Lunes, 09 de febrero de 2009
EL "MANJAR" PREFERIDO EN ALGUNOS MUNICIPIOS PARECE SER FONASA: AHORA ES SAN FRANCISCO DE MOSTAZAL, AUNQUE EL DAÑO -AL PARECER- ES MENOR
 
Un caso de similares características ocurrió en la comuna de Pichilemu, donde los dineros recaudados por concepto de venta de Bonos FONASA en el municipio local, terminaron extrañamente en un destino que aún no se conoce exactamente.
De hecho la única persona involucrada –la ex funcionaria municipal Viviana Catalán- en el caso denunciado a la Fiscalía de Pichilemu, sigue en statu quo, sin que se determine dónde fueron a parar los dineros que "se perdieron" por arte de magia, y tampoco se clarifique la exacta responsabilidad de la ex funcionaria en el caso.
Por otra parte, se ha conocido que la ex funcionaria municipal tiene una demanda en contra del municipio por su salida "no voluntaria", caso que se está –según entendemos- viendo en el tribunal local, sin que se conozcan los resultados de ambas situaciones.
Cabe recordar que hace un tiempo, nos referimos sobre esta última demanda, donde junto con estimar legítimo el derecho de la ex funcionaria de reclamar, también nos preguntábamos sobre su real estado de salud por cuanto en el caso que provocó su situación actual, "no recordaba antecedentes y hechos" que pudieran llegar a determinar las circunstancias de qué pasó, cómo, para dónde y cuándo ocurrió la fuga de las monedas.
Pero en temas relacionados con Salud –en el municipio pichilemino- no es solamente esa situación extraña la que ha ocurrido.
Aún se recuerda la especial campaña de marketing que emprendió el ex alcalde Vargas y sus hombres de confianza –Hugo Vargas entre otros- cuando supuestamente quisieron hacer una campaña informativa contra el Virus Hanta, con recursos enviados por el Servicio de Salud de la VI Región.
¿Y qué ocurrió?
Ordenaron -¡ojo!, sin pedirle ni siquiera opinión a la Dra. Guajardo, del Departamento de Salud Municipal, sobre los términos y de cómo enfocar la campaña- la realización de una cantidad de dípticos o trípticos de un valor de xxx equís, pero finalmente los hicieron de un valor menor y, con la diferencia ordenaron a la misma imprenta la confección de CALENDARIOS con la foto de (todos creerán que era de un ratón) don Jorge Vargas González.
Cuando se descubrió la situación se hizo la denuncia a la justicia –encabezada por Carlos Leyton, Washington Saldías, Roberto Córdova y Aldo Polanco- que finalmente determinó archivar la causa; mientras los dos últimos concejales se bajaban de la demanda porque el abogado no los representaba debidamente y que buscarían otro. Todavía lo siguen buscando, porque que se sepa de otro abogado más efectivo que siguiera la causa, no se sabe.
Pero volviendo a la campaña informativa que haría el alcalde Vargas –oh sorpresa- cuando se empezó la investigación se "incautó una gran cantidad de folletería" relacionada con el Virus Hanta. ¿Qué pasó, sobró o no se distribuyó realmente?
Otros más perspicaces dicen que el Calendario con la foto de Jorge Vargas "actuaba de DETENTE" en las casas que se distribuyó (con miras a las elecciones siguientes) y que los ratones veían el calendario y se hacían humo. ¡Santo remedio!
De ahí que, hasta ahora no se sabe de casos de Virus Hanta en Pichilemu, lo que indica que los calendarios "para algo sirvieron".
Hoy el decano de la prensa regional, nos trae una situación que nos ha llevado a escribir y a refrescar la memoria. Léalo:   
 
Mostazal debe 6 millones a FONASA
Sergio Medel, alcalde la comuna, hizo graves acusaciones de irregularidades durante la administración anterior
 
Fuente:
www.elrancaguino.cl
 
El alcalde de la comuna de San Francisco de Mostazal, Sergio Medel, denunció que mientras se encontraba realizando algunas auditorias en los distintos departamentos de la municipalidad se encontró con una irregularidad, específicamente en el departamento de salud, en la venta de bonos de FONASA.
La Municipalidad de San Francisco de Mostazal tiene un convenio directo para la emisión de bonos de FONASA y, al parecer, la persona encargada de la administración anterior no hizo los depósitos correspondientes a los meses de octubre, noviembre, diciembre del año pasado que ascendían a la suma de $5.632.290 pesos.
 
El edil asegura que al enterarse de estas irregularidades "inmediatamente hicimos, como corresponde, la denuncia a Investigaciones de Chile que lo puso en conocimiento de la Fiscalía y además he instruido un sumario administrativo en contra de quienes resulten responsables de este hecho", afirmó. Además Sergio Medel declaró que esta situación había sido informada por FONASA a la administración anterior, específicamente a la jefa del Departamento de Salud de la época, sin embargo, no se tomaron las medidas correspondientes. "Sólo se envió una nota al director del consultorio para tomar medidas, pero no se hizo nada, no hubo ningún tipo de supervisión", comentó el actual alcalde de San Francisco de Mostazal. Medel agregó que "hubo una enorme falta de rigurosidad en el control de los dineros".
 
Aún no se pueden dar nombres de los sospechosos de haber cometido esta irregularidad, ya que existe una investigación de sumario a cargo de la Fiscalía. "Nuestra intención como nueva administración es velar por la transparencia y el buen uso de los recursos públicos", enfatizó el alcalde Medel. En FONASA confirmaron que la multa de la Municipalidad de San Francisco de Mostazal corresponde a $5.632.290. FONASA y la municipalidad tienen un convenio para la emisión directa de bonos, la municipalidad debe hacer una rendición de bonos vendidos y comprados. El plazo para rendir ese dinero es a más tardar el quinto día hábil y la Municipalidad de San Francisco no cumplió con los plazos, ya que la cajera que estaba a cargo en ese tiempo, no hizo el depósito de los bonos. "Lo que llevó a esta deuda es la falta de rendición de los bonos que ellos han vendido. El problema principal es que faltó la rendición, tanto en tiempo como en forma. Aunque hay que admitir que la nueva administración está haciendo todo lo posible para regularizar el problema", reconoció Isabel Parada, asesora jurídica de la Dirección Regional Metropolitana y VI Región de FONASA. En la Fiscalía corroboraron que —efectivamente ingresó— una denuncia en la Fiscalía Local de Graneros y que la causa, hasta el momento, se encuentra desformalizada, es decir, aún no existe formalización. Por este motivo, el fiscal no puede entregar mayores detalles.
 
LA VERSIÓN DE LUCIENNE GUZMÁN
El alcalde Medel aseguró que la situación había sido informada por FONASA a la administración anterior, específicamente a la jefa del Departamento de Salud de la época, Lucienne Guzmán, sin embargo, no se tomaron las medidas correspondientes.
Por su parte, la doctora Guzmán asegura que la única notificación de FONASA que recibió fue en octubre de 2008 y en ella se le avisaba que en el mes de agosto del mismo año la encargada de rendir directamente los bonos a FONASA, Luciana Esquerra, había rendido con un desfase de un par de días, lo que significaba la aplicación de una multa.
"La única notificación de FONASA que yo recibí fue una en que se me informaba la rendición con desfase de los ingresos que se hacen en forma directa por parte de una funcionaria", explicó la doctora.
 
Guzmán hizo los descargos que correspondían a FONASA, sin embargo, nunca llegó la respuesta respecto de sus alegatos frente a la multa. Con posterioridad a esto, la jefa del Departamento de Salud aseguró que "oficié al director del consultorio para que tomara las medidas correspondientes y no se repitiera el hecho". Lucianne Guzmán presentó su renuncia el 6 de diciembre de 2008 y hasta ese minuto no recibió respuesta alguna de FONASA. Asegura que "hasta hace dos semanas atrás no había llegado nada desde FONASA".
Frente a las acusaciones del alcalde Sergio Medel, la doctora Guzmán agregó que "la situación actual mencionada por el alcalde es posterior a cualquiera comunicación que haya recibido desde FONASA la anterior administración.

Comentarios