Jueves, 28 de mayo de 2009

CAMBALACHE DEL SILENCIO: AYER FUERON PARLAMENTARIOS DE LA CONCERTACIÓN, HOY DE LA ALIANZA

 

Declaración Pública del concejal Roberto Córdova Carreño –quien desempeñó el cargo de alcalde suplente por unos meses- se pronuncia ante contradictoria actitud de parlamentarios de la Alianza por Chile, demostrando que éstas no “son patrimonio” de los parlamentarios de la Concertación.

Como tampoco los actos de complicidad, la corrupción y car ‘e callo con que actúan en política, donde un día se constituyen en adalides de la probidad, de la transparencia, pero al siguiente –si les conviene- echan la tierra debajo de la alfombra, se limpian las manos con servilleta y vamos apoyando –no importando la características del delito o magnitud de ellos- a quien, luego, tiene que pagarles con el voto de sus adherentes.

Es decir, tal cual titula el concejal Córdoba –parafraseando el Tango “Cambalache”- hoy es “el cambalache del silencio”.

“ …todos juntos, revolcados en el mismo merengue …”; pero a no olvidar que quienes hablan hoy, también tuvieron actitudes de “silencio” ante hechos indesmentibles de corrupción y se quedaron callados por “ordenes de partido” agachando la cabeza, metiéndola en la arena, ante delitos que –finalmente- fueron castigados por la Justicia.

Veamos que dice el concejal Córdova:

 “El actuar de los parlamentarios y los dirigentes políticos de la región, en lo general es bastante similar, sobretodo cuando se trata, de guardar silencio ante hechos de corrupción que son cometidos por sus aliados o seguidores políticos, y ante la opinión pública parecen ser en más de alguna oportunidad, como casi cómplices  y podríamos mencionar varios ejemplos de ellos, y que seguramente al lector,  más de alguno se le viene a la memoria”.

Y sigue: “Pero no deja de sorprenderme el actuar de los parlamentarios de la UDI, que en la audiencia que se llevó a efecto este miércoles 27 en el TER, para revisar la situación del Alcalde de Pichilemu, condenado por Fraude al Fisco contra el Municipio local, el Diputado Sr. Ramón Barros y el Senador Chadwick, estuvieran como los adalides del mencionado Alcalde, llama profundamente la atención, cuando estos mismos parlamentarios nos ofrecieron a la comuna de Pichilemu, durante la campaña del 2008, que ellos salvarían a Pichilemu, de la corrupción apoyando al Sr. Fortunato Bobadilla, como Alcalde y que los transformaron en su abanderado, porque todo el resto de los candidatos estaba vinculado a hechos corruptos incluido el Sr. Marcelo Cabrera, Alcalde la comuna, y ¿porqué me llama la atención?, porqué si no lo apoyaban cuando estaba acusado, lo apoyan hoy cuando está condenado por fraude al fisco, claramente hay una motivación electoral, lo que se persigue, es que la misma gente,  que apoyó al actual Alcalde en su momento hoy pueda apoyar al diputado y candidato Sr. Barros”.

 

Más adelante, el concejal informa que “la presencia de ellos (ayer), en la sala de la audiencia obviamente, no tiene sólo esa intención, sino que además, y no hay que ser tan iluminado para darse cuenta, es que buscan colocarle cierta presión política, ante la evidencia indesmentible de los hechos denunciados por los cinco concejales de la comuna, en que el Sr. Marcelo Cabrera, Alcalde (de) la comuna no debiera seguir ejerciendo porque perdió la calidad de ciudadano, cuestión que debe ser declarada en los próximos días por el TER. Un ex Presidente de la República, nos decía que en nuestro país las instituciones funcionan, creo que hay que estar atentos, si éstas funcionan o aún,  es tan fuerte el poder de los fácticos, que pueden debilitar el actuar de los jueces o ministros que deben fallar o pueden cambiar el sentido de las leyes y de la  normativa que nos rige, y que por lo demás son hechas por estos mismos parlamentarios”.

 

Finalmente, concluye: “Y como estamos nuevamente frente a una campaña electoral, lo más probable es que estos parlamentarios, al recorrer la región, nos harán grandes discursos de cómo debe defenderse la probidad en la función pública y que ellos serán los primeros en denunciar cuanto acto de corrupción exista, siempre y cuando no los beneficie”.

 

 

ROBERTO CORDOVA CARREÑO

Rut 10.102.660-4

Concejal Pichilemu.

97294759

Pichilemu, 27 de mayo de 2009


Comentarios