Mi?rcoles, 30 de septiembre de 2009

30 AÑOS CUMPLE LA PROVINCIA CARDENAL CARO, EN LA REGIÓN DE O’HIGGINS

-  El sábado 10 de octubre se realizarán diversas actividades conmemorativas, organizadas por la Gobernación.

“Por ser una zona históricamente deprimida …”, fue una de las razones fundamentales que se tuvieron en consideración al crearse la provincia Cardenal Caro hace 30 años, tras alrededor de cuatro años de estudios de la Comisión Nacional de Reforma Administrativa que se creo para dar vida a cinco nuevas provincias en el país.

Diversos factores y razones de ordenamiento territorial y administrativo entremezclado con algunas de tipo político fueron también las que en diversas épocas han llevado a crear o suprimir unidades territoriales en determinados momentos.

Una situación similar es la que se vivió no hace muchos años cuando se crearon dos nuevas regiones: la Región de los Ríos (XIV) y de Arica y Parinacota (XV).

Hace poco más de un mes se promulgó en el Diario Oficial, el 25 de Agosto recién pasado, la creación de la nueva Provincia de Marga Marga, que reúne a las comunas de Quilpue –su capital- Villa Alemana, Olmué y Limache, en la Región de Valparaíso. Su puesta en marcha será el 11 de marzo de 2010.

La cristalización de la provincia Cardenal Caro se produjo el 3 de Octubre de 1979 con la firma del decreto in situ por el entonces General Augusto Pinochet Ugarte, Presidente de la Junta Militar, en un acto público en la Avenida Ortúzar de Pichilemu. Frente al otrora Hotel España se levantó un estrado donde las autoridades militares y civiles presidieron el acto en que la rúbrica presidencial creo oficialmente la unidad administrativa y territorial con seis comunas del secano costero de la antigua provincia de Colchagua: Navidad, Litueche, La Estrella, Marchigue, Paredones y Pichilemu, su flamante capital.

La comunidad provincial a través de delegaciones compartieron una cena en honor de las autoridades y como celebración del magno momento, que tuvo como escenario la tradicional Pista Municipal. Ahí casi un millar de personas agradecieron a las autoridades la creación de una provincia que abría una esperanza de progreso y un gran horizonte de desarrollo, el que innegablemente empezó a construirse a partir de entonces.

Son muchas las obras que –en cada comuna- se empezaron y terminaron, dándole a cada una de ellas mejor calidad de vida en prácticamente todas áreas: mejoramiento de las vías de comunicación (caminos) y comunicaciones, en la salud (hospitales, postas y policlínicos), en la educación (nuevos liceos e internados), en el deporte (gimnasios y estadios), vivienda (nuevas poblaciones), etcétera, etcétera. Al tiempo que se fueron instalando oficinas públicas de los diferentes servicios a nivel provincial.

Sin embargo, no obstante a que tras el gobierno militar, el progreso y desarrollo siguió materializándose y consolidándose, con energía eléctrica y agua potable a casi todos los sectores rurales –entre otros avances- no es menos cierto que aún al cabo de 30 años hay servicios que se esperan: un ejemplo de ello es la anhelada Tesorería Provincial por una parte y, también, la posibilidad de que las condiciones de la infraestructura hospitalaria sean mejores y, sobretodo, con la atención de médicos especialistas, algo que en todo caso se ve cada día más lejana que cercana con las políticas de salud existentes.

Al recordar los treinta años de la provincia, no podemos dejar de mencionar a los civiles que estuvieron en primera línea luchando desde que a través de las páginas del Diario La Tercera diéramos a conocer los primeros indicios y pasos de los estudios que, entre líneas, se nos estaban anunciando en orden a la conformación de una nueva provincia en la costa y que –de cierta manera- reemplazaría al frustrado Departamento Cardenal caro creado por el Presidente Salvador Allende tan solo un mes y días antes del 11 de Septiembre; dejándolo el nuevo gobierno como “letra muerta”.

En efecto, el año 1976 publicamos en La Tercera lo que podría suceder y las expectativas que nacían a partir de aquello de ser realidad una nueva provincia.

Muy pronto la comunidad civil se organizó y ahí estuvieron Lautaro Arce Vásquez, el Padre Enrique Padrós Claret, Osvaldo Vidal Vidal, Flavio Álvarez Jorquera, Enrique Romero Lorca, Modesto Carreño Carreño, el alcalde de entonces Eduardo Parraguez Galarce y luego quien le sucedería pocos meses antes de crearse, Lino Vargas Jorquera.

Y muchos otros más que se fueron sumando a medida que las circunstancias hacían necesario sumar apoyos y voluntades ante los requerimientos que hacía la autoridad militar regional –en aquel entonces Miguel Alfonso Doren- quien en un par de ocasiones llegó a “presionar” a los dirigentes y a la comunidad, incluso amenazando que si no se cumplía con tal o cual cosa, la capital se podía ir a otra comuna.

Ante ello Pichilemu no se amilanó e incluso junto con dirigentes y autoridad comunal contestamos ante las pedidas y veladas amenazas.

No obstante con los años hemos ido comprendiendo que esa era la única manera de hacer reaccionar a la comunidad y principalmente a quienes encabezaban el Comité Pro Provincia Cardenal Caro para que se comprometieran cabalmente, de tal forma que “se pusieran” y mostraran con hechos su compromiso con todo lo que venía por delante.

Por suerte se reaccionó y fue así como el denominado Comité estuvo al menos por casi dos años financiando el arriendo del edificio que albergó el funcionamiento de los primeros años de la Gobernación Provincial –en dependencias del ex Hotel City- mientras se construía el edificio ex profeso para ese fin.

El gobierno militar nombró –en primera instancia- como Delegado Provincial al arquitecto Marcelo Nogueira Hidalgo, para más tarde confirmarlo como el primer gobernador de la provincia. Y tras el retorno de la democracia, se sucedieron Hernán Vieira Herrera, Rolando Cárdenas Ibarra, Cristián Oyarzún Estay, Saúl Bravo Gallegos, Fabricio Jiménez Mardones, Hernán San Martín Valdés y la actual gobernadora Loreto Puebla Muñoz.

Muy atrás, a principios del siglo pasado –exactamente en el año 1913- también se discutió en el Parlamento la iniciativa de una provincia, pero –como ocurre con muchas iniciativas, hasta hoy- se entrampó y durmió hasta que una idea semejante irrumpió en el gobierno de Salvador Allende, donde la impulsó el diputado radical, Dr. Ríos, hasta que salió aprobado el Departamento Cardenal Caro, pero que pese a ser publicado en el Diario Oficial no alcanzó a funcionar a raíz del gobierno de facto que se instauró.

No obstante este mismo gobierno de facto, fue el que pocos años más tarde creo la PROVINCIA Cardenal Caro junto a otras cuatro en el país el año 1979.

FESTEJOS
Según u comunicado que nos llega cuado preparábamos este artículo recordatorio, nos llega el programa con el cual se conmemorará estos 30 años, el día 10 de Octubre de 2009.

Es como sigue:

-          Misa de Acción de Gracias en la Parroquia Inmaculada Concepción, a las 11 horas.

 

-          Desfile Cívico Militar en la Avenida Costanera, frente al edificio de la Gobernación Provincial, a las 13 horas.

 

-          Vino de Honor en la Pista Teatro Municipal, a las 15 horas.   

 

 

 

--


Comentarios