Martes, 24 de noviembre de 2009

JOSÉ ARRAÑO, EL PROLÍFICO ESCRITOR –DOS LIBROS- Y CENTENARES –QUIZÁS MILES- DE ARTÍCULOS EN DIARIOS, MURIÓ A LAS 15.20 PM

 El autor de dos libros –“Pichilemu y sus alrededores turísticos” y “Hombres y cosas de Pichilemu”- José Arraño Acevedo murió hoy a las 15.20 horas en el Hospital de Pichilemu, tras permanecer tres días internado allí, donde al parecer tuvo una recaída de una bronconeumonía que le tuvo hace unas semanas hospitalizado en el mismo centro asistencial.

No hace más de diez días al enterarnos de su delicado estado de salud, “pichilemunews” le fue a saludar a él y su esposa Mercedes, quien también por aquellos mismos días estuvo hospitalizada de lo mismo, según contaron. Y pese a que aún se le notaba un alicaído ánimo, no era para suponer un desenlace como el que nos comunica Radio “Entre Olas” FM y uno de las decenas de amigos de José Luis, su único hijo varón.

José Arraño de casi 90 años de edad, deja a quien era su esposa Mercedes Lizana y a dos hijos adultos.

ESCRITOR INCANSABLE
José Arraño, fue un prolífico autor de centenares de artículos que enviaba simultáneamente a diarios y periódicos de Santiago y regiones, transformándose –como su hermano sacerdote jesuita, también fallecido- en un notable colaborador, en donde –siempre- destacaba algún rincón de su querido Pichilemu que no se cansaba de alabarlo y donde su pluma se inspiraba en cada lugar.

También, por años, tanto en Radio “Atardecer” FM como en Radio “Entre Olas” FM de su bolsillo financió un programa radial dominical denominado “La hora de José Arraño Acevedo” donde abría cada edición con su característico vozarrón “QUÉ LINDO ES PICHILEMU” para seguir saludando a sus auditores y los santorales. Y luego desarrollar sus interesantes temas relativos a Pichilemu y donde su tío el cardenal José María Caro Rodríguez era motivo casi semanal.

Su indudable contribución al conocimiento de Pichilemu –fuera de sus fronteras- le valió una serie de intenciones de reconocimientos de diversas autoridades –tanto en el regimen militar como democrático- pero su modestia, por una parte, y su especial carácter, lo hicieron rehuir toda clase de halagos. Al contrario, era común en él en reconocer los méritos de los demás.

“pichilemunews” hace llegar sus sentidas condolencias a sus hijos, a su esposa Mercedes, a su hermano Guillermo –profesor jubilado- y a todos sus familiares, y los sentimientos de cristiana resignación ante la sensible pérdida del ser querido.

Estaremos atentos a conocer mayores antecedentes para informar sobre sus funerales, hora y lugar.

 


Comentarios