Martes, 09 de junio de 2009

Dónde están los líderes de Pichilemu

 

Por: Mónica Aguirre Aillapán

Periodista pichilemina

 

Hace tiempo que vengo reflexionando sobre la falta de líderes que se aprecia desde la distancia en Pichilemu. Estando lejos, en mi trabajo en la comuna de Colina y escuchando una radio local, me enteré del procesamiento de unos concejales de la comuna que me vio crecer. No lo pude creer y llamé personalmente al periodista que entregó la noticia, me dijo es así, está en Internet y de ahí para el resto del mundo.

 

Antes de esta noticia, supe también de la situación del ex alcalde de Pichilemu, Jorge Vargas, con quien tuve el gusto de trabajar algún tiempo en la municipalidad al igual que con otras personas  también involucradas, quizás injustamente.

 

Me extraña mucho que Pichilemu, se encuentre en esta situación, tan desprotegido y totalmente a la deriva. Lo percibo, cuando paseo por sus calles y  cuando en una portada leo que asesinan a un empresario.

 

Siempre estoy pendiente de las noticias y aunque busqué por toda Internet, no encontré ni una sola noticia sobre el triunfo internacional del equipo cheerleader del Colegio Preciosa Sangre. Sólo pude ingresar al espacio virtual creado por el mismo grupo. Pensé que saldría al menos en Zoomdeportivo, pero según me indicaron, no pasó nada.

 

Qué les cuesta hacer un lindo lienzo y destacar este logro internacional, increíble, impensable, macanudo y cuántas cosas  más. Sabían ustedes que los padres de los jóvenes que ganaron, todavía están pagando el viaje. ¿De qué sirve tanto esfuerzo? Ahí están los líderes del futuro.

 

Pichilemu, me preocupa y me ocupa. Formemos verdaderos líderes, dispuestos a trabajar por el bien común. Hay muy buenas iniciativas, como la reciente inauguración del Casino y todo lo que huela a cultura. Tienen tanto a su favor las nuevas generaciones. Cómo me hubiese gustado aprender a nadar en una piscina, aprendí en  ese hermoso mar con unas simples botellas plásticas, quizás podría haber jugado tenis en el bosque, en vez de jugar a las escondidas. A veces, siento que nací en otra época, ahora soy periodista y por eso, me doy el gusto de hacer esta columna de opinión para decirles que nos quedamos sin líderes, hay que formarlos, ahí está la tarea.


Comentarios