Mi?rcoles, 26 de agosto de 2009

Intendente de O'Higgins renuncia tras cuestionamientos por intervención electoral

-  Héctor Huenchullán anunció su decisión, luego de considerar que su permanencia en el cargo "afectará injustamente la imagen" del Gobierno.

Fuente: www.emol.com 

RANCAGUA.- Sin aceptar preguntas y sólo mediante una declaración pública de seis puntos, el intendente de la Región de O'Higgins, Héctor Huenchullán, anunció su renuncia al cargo, luego de los fuertes cuestionamientos que recibió por una denuncia de supuesta intervención electoral en la zona, que llevó incluso a la Alianza a estudiar una acusación constitucional en su contra. 

"Hoy 26 de agosto he presentado mi renuncia voluntaria al cargo de intendente regional a Su Excelencia la Presidenta de la República, señora Michelle Bachelet Jeria, pidiéndole que sea aceptada y cursada a contar del 31 de agosto", dijo de entrada. 

"La decisión la adopté  tal como reiteradamente señalé que lo haría, porque me formé  la convicción personal de que mi permanencia en el cargo afectará  injustamente la imagen de mi Gobierno: 'Que prevalezca entonces el bien común por sobre el interés personal'", agregó. 

Huenchullán prosiguió su declaración afirmando que deja su  cargo "con la conciencia tranquila", pese a las críticas que recibió tras encabezar una reunión con candidatos a diputados de la DC, a la que también asistieron funcionarios públicos de la zona, a quienes se les solicitó previamente -vía correo electrónico- llevar una serie de antecedentes sobre sus reparticiones. 

A juicio del renunciado intendente, detrás de la denuncia realizada por los diputados Jaime Mulet (PRI) y Esteban Valenzuela (independiente), "está la 'teoría del desalojo' y lo que se busca es demoler la exitosa gestión del Gobierno". 

En ese sentido, sostuvo que está  convencido de que "todos los ciudadanos tienen legítimo derecho a efectuar denuncias serias y fundadas en relación con hechos que consideren irregulares", pero "no tienen el derecho a prejuzgar ni a distorsionar éstos por animadversión personal o por cálculos políticos pequeños". 

"Espero que mi decisión, que no es más que un pequeño gesto, contribuya a apaciguar los espíritus de todos los sectores políticos y a elevar el nivel del debate", concluyó Huenchullán, al tiempo que agradeció a la Mandataria por haberle permitido integrar su gobierno. 

La denuncia de los parlamentarios Mulet y Valenzuela es investigada por la Contraloría y el Ministerio Público. El caso se conoció a fines de julio, luego que la secretaria regional de la DC y funcionaria de la intendencia, Sara Romero, enviara un correo electrónico al menos a 10 militantes de su partido, que desempeñan cargos públicos en la región -entre ellos, Héctor Huenchullán- con el fin de que llevaran documentación de sus reparticiones a una reunión con los candidatos a diputados democratacristianos.


Comentarios