Viernes, 21 de agosto de 2009

Liberan tres lobos finos de Juan Fernández y dos pingüinos magallánicos en Pichilemu

Fuente: www.lasegunda.com
 
Tres lobos finos de Juan Fernández y dos pingüinos magallánicos, fueron liberados frente a las costas de Pichilemu, en un operativo conjunto efectuado por personal del Servicio Nacional de Pesca y del Buin Zoo.
 
Los animales habían sido encontrados heridos, desnutridos y enfermos en distintos puntos del Litoral Central, como Papudo, Zapallar o el mismo Pichilemu y fueron devueltos a su hábitat tras semanas de recuperación y tratamiento en las instalaciones veterinarias del recinto zoológico.

En el marco de un convenio de colaboración, fueron derivados por Sernapesca al Buin Zoo, donde existe personal especializado e instalaciones suficientes para atender tanto a mamíferos como aves marinas.
 
Entre los especímenes se encontraba "Esperanza", una loba fina de Juan Fernández que debió ser trasladada de urgencia por Sernapesca a principios de julio, desde el Museo de San Antonio. Según consta en el informe veterinario, al momento de su ingreso la lobita pesaba 20 kilos, menos de la mitad de lo esperable para una hembra de esa especie.

Pese al complicado diagnóstico, los profesionales del parque zoológico lograron rehabilitar a ésta y a otros dos lobos de Juan Fernández (Sansón y Dalila) que junto a los pingüinos acapararon la atención de los vecinos y visitantes de Pichilemu a su llegada a esa localidad.

Así, primero se liberó a los pingüinos en la playa de Pichilemu, en medio de los aplausos de la concurrencia. Posteriormente, gracias al apoyo de la Capitanía de Puerto de Pichilemu y de pescadores artesanales, se facilitaron dos embarcaciones para internarse dos millas mar adentro para realizar la liberación del trío de lobos marinos.

Antonio Palma, funcionario del Departamento de Administración Pesquera de Sernapesca, destacó la liberación de estos mamíferos y su condición de especies protegidas. "Las poblaciones de lobo fino de Juan Fernández se han recuperado mucho en estos últimos años, y sabemos que esta especie en particular es muy migratoria, y de hábitos pelágicos, por eso es que son capaces de llegar hasta estas costas", explicó el especialista.

Asimismo, agradeció el apoyo de las oficinas de San Antonio y de la Dirección Regional de O'Higgins, quienes brindaron el apoyo logístico necesario para realizar la liberación.

Finalmente, Palma reconoció la "impecable" labor de Guillermo Rodríguez, veterinario del BuinZoo, responsable del tratamiento que recibieron estos animales.

Josefina Gutiérrez, veterinaria del Buin Zoo, manifestó por su parte su satisfacción por la recuperación de los tres lobos, especialmente de la lobita Esperanza, la cual llegó "en muy malas condiciones al zoológico, pero, afortunadamente, su estado mejoró culminando con su liberación".


Comentarios