Martes, 18 de agosto de 2009

COMUNIDAD PICHILEMINA JUNTO A FAMILIARES ESPAÑOLES DESPIDEN A “DON PEPE”, ASESINADO EL VIERNES PASADO EN SU CABAÑA 

Con la presencia de tres de sus hijos y una hermana, hoy a las 10 horas se realizarán las exequias fúnebres del ciudadano español, José Rubau Solés, quien fue encontrado muerto el viernes pasado en la cabaña donde residía en el sector de Playa Hermosa, en el balneario de Pichilemu.

El cuerpo del malogrado español –quien se había granjeado las simpatías de moros y cristianos, por su entusiasmo y trabajo en la defensa del Medio Ambiente y opositor a la construcción del Emisario Submarino- llegó desde el Servicio Médico Legal en Rancagua, a eso de las 18 horas de ayer; siendo trasladado a la Capilla de la Parroquia Inmaculada Concepción para proceder al velatorio.

Según una fuente de “pichilemunews” los familiares de la víctima estaban muy afectados. Sin embargo agradecían el apoyo y presencia de personas que esperaban la llegada del féretro y sus muestras de solidaridad ante la pérdida de su ser querido.

Esa misma fuente –que tuvo la ocasión de compartir con la hermana del fallecido, cuando vino a ver a su hermano y a conocer Pichilemu, se fundió en un abrazo y agradecía el cariño que le habían dispensado a su hermano en vida y ahora, al acompañarlos. Al tiempo que manifestaban tanto ella como sus hijos que lo único que pedían “que identificaran a él o quienes mataron a su ser querido, era justicia”.

Tras el oficio religioso, José  Rubau Solés será sepultado en el camposanto pichilemino, junto a los pinos y dunas de esa tierra que le cautivó desde que la conoció. 


Comentarios