Viernes, 22 de mayo de 2009

EL CLUB DEPORTIVO Y CULTURAL “ARTURO PRAT” SIGUE VIVITO Y PUNTEANDO EN EL FÚTBOL LOCAL CON SUS 70 AÑOS DE VIDA

 

Ni más, ni menos que 70 años cumplió ayer 21, el Club Deportivo y Cultural “Arturo Prat” de Pichilemu en una fecha histórica y difícil de olvidar sobretodo para sus fundadores, quienes eran unos niños de pantalón corto de la única Escuela Públíca que funcionaba en aquel entonces, en calle Angel Gaete casi esquina de O’Higgins.

El profesor Gustavo Loyola Vargas fue quien tomó la iniciativa para formalizar la idea que andaba rondando desde hace un tiempo en los muchachos y, pese a la corta edad de ellos, se decidió a darles la responsabilidad poniéndolos en su directorio.

Luis Aliaga Martínez fue uno de aquellos muchachos de alrededor de 14 años y que fue elegido el primer Presidente del D.A.P. Dirigente que desde los años sesenta está radicado en la ciudad de Rengo. Allá emigró por mejores perspectivas económicas en su negocio de relojería y joyería actividad que había empezado a desarrollar en Pichilemu; pero cuyo movimiento no era suficiente para la numerosa familia que requería no solo cariño filial, sino vivir sin sobresaltos y educación. Lo que logró con creces al darles educación profesional a todos sus hijos que alcanza casi a la docena.

De paso diremos que Luis Aliaga Martínez fue un destacado dirigente del criollo deporte de la Rayuela y de cuya relación esperamos contar otros detalles más adelante.

Fue así como, de la mano del profesor Loyola en sus primeros años, el Club Deportivo y Cultural “Arturo Prat” se fue consolidando, al tiempo que adoptaban como su grito de guerra el D.A.P., antagonista del D.U.P. que correspondía al Club Deportivo “Unión Pichilemu”, enemigos leales en la cancha, pero amigos fuera de ella.

En esos años, hay que decirlo, eran los dos únicos clubes deportivos en la comuna y quiéranlo o no pese a que en la cancha sus partidos eran muy reñidos, al igual que sus barras en las tribunas, cada cierto tiempo se fundían en un solo equipo para defender a Pichilemu en partidos amistosos. Y recién –a partir de la fundación de la Asociación de Fútbol de Pichilemu, ocurrida en el año 1956- con más clubes incorporados (“Unión Cáhuil”, “San Antonio de Petrel” y “El Puesto”) empiezan a participar de las Eliminatorias Nacionales del Fútbol Amateur que regía la Asociación nacional de Fútbol Amateur, ANFA.

Sin embargo, eran los clubes más antiguos, el Unión Pichilemu y el Arturo Prat quienes aportaban en estas Eliminatorias la mayor cantidad de jugadores. Incluso debemos decir que del D.A.P. surgió el primer jugador pichilemino que jugó en un club profesional: Eduardo Arias en el “Alianza” de Curicó, hecho que debiera constituir –o debe ser- un orgullo para su club de origen.

Muchos son los nombres de jugadores que pertenecieron al “Arturo Prat” y que, emulando a héroe de Iquique, también –en la cancha- dieron mil batallas por la camiseta azul, quedando en el historial de la institución.

Los hermanos Urzúa Quezada (Hernán y Sergio), los hermanos Pacheco Arzola (Manuel, Carlos y Sergio), Carlos “Domínguez” González, los hermanos Arias (Luis, Eduardo y Manuel), Modesto Carreño Carreño (el “Sapo” Livingtone pichilemino según los que lo vieron jugar). Entre los que siguieron y sobresalieron, están Hernán Olivos Vallejos, Guillermo y Mario Correa Arraño, Domingo Vargas Vargas, Enrique Vargas Carreño, Manuel Cortés Cabrera, Raimundo Galaz Morales, Manuel Carrasco y muchos más.

 

El D.A.P. participa con todas sus series en las competencias locales, donde en cada una de ellas ostenta importantes logros, como campeonatos, vice campeonatos, entre otros lugares. Incluso, campeones en calidad de invicto con su serie de honor (adultos).

Y desde hace pocos años ha cumplido el sueño de su Sede Social propia, construida en terreno que adquirieron ex profeso y posteriormente, construyeron su “casa”, producto de varios años trabajando la Ramada Oficial de Fiestas Patrias.

“pichilemunews” entrega con este modesto artículo sus saludos y felicitaciones por estos 70 años de vida deportiva y que cumplan muchos más.


Comentarios