S?bado, 13 de junio de 2009

Emprendimiento hecho a mano en Pichilemu

diariopyme.com

 

Comenzó realizando artesanías en base a resina; cinco años después cuenta con su propia tienda, la que cada verano despierta el interés de los turistas que llegan hasta la ciudad, y que le ha servido para sustentar a su familia.

 

No sólo del surf viven los habitantes de Pichilemu, bien lo sabe Claudia Urra, una artesana oriunda de las hermosas costas de la VII Región, que supo transformar su arte, en un rentable negocio.

Portavasos, servilleteros, marcos para fotos, joyeros, y una gran variedad de distintos productos fabricados con sus manos y concebidos por su creatividad, forman parte del catálogo que ofrece su tienda de artesanías “Radiata”, y se han transformado en los souvenires más requeridos de este popular balneario.

Esta exitosa y esforzada artesana, cuenta que “gracias al Capital Semilla de Sercotec, pude adquirir los materiales necesarios para aumentar mi producción, pues se incrementaron las ventas y no tenía la capacidad para responder a la demanda”.

Y es que cada verano son miles los visitantes que llegan hasta Pichilemu, en busca de buenas olas y descanso, los que se encantan con sus delicados y elegantes productos, y no tardan en agotarlos de las vitrinas de su negocio, el cual mantiene desde hace ya cinco años.

Sin embargo, Urra reconoce que su trabajo en el último lustro no ha estado exento de dificultades. “Pichilemu tiene un periodo muy marcado de visitantes durante el verano, que baja radicalmente en otras épocas del año, lo que afecta las ventas, por lo que he estado estudiando la manera de entrar a nuevos mercados y no depender del verano y fechas especiales”.

Esta creativa emprendedora sostiene con orgullo que “mi negocio me ha permitido apoyar el desarrollo y crecimiento de mis hijos, dándoles lo que necesitan tanto en lo personal como en lo educacional,  lo que para mi es una enorme satisfacción verlos crecer sin que les falte nada”.

 


Comentarios