S?bado, 05 de diciembre de 2009

FAMILIARES ENCONTRARON CUERPO DE PESCADOR ARTESANAL DESAPARECIDO AL VOLCARSE BOTE

En las primeras horas de hoy sábado, familiares del pescador artesanal desaparecido el jueves, encontraron el cuerpo de Rubén González Vargas (36) quien desapareció al volcarse el Bote ”Franja” que era tripulado por otros dos pescadores y que salvaron a nado.

En efecto, así nos lo acaba de informar el director de Radio “Entre Olas” FM, Jorge Nasser, quien se comunicó con “pichilemunews” vía telefónica desde el mismo lugar, la en donde se encontró, playa “Las Quiscas”, sector más al norte de Tanumé.

Según informó Nasser, familiares del pescador estaban desde el mismo día jueves buscándolo y pernoctando en el lugar. Y fueron ellos quienes hoy lo encontraron entre los roqueríos.

LAS QUISCAS
Para llegar al lugar, Nasser señaló que junto a personal de la Capitanía de Puerto de Pichilemu debieron caminar cerca de 20 minutos entre roquerios, siendo imposible el acceso con un vehículo hasta ese lugar, lo que será un problema para que personal del Servicio Médico Legal de San Fernando pueda acceder al lugar y levantar el cuerpo.

Este será llevado a San Fernando para el procedimiento de rigor, tras las instrucciones del nuevo Fiscal de Pichilemu, quien descartó otro medio, como por ejemplo el mismo helicóptero del piloto y dirigente del Clun Aéreo local, Alex Habibeth, que el primer día al menos participó de la búsqueda del pescador.

En el momento del llamado –hace unos minutos- hasta el lugar se había hecho presente la esposa –Patricia Flores Martínez- y Nicolás uno de los hijos del pescador desaparecido, quien –según las informaciones de Nasser- al menos los padres del pescador residen en Pichilemu, en la Población Los Jardines, quienes al visitarlos le facilitaron una fotografía en donde aparece el desafortunado hombre de mar, en una actividad social.

El pescador tenía tres hijos: Nicolás (16), Marilyn (10 ) y Judhit (9).

 

Consultado en donde serán los funerales, Nasser indicó que todo hace pensar que serán en Pichilemu, al menos que su esposa e hijos decidan otra cosa, ya que ellos residían –por razones de trabajo- en la localidad y balneario de Matanzas, en Navidad, en la misma provincia Cardenal Caro.    


Comentarios