Viernes, 06 de noviembre de 2009
Mientras cumple 45 años de vida institucional “con altos y bajos”
COMODATO DE ADMINISTRACIÓN DEL AERÓDROMO MUNICIPAL LOGRÓ CLUB AÉREO LOCAL POR 25 AÑOS
 
Un comodato de administración del aeródromo local logró el Club Aéreo de Pichilemu, CAP, entidad aviática que el pasado 2 de noviembre recién pasado cumplió nada menos que 45 años de vida institucional.
Los términos y cláusulas del documento fue acordado hoy en la sesión del Concejo Municipal, informó el propio alcalde titular, Roberto Córdova Carreño a través del noticiero de radio “Entre Olas”.
Dando detalles del documento, la autoridad edilicia señaló que en una parte del Aeródromo Municipal será destinada a zona de juegos para beneficio de los niños y juventud del sector.
La iniciativa puesta en el documento a sugerencia del CAP considera alrededor de 6.000 m2 –que quedarán aislados, inmediatamente en el lado norte del Hangar- en la que se construirá infraestructura deportiva.
Será el propio Club Aéreo de Pichilemu quien se comprometió a construir una multicancha. Toda esa área será administrada directamente por el municipio a fin de determinar el modo de uso que tendrá esa infraestructura deportiva y recreacional.
El comodato permitirá dar cumplimiento –por una parte- a las exigencias de la D.G.A.C. que se traducen en una serie de trabajos y obras para darle mayor seguridad a las operaciones aéreas, a raíz de la continúa y persistencia de personas que arriesgan sus propias vidas y las de pilotos cuando incursionan intrépidamente a la pista de aterrizaje.
Los trabajos contemplan obras para evitar ese tipo de acciones, al tiempo que igualmente se deberá hacer inversiones en carteles de advertencia, los que históricamente son sacados por personas que no entienden que la propiedad ya pública, municipal y privada, debe respetarse.
 
GRAN PASO
La firma de este nuevo Comodato de Administración es un gran paso y salto, pues desde varios años los últimos alcaldes -visionarios y “con alturas de miras”- iban tirando la pelota para que negros personajes entraran a jugarse por la desaparición del Aeródromo Municipal y hacer pingues negociados.
Felizmente la nueva administración –con más visión de futuro- da un espaldarazo al Club Aéreo de Pichilemu y éste pueda llevar adelante, Dios mediante, el plan de trabajos que tiene proyectado.
Cualquier balneario que tenga aspiraciones de progresar y mejorar sus vías de acceso quisieran tener una infraestructura semejante, como la tiene Pichilemu, y sin duda que, ahora, se podrán realizar las gestiones para lograr la pavimentación de la pista de aterrizaje, losa de prueba, losas de carreteo y estacionamiento de aeronaves.
Otras sugerencias del CAP, de disponer áreas para infraestructura donde Bomberos pudiera tener una Compañía –más cercana al vasto sector de Infiernillo y Playa Hermosa- y para un Retén de Carabineros, por ahora según el borrador del Comodato que tuvimos a la mano, quedarán quizás para más adelante, como otras iniciativas, que sin dudas permitirían darle mayor seguridad a la población residente.
“pichilemunews” –que es parte del Club Aéreo de Pichilemu- manifiesta las felicitaciones a las autoridades comunales por su visión y disposición; como también al directorio del CAP y sus socios –nuevos y antiguos- que están trabajando con renovados esfuerzos.
Esto que ha pasado hoy significa mayores desafíos, aparte de los ya indicados, como lo es poner en vuelo al avión de instrucción Cessna 150 que permanece guardado en las instalaciones del Museo Aeronáutico, en Santiago.
Este avión fue llevado en un vuelo ferry, al Aeródromo Los Cerrillos poco antes que fuera cerrado. Allí fue llevado para un presupuesto de reparación, pero las cosas se precipitaron y el avión ya no pudo ser sacado del lugar, sino buscar el espacio en el Museo para resguardarlo hasta ahora.

Comentarios