Lunes, 23 de noviembre de 2009

Ese viejo proyecto trasandino que ha postergado una iniciativa regional

Fuente: www.elcachapoal.cl  - Por David Pérez Arce  -  Periodista 

Ya falta poco para el final, me comentó uno de los tantos luchadores empedernidos, que espera con ansiedad el que se concrete el Paso Las Leñas.

Si nos vamos a recorrer la historia, nos encontramos que a la llegada de los Conquistadores Españoles a la Villa  Santa Cruz de Triana, en 1743, este paso fronterizo existía, pues era un camino de tierra, que aprovechando las condiciones del terreno, unía los oncéanos Atlántico con el Pacífico.

Paso fronterizo que sirvió para que atravesara la Cordillera de los Andes, José de San Martín, quien fue invitado, por el Libertador Bernardo O’Higgins, a reposar en Termas de Cauquenes, cuyas aguas le permitieron recuperarse de sus dolencias. Esto es algo histórico, no se puede borrar. Tampoco podría esconderse, la fecha del 27 de noviembre del año 1909, cuando concluyó la apertura para poner en marcha el proyecto Trasandino de Los Andes.

Era un gigantesco socavón que cruzó el macizo andino, quedando a la espera, la instalación de la línea férrea para poner en marcha un proyecto de larga data.

Ha pasado más de un siglo, y la tecnología fue el factor que llevó a sucumbir esta iniciativa.

A los trenes, de trocha angosta, le salieron los camiones, cada día más potentes, más veloces, los que permitían elevar el tonelaje de carga a transportar, situación que se mantiene hasta el presente.

La dificultad actual, es que el Trasandino, como solución de convertirse en una vía de transporte por ferrocarril, quedó eliminada en la década de los años 80, estamos hablando del siglo pasado.

La carga ha ido en aumento, y ya no hablamos de dos millones de toneladas de carga de mercaderías, pues esta cifra alcanza, en estos momentos, a los 14 millones de toneladas con la advertencia, que debiera llegar, en pocos años, a la no despreciable carga de 20 millones de toneladas anuales. 

No es posible resucitar un viejo proyecto, pese a que en estos momentos se habla de una inversión de 3.700 millones de dólares.

Nuestras autoridades de Gobierno, por seguir pegados a esa vieja idea, desechan la posibilidad de dar paso a este proyecto de la Región del Libertador, el Paso Las Leñas, que atravesando la cordillera con un túnel de 13 kilómetros, de baja altura, permitiría mantener una conexión terrestre, las 24 horas del día, durante los 365 días del año y poder, con ello, ocupar nuestros puertos, para que los productos puedan llegar a los mercados de Europa y Asia con mayor rapidez.

Queda, de verdad poco tiempo, a las actuales autoridades, a quienes la historia les pasara la cuenta, el haber dejado pasar tantos años sin dar paso a esta iniciativa, que es una inversión privada de solo 450 millones de dólares que es todo un desafío para el comercio de los tiempos del Siglo XXI.

 


Comentarios