Domingo, 30 de agosto de 2009

PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO PUERTO
DECRETO SUPREMO ORDENÓ A HIDRÓGRAFO DE LA ARMADA EXPLORAR Y ESTUDIAR LA COSTA

Aunque nuestro titular podría hacer pensar y elucubrar sospechas –tal como hoy son blandidas por el gobierno peruano- de un plan destinado a prepararse para la guerra, el 30 de Agosto de 1872 –efectivamente- el Presidente Aníbal Pinto firmaba un Decreto Supremo que buscaba conocer las condiciones ideales para un gran puerto militar.

El texto de aquel decreto, decía: Ministerio de Marina. Santiago, Agosto 30 de 1872. S.E., con fecha de ayer, ha decretado lo que sigue: Nº 494. 1º Comisionase al Capitán de Corbeta don Francisco Vidal Gormaz para que, con arreglo a las instrucciones que reciba del ministerio de marina, proceda a practicar un reconocimiento de la costa comprendida entre la caleta Tuman (hoy Puertecillo, comuna de Navidad), y la boca del río Mataquito; y para que forme el plano del lago Vichuquén. En estos trabajos le servirá de ayudante el guardiamarina don Roberto Cueto.

2º El jefe y oficial nombrados gozarán mientras dure la comisión la gratificación que asigna a los ingenieros militares la ley de 18 de octubre de 1870, cuya gratificación les será abonada por la tesorería general con cargo a imprevistos de marina. Tómese razón y comuníquese.

A continuación de aquellos dos puntos venían una serie de instrucciones específicas a las que tenían que sujetarse y cumplir fielmente en el cometido oficial.

Cabe señalar que esa comisión llevó a ambos marinos a viajar en tren desde Santiago a Palmilla, hasta donde en esos años llegaba el ferrocarril a la costa.

Francisco Vidal Gormaz en su bitácora de viaje y en los informes dados tras terminada su misión, señala refiriéndose a Pichilemu, lo siguiente: “El caserío de Pichilemu se encontraba del todo despoblado y lo constituye una ranchería de madera y de barro del peor aspecto imaginable; no obstante en la estación del verano le da vida una gran concurrencia de gente que acude a la costa para tomar baños de mar. En esa época se improvisa una posada y se asean aquellos tristes albergues de construcción desplomada, para convertirlos en el edén de la concurrencia. Según las mil inscripciones que pudimos leer en los pilares y sus mal construidas puertas, aquel triste local ha sido el vergel de muchas humanidades, el alivio de algunos, el mal de otros y el horror nuestro; pues hasta la leña que solicitamos comprar para la confección de nuestro frugal almuerzo de campaña, nos fue negada con mal ceño. Principiábamos a experimentar las mil contradicciones que tiene que sufrir el viajero en aquellas inhospitalarias costas”.

Aunque lapidario el informe sobre la calidad física y humana encontrada en el lugar; el marino concluye en su informe que la rada de Pichilemu es el que mejor reúne una serie de características –aunque no las ideales- para la construcción de un Puerto.

Debemos decir que las motivaciones que llevaron a ordenar esa exploración y estudio, no fue la única que se realizó a las costas de Colchagua y Curicó, por cuanto durante muchos años se discutió en el Parlamento la necesidad de construir un gran puerto militar. Y muchos pensaban en ese tiempo que el mejor lugar era el puerto de Llico al unirlo –a través de un canal- al lago de Vichuquén. Era tan viscerales los argumentos de algunos que indicaban que en ese lugar la escuadra podría estar protegida en forma segura; sin pensar que la escuadra estando ahí podría ser sitiada y aniquilada en el lugar, y sin tener opción a librar batalla.

Poco a poco las ideas en ese sentido fueron quedando en el olvido, como también –pese a que se llegó a construir un Muelle en Pichilemu (1985) y a ser nombrado Puerto Menor el 15 de Julio de 1887, decreto firmado por el Presidente Balmaceda y que, ¡vaya contrasentido!, fue incendiado en los últimos meses de su mandato en el curso de la Revolución de 1891.

Posteriormente, el proyecto de un nuevo muelle fue por décadas el “caballo de batalla” que tenían los candidatos al parlamento y a la Presidencia de la República. Como también el camino pavimentado y otras obras de progreso para la comuna.

PROYECTOS
Este hecho que pertenece a la historia de nuestra comuna, será parte de los numerosos hitos que marcan la vida de esta parte de la costa –otrora Colchaguina- hoy “cardenalina” y que será tratada en el documental “PICHILEMU: Así éramos ayer, así somos hoy ..”; proyecto que concursó y postuló al Fondo de Fomento a Medios de Comunicación, al que convoca el Ministerio Secretaría General de Gobierno, Región de O’Higgins, año 2009.

A este concurso pueden postular todos los medios de cada región del país: TV, Radio, Diarios, Periódicos, Revistas, Portales de Internet.

A nivel regional fueron aprobados 20 proyectos. Y de éstos –de los medios que postularon por Pichilemu- solo tres alcanzaron el puntaje necesario para acceder a los recursos: Radio Isla FM, el periódico “El Expreso de la Costa” y nuestro portal, www.pichilemunews.cl

En cuanto tengamos detalles de los proyectos de nuestros colegas en las comunicaciones –Radio “ISLA” FM y Periódico “El Expreso de la Costa” estaremos informando en qué consisten sus iniciativas beneficiadas con recursos para llevarlas adelante.


Comentarios