarios