Viernes, 13 de febrero de 2009

"EL AMOR ES UNO, UNO Y NADA MÁS …", DECÍA MARIO CLAVEL, EL CROONER ARGENTINO QUE NOS REGALÓ HERMOSOS TEMAS
 
- Pero, ¿será uno nada más? De igual forma con este artículo saludamos a los enamorados en el “Día de San Valentín”.
 
"Como quisiera decirte, lo que llevo aquí dentro …, clavado como una espina" dicen las primeras frases de aquella romántica canción que nos hiciera bailar más de una vez el recordado grupo musical chileno y que llevó el nombre del país -como ninguno- a todo el mundo: "Los Ángeles negros".
Hoy, tras cuarenta años de sus múltiples éxitos musicales –donde incluso incorporaron letras de nuestro más grande bardo de las letras regionales, el poeta Oscar Castro Zúñiga- están limando asperezas y preparan su "retorno" para los próximos meses, en una cita que –sin duda- será inolvidable.
Y aunque la voz evidentemente gastada de Germain de la Fuente no es la misma, evocarán –con el sonido intacto y característico- todo su amplio repertorio ante miles de abuelitos –de hecho el autor de estas líneas lo es con mucho orgullo- como también gente más joven que también de una u otra forma conoció de su música y fama.
Pero ya escribiremos más acerca de ese momento que se viene. Pues no era precisamente ese, el motivo de esta remembranza, sino la introducción al día de los enamorados, que cae el próximo sábado 14.
¿Quién no ha estado enamorado una vez? Acaso no aflora ese sentimiento –en hombres y mujeres- a temprana edad, donde la "profesora" generalmente era nuestra secreta amada.
Hoy, desde hace unos cuantos años ya, son las "tías" del Kinder o del Jardín  –tan ricas ellas- quienes hacen que los pequeños hagan latir más aceleradamente el corazón.
Y así, a lo largo de nuestra existencia –de cuando en cuando- tenemos oportunidades para enamorarnos –o al menos eso es lo que creemos (o queremos hacer creer) que estamos enamorados- según las lides y circunstancias de los escarceos que presenta el amor.
¿O es que uno se enamora solo una vez en la vida?
Para la mayoría de las personas –aunque no hemos leído alguna encuesta últimamente sobre ello- ese sentimiento se tiene solo una vez y es, supuestamente, cuando cada uno encuentra la pareja de sus sueños; lo que termina generalmente en el matrimonio. Pero ocurre que si bien hay parejas que "duran todo el resto de sus días" junto a su compañera/o, no es menos cierto que un gran porcentaje de aquellos matrimonios persiste en el tiempo según la fortaleza que cada uno tenga (o debilidad de no tener la valentía o decisión "ya basta") para sobrellevar los vaivenes que implica una vida de casado.
Porque no me van a decir que una gran cantidad de parejas se "sostiene" en el tiempo más por "aparentar una feliz unión, o por los hijos" ante la sociedad, o en el entorno social en que se vive, unos más rígidos que otros.
Pero está bien. De cualquier manera –cada uno lleva su "felicidad" o cruz, como puede- y no somos ninguna autoridad moral y aunque así fuera, para cuestionar una u otra situación.
Nosotros –de hecho- no estamos criticando ninguna, sino enunciándola como una realidad de la vida en un pueblo o ciudad. Nada más. Y porque el tema está ligado, estrechamente, a ese sentimiento que se llama amor y que se enciende con esa llama que provoca el "enamorarse", llama que crece, como también, tiende a bajar –como todo en la vida, por lo demás- según el combustible que día a día ambos entreguen …..
Pues bien, sin más preámbulos saludamos a todos quienes siguen enamorados desde aquella primera vez, como a quienes han tenido más de una oportunidad para enamorarse y también para quienes están volviendo a enamorarse. ¡Viva el amor!, ¡Haga el amor, no la guerra!, aunque la vida es también una guerra que se libra día a día. Pero sin duda que esa vida es mejor cuando el amor lo manifestamos de alguna manera a cada ser al cual se lo estamos prodigando.
Un feliz día, entonces, a quienes están enamorados, o a los que se sienten enamorados.
 
Nota del Editor: Tenemos una hermosa fotografía entre muchas fotos que hemos encontrado en algún momento. Una pareja de enamorados –precisamente- en nuestras playas con un hermoso atardecer.
La tenemos lista para mostrarla, pero –por vacaciones de nuestro webmaster- quedará para cuando esté de regreso. De seguro les agradará. Queda pendiente.


Comentarios