S?bado, 07 de febrero de 2009

Ofrecen tours aéreos por viñas de Casablanca y Colchagua

Turistas y empresarios extranjeros solicitan servicios de aviones y helicópteros para recorrer viñedos, que incluye degustaciones de vinos.

por Angela Neira - www.latercera.com

La idea es conocer los lugares exactos que dan vida a los principales vinos que se producen en algunos valles de la zona central del país, pero de una manera poco convencional: a través de un sobrevuelo en avión o helicóptero.

Esa es la propuesta de empresas que ofrecen recorridos aéreos a turistas nacionales y extranjeros que quieran disfrutar desde las alturas los viñedos en la Quinta y Sexta Región.

Es así como en la Ruta del Vino, del Valle de Colchagua, desde hace siete años implementaron el sistema de tours aéreos. Cada viaje se inicia en el aeródromo de Tobalaba -en Santiago- con la recepción de los turistas en una sala de espera, para luego emprender vuelo a bordo de uno de los aviones que posee la empresa Corpflite, los que aterrizan en el sector de Santa Cruz. Son cerca de 40 minutos de vuelo, en los que los pasajeros pueden disfrutar de un cóctel y vinos arriba del avión mientras sobrevuelan los viñedos.

Germán Ribba, gerente de la empresa a cargo, indicó que el objetivo es que el turista "pueda conocer los aspectos geográficos de la vitivinicultura del valle, que va desde la cordillera a la costa, y que ahora tiene grandes influencias de humedad y diferencias climáticas que no presentan otros valles".

Pero hay más, pues una vez que se llega a tierra los turistas son esperados en automóviles que los llevan a recorrer las 12 viñas -o dos en particular- que conforman la ruta y disfrutar de almuerzos y degustaciones de vinos.

En el regreso el piloto lleva a los visitantes por un nuevo circuito por la costa, que incluye Pichilemu y Santo Domingo, para enfilar luego por Melipilla y aterrizar finalmente en Tobalaba.

Sólo durante 2008 cerca de 50 turistas, principalmente empresarios extranjeros, aprovecharon esta oportunidad para conocer desde el aire el valle de la VI Región. Un avión para seis personas puede llegar a costar en total cerca de un millón de pesos.

HELIPUERTOS
A unos 78 kilómetros al norte de Santiago se encuentra el Valle de Casablanca. Allí siete viñas contrataron los servicios de Ecocopter para trasladar turistas en helicópteros hasta donde se ubican sus bodegas.

Cecilia Petrinovic, jefa del departamento de turismo de la empresa, dijo que "el cliente debe elegir la viña y lo trasladamos por el valle. Una vez que nos posamos en uno de los helipuertos lo esperamos para que disfrute del tour terrestre y luego lo llevamos nuevamente a Tobalaba".

El viaje ida y vuelta desde Santiago hasta el valle de la V Región tiene puede llegar a durar una hora, siendo los turistas europeos y norteamericanos quienes más solicitan los servicios aéreos. Un viaje en helicóptero para seis personas hasta las viñas puede costar $ 1,3 millón.

 


Comentarios