Lunes, 05 de octubre de 2009

LA FOLCLORISTA DE AMÉRICA –MERCEDES SOSA- Y SU AMISTAD CON JORGE ARAVENA LLANCA

La folclorista Mercedes Sosa y Jorge Aravena Llanca, en una foto tomada en 1966.

Mientras en todo el mundo de la cultura, de la música, se llora y se hacen recuerdos de la trayectoria de la folclorista argentina y de América, Mercedes Sosa, a raíz de la publicación que también hicimos ayer –que lamentablemente no está todo lo visible que quisiéramos- nos llega algo que nos imaginábamos, pero que no teníamos la certeza de aquello.

Nuestra imaginación nos llevaba a preguntarnos de una eventual relación y amistad de nuestro artista –“Hijo de Pichilemu”- Jorge Aravena Llanca con la hoy difunta artista trasandina.

¿Por qué?, pues sabemos y conocemos por nuestro intercambio epistolar que Jorge Aravena Llanca conoció y participó de muchos encuentros del mundo cultural, tanto en Chile, como en Argentina y Ecuador, con escritores, poetas y artistas del ámbito latinoamericano. De hecho conocemos y tenemos varias fotos donde aparecen esas eminencias de las letras y la cultura y donde Jorge aparece como uno más entre ellos, compartiendo, guitarreando, cantando.

Es así como en éstas, están Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Jorge Luis Borges, Julio Cortazar, Mario Benedetti, solo por nombrar a algunos que los tenemos más presente. Lista a la que se agrega la gran Mercedes Sosa.

No obstante, debo confesar que nunca le pregunté y él tampoco se acordó de lo que él –hace algunas horas- me envía.

Ahora me digo , cómo no ….

Del texto que me envía me cuenta algunos pormenores que dicen más o menos lo siguiente:
Dentro de las programaciones que tenía la antigua DDR, República Domocrática Alemana (ex comunista),los artistas que llegaban a “esta otrora Alemania”, pasaban hacia el lado capitalista, donde eran muy bien pagados dentro de programaciones espectaculares. Es por ello que el año 1984, Mercedes Sosa junto a un grupo de argentinos y latinoamericanos llegaron a Berlín West.

Estas fotos que complementan esta nota son la prueba de una antigua amistad, o cordial reconocimiento, con la cantante y Jorge Aravena Llanca.

Ambos se conocieron en 1966 en Buenos Aires, oportunidad donde Jorge –sí, nuestro Jorge Aravena Llanca- le enseñó los acordes para guitarra y le proporcionó la melodía y la letra de la Tonada de Manuel Rodríguez de nuestro poeta Pablo Neruda, que Mercedes Sosa de inmediato la grabó con su voz ya de gran popularidad.

La Tonada de Manuel Rodríguez –nos informa Aravena Llanca-  junto con la canción de Violeta Parra "Gracias a la vida" y "Sólo le pido a Dios" de León Gieco, se constituyeron en Alemania en el éxito más recurrido de todas las canciones folklóricas en ambas sociedades de la Alemania dividida.

Ahora que se cumplen 20 años de la caída de la muralla, se ha revitalizado, con la muerte, la figura de Mercedes Sosa y se han vuelto a escuchar las canciones que ella puso de moda en toda Europa en esos tiempos de la trágica división alemana.

Esto es en síntesis lo que sin duda es un orgullo para nuestro coterráneo que –para algunos que no conocen de su trayectoria- vivió gran parte de su infancia y juventud en Buenos Aires, Argentina, hacia donde sus padres emigraron a ese país junto a sus hermanas y donde una o dos aún están por esos lares, mientras Graciela reside en Viña del Mar.

Un orgullo que nos llega por toda la admiración que sentimos por este pichilemino que no ceja en pensar en la tierra de sus ancestros y donde –según ha confesado en más de una ocasión- ha dicho “Quiero volver a Pichilemu” parafraseando al título de su tonada canción, uno de los temas que sale siempre junto a otros de su creación –como el “Invierno Cruel”, de Hugo Díaz Jirón- a la hora de animar una jornada de camaradería y donde la nostalgia invade los corazones.


Comentarios