Viernes, 03 de julio de 2009

DOCUMURAL FUE PRESENTADO EN CASA DEL PESCADOR

Agrupación de audiovisualistas –denominada “Los Oberoles”- de Santiago presentó fase final del Docu-mural realizado en la Caleta de Pescadores de Pichilemu y que considero la realización de un mural relacionado con las actividades de los “hombres de mar” y su registro en video.

El trabajo que mantuvo a pintores, músicos, comunicadores audiovisuales, entre otros, por cerca de 45 días, permitió con el apoyo del Sindicato de Pescadores y Federación de Pescadores de Pichilemu –ambas presididas por Carlos Hugo Bozo- la confección de un mural monumental que rodea los muros de la caleta que semeja un barco.

Asimismo, contaron con el auspicio de pinturas Sipa, patrocinio de la Cámara de Turismo de Pichilemu, entre otras instituciones.

La obra –que ya dimos a conocer durante el pasado mes de mayo- contempló el retrato de viejos lobos de mar ya idos, como David Rojas Vargas, José “Castañón” Flores y Evaristo Vásquez Sanhueza. Asimismo, a los últimos “hombres de mar” que murieron laborando –Bozo, Escobar y Mella- hace ya una década más o menos. E igualmente, un par de personajes que son característicos de la caleta pichilemina.

La iniciativa es parte de un proyecto mayor del colectivo cultural Los Oberoles quienes presentaron la idea e inmediatamente fue acogida con entusiasmo por los dirigentes locales de los pescadores y agregándose otras como la asociación gremial de Turismo, aparte de un par de pintores locales que se unieron a los muralistas santiaguinos.

El acto formal de presentación del “Docu-mural” fue el domingo recién pasado y hasta allí llegaron numerosas familias de hombres de mar, representantes de Sernapesca, el alcalde Marcelo Cabrera y nada menos que la presidente de la Confederación Nacional de la Pesca Artesanal, CONAPACH, doña Zoila Bustamante Cárdenas, destacada dirigente del gremio que lidera desde hace año y medio.

Invitada a entregar su saludo en la ocasión, felicitó a los dirigentes locales como al colectivo cultural y a las instituciones que les han apoyado, pero también aprovechó la ocasión para dar a conocer la principal preocupación que le ocupa. Expresó: “Tenemos que seguir trabajando para que nuestros espacios no los sigan quitando …”, para agregar enseguida “es bueno que surjan estas alianzas de trabajo donde se involucra la pesca y el turismo; pero insto a defender los espacios que son nuestra fuente de trabajo. Y a las autoridades a no olvidarse de las promesas que han hecho …”

Tanto Carlos Hugo Bozo –en su calidad de anfitrión- dio su saludo a las autoridades, funcionarios, invitados especiales, como a la gente de su gremio, agradeciendo el apoyo a la actividad; en tanto que la presidenta de la Cámara de Turismo de Pichilemu, Ana María Becerra, agradeció la oportunidad de ser partícipe de ese hermoso proyecto, felicitando a sus autores.

Por su parte, el alcalde Cabrera en sus palabras de saludo manifestó que "en la medida que sigamos haciendo cultura, seguiremos creciendo como personas". 

LOS OBEROLES
Víctor Jolding fue el integrante del colectivo cultural encargado de referirse a la obra “Docu-mural”. Dijo: “Esta idea surgió como una idea loca, como muchas que a diario se nos ocurren a los artistas. La trabajamos, tiramos líneas y nos vinimos a Pichilemu a hablar con las organizaciones de pescadores y debemos decir con mucha satisfacción que tuvimos una acogida y respuesta inmediata, a la que se unió la Cámara de Turismo de Pichilemu y algunos pintores locales. Así también debemos decir que en el transcurso del desarrollo surgieron miles de dificultades. No obstante a ello, todas se fueron solucionando, gracias a la voluntad y compromiso de sacar adelante el proyecto”.

Tras su intervención, mientras se instalaba el data show para exhibir el registro audiovisual, el Trío musical “Tatamota” del mismo colectivo, interpretó cuatro hermosos temas con una maestría que llamó la atención. Boleros y tangos, entre otros ritmos fueron parte de su repertorio que pasó volando el momento para, finalmente, conocer desde el instante “cero” hasta concluir el mural que junto con mostrar las actividades desarrolladas por los pescadores, recuerda a pescadores artesanales fallecidos ya ancianos, como a quienes el mar les arrebató la vida, siendo ya adultos, pero con muchos años por delante y que el destino tronchó.

No podemos concluir esta nota, sin felicitar a cada uno de quienes participaron en la concreción del proyecto que –sin duda- será uno de los atractivos para los turistas. Al tiempo que, una vez, abogamos para que tenga larga vida, y sin la visita de aquellos que –sin ser artistas- andan dejando su marca de estiércol, manchando no solo obras artísticas sino propiedades públicas y privadas. 

       


Comentarios