Martes, 03 de marzo de 2009

LA PURA VERDAD: LA LEY MINERA ES UN CUERPO LEGAL CON TANTO PESO QUE PUEDE DERRIBAR Y PASAR POR SOBRE OTROS DERECHOS

 

-          Empresa nortina de un tiempo a esta parte ha solicitado miles de hectáreas en el borde costero de las comunas de Pichilemu y Paredones. Y si bien no se conoce exactamente hacia dónde apuntan sus objetivos, hay que estar “vivo el ojo”, porque –caso contrario- pueden “sentarse en la picana” a muchos ya con poder o sin poder.

-           

-          “Pichilemunews” advirtió lo que se venía, pero quienes tarde o temprano serán afectados (o beneficiados) no han dicho “chis ni mus”. Cuando quieran decir algo “no tendrán pito que tocar”.

 

Si bien una “amenaza” puede revertirse y tomarse como una “oportunidad”, en muchos sentidos, En meses pasados, publicamos nuestras aprehensiones con una posibilidad de que extensos territorios de Colchagua y Cardenal Caro fueran “invadidos” por un oleoducto, hoy nuevamente informamos y precisamos algunos aspectos. 

 

Exactamente el día 11 de noviembre de 2008 publicamos un artículo en que, premeditadamente, nos referimos a un hecho que estaba ocurriendo en nuestra comuna y también en otras, informando que en el Boletín Oficial de Minería, se decía de la construcción de un oleoducto que pasaría por territorios de las provincias de Colchagua y Cardenal Caro.

 

No obstante a que efectivamente nos basábamos en el Boletín Oficial de Minería, agregamos lo del oleoducto como una manera de graficar que una obra similar podría efectuarse y de ser así; perjudicar a los pequeños propietarios que no tengan “protegidos” sus propiedades, ya sean grandes o pequeñas.

 

Hoy estamos en condiciones de informar que, no obstante no sabemos a ciencia cierta si será un oleoducto o no, si se han seguido solicitando pertenencias mineras y es más, judicialmente –de acuerdo al proceso que indica la Ley Minera- se han cumplido los pasos que ésta indica para estos casos.

 

Estando otorgada la sentencia judicial del Tribunal de Pichilemu, para los efectos que los dueños de esas pertenencias puedan iniciar exploraciones mineras, podrán conceder la servidumbre minera que otorga El Código Minero ya que el subsuelo son terrenos del fisco, por lo tanto los predios superficiales estarán obligados a conceder ese Derecho.

 

¿Qué significa esto? Ni más ni menos que usted señor propietario de un terrenito, de una Parcelita o Parcela, etcétera, “no tendrá pito que tocar” al respecto. Si bien tendrá derecho a pataleo y recurrir a la “justicia” ya será demasiado tarde, pues la Ley Minera estará de parte de quien solicitó concesiones mineras en esos terrenos y si usted sigue negando el paso para que “entren extraños”, la persona ya sea natural o Jurídica, podrá solicitar la fuerza pública al juez respectivo y éste, en un dos por tres, estará obligado, de acuerdo a la ley, en otorgarle auxilio de la fuerza pública, entregando una orden a  Carabineros, para que acompañe a la persona natural o Jurídica, junto a su personal, para acceder al predio correspondiente.

 

Si el dueño del predio mantiene con llave, Carabineros ocupará una herramienta muy especial para estos casos y en menos de dos tiempos, abrirá puertas y/o portones, cumpliendo el mandato de la ley.

 

Para conocimiento de nuestros lectores y propietarios pichileminos les informamos que la cantidad de hectáreas que están en proceso judicial a su favor, son 1.100 hectáreas en el sector sur y en el norte 3.200 hectáreas de la comuna de Pichilemu con sentencia. En tanto, en la comuna de Paredones, la cantidad de terrenos solicitado, alcanzan a 1.400 hectáreas.

 

La empresa que ha logrado estos trámites es y tiene asiento en la ciudad de Calama, pero con oficinas en Santiago, según el Boletín Oficial de Minería.

 

ALERTA DE “pichilemunews”

 

Todas estas implicancias las dimos a conocer en el artículo de noviembre del año pasado. Y si bien hubo por ahí algunas personas que preguntaron o se inquietaron nunca llegaron a consultar directamente o telefónicamente para entregar más antecedentes.

Para algunos propietarios cualquier intento de hacer algo, se reduce a pataleo, pero los resultados no son alentadores. Ya se sabe qué pasará.

 

Para otros que eventualmente quieran proteger sus propiedades aún es tiempo. Si, pues, pese a que la empresa que tiene gran cantidad de hectáreas con sentencia judicial a su favor dispone de una serie de profesionales –bien pagados por lo demás- uno de ellos (o varios) se equivocaron al solicitar el Pedimento de terrenos en un sector de Pichilemu y éstos “se salvaron” pues el profesional que conoce “pichilemunews” se dio cuenta del error y procedió con “la velocidad de la luz” a efectuar los trámites como corresponde y muy pronto tendrá esos terrenos protegidos con sentencia judicial.

 

Es por ello que, nuevamente ofrecemos hacer de intermediario –solo para efectos de contactarlos- con la persona que está protegiendo los terrenos de propietarios pichileminos.

 

Quedamos atentos, a través de nuestros mails de contacto y el celular que aparece en nuestro Portal para entregar mayores antecedentes.

¡De nada!

 

 

OTRA AMENAZA

 

Pero ¡ojo!, los pequeños propietarios tienen que TENER MUCHO CUIDADO. Deben contratar al profesional adecuado, que para estos casos no es preciso un abogado, sino un experto en la Ley Minera quien sabe –en algunos casos- más que cualquier persona que haya estudiado Derecho.

 

Por lo demás sabemos que más de algún pichilemino ha caído en las manos de algunos “profesionales” que le han sacado un ojo de la cara, sin que HAYAN HECHO ABSOLUTAMENTE NINGÚN TRÁMITE contratado, pese a habérsele cancelado importantes honorarios.

 

En efecto, “pichilemunews” sabe de un caso en donde un amigo contrató los servicios de un “profesional santiaguino” y después de llevarle pedido como abono cerca de un millón de pesos para realizar los trámites para una Manifestación Minera, se dio cuenta que no había hecho ABSOLUTAMENTE NINGÚN TRÁMITE.

 

Le recomendamos a “un perito” –un Geógrafo de reconocido prestigio y responsabilidad- y éste le hizo todos los pasos necesarios para resguardar sus intereses.

 

Y, por supuesto, por una mínima parte de los honorarios que ya había pagado POR NADA. Mayores antecedentes los entregaremos próximamente, aunque sabemos de antemano que muchos duros de cabeza no harán nada, estos mismos serán los que el día de mañana estarán viendo cómo destruyen sus propiedades sin tener derecho a decir “ni chis ni mus”.  


Comentarios